Inicio / “Portar el camuflado de su Fuerza Aérea es el logro de un sueño”

“Portar el camuflado de su Fuerza Aérea es el logro de un sueño”

“Desde niño miraba el cielo, me visualizaba estar en el aire, sirviendo y aprendiendo; recuerdo con orgullo mi ingreso a las filas del servicio militar un 27 de julio del 2009, ya una vez prestando mi servicio militar en el Comando Aéreo de Transporte Militar-CATAM, confirmé mi vocación de servicio con la sociedad”, menciona el Técnico Tercero Cristian Cortés Molina, Suboficial de su Fuerza Aérea Colombiana.

Aprendió a querer los símbolos patrios y recuerda con una sonrisa en su rostro una visita muy especial de las escuelas de formación en CATAM, que lo impulsó a seguir soñando y se propuso realizar todo el proceso de incorporación para pertenecer a su Fuerza Aérea Colombiana.

Su apoyo más grande ha sido Carmenza Molina, su mamá, quien una vez Cristián le planteó la idea de ser Suboficial no dudó en animarlo a continuar forjando su futuro y hacer realidad uno de sus tantos sueños; el 26 de diciembre recibe la gran noticia de iniciar en la Escuela de Suboficiales "CT. Andrés María Díaz” en Madrid- Cundinamarca, y forjar un nuevo camino hacia la excelencia.

El 12 de enero de 2010, dejó de ser soldado del aire para convertirse en Suboficial; inició este rumbo con una maleta llena de sueños y metas por cumplir, menciona que la escuela le enseñó a forjar su carácter y a valorar su familia, creando así mismo, otra familia y nuevos amigos con los que compartiría momentos inolvidables durante su formación.

Pertenece a la especialidad de Comunicaciones Aeronáuticas, enfocado en Defensa Aérea, en la actualidad tiene cerca de 3.500 horas de vigilancia que le han dado conocimiento y pericia para desarrollar y contribuir al conocimiento del espacio aéreo; asumiendo a diario este reto con responsabilidad.

Luego de tres años de formación militar y académica, recibe su primer título como Aerotécnico; es el único militar de su familia, ha sido el orgullo de ellos y le agradece a su madre por haberlo motivado y apoyado a seguir adelante con sus proyectos y a soñar.

Una vez finalizado su aprendizaje en ESUFA, es trasladado al Comando Aéreo de Combate Nº 3 en Malambo - Atlántico desempeñándose como coordinador de idiomas, ampliando sus conocimientos en esta área y creando un gusto en este campo.

En la actualidad, hace parte del Departamento de Acción Integral del Grupo Aéreo del Oriente en Marandúa, Vichada; ha conocido de primera mano las áreas de responsabilidad más vulnerables de este territorio y dice que reafirma una vez más su vocación al servicio de la comunidad, desarrollando programas y campañas en

beneficio de dicha población, con el fin de transmitir este amor de patria a todos aquellos que se encuentren en los rincones más apartados de nuestro país.

“Esta época de pandemia no ha significado dejarlo atrás o abandonar a los habitantes del oriente colombiano, todo lo contrario, representa una responsabilidad de protección y amparo, reafirmando los lazos de hermandad con los vecinos vichadenses, hemos tenido que reinventarnos como Institución, gracias a la Operación San Roque hemos estado presentes en el Vichada”, menciona Cortés frente a la llegada de la emergencia sanitaria por el COVID-19 y las medidas de bioseguridad decretadas por el Gobierno Nacional.

Es oriundo de Purificación, Tolima, un hombre que no para de soñar y una vez su etapa en GAORI finalice, desea ser instructor de inglés y continuar con su vocación de servicio aportándole a las personas todo su conocimiento, sin dejar a un lado la parte operativa en defensa aérea; es un ejemplo para sus hermanos y recalca que portar el camuflado es un orgullo pero a la vez una responsabilidad, un gran logro lleno de sacrificios que valen la pena.

Autor: 
Subteniente Alexandra Quintero
Enviar a un amigo
Compartir