Se encuentra usted aquí

3 de marzo, día internacional del cuidado del oído

Cuidar la audición es fundamental porque gracias a ella nos podemos comunicar con los demás, nos ayuda a mantener el equilibrio, prevenir infecciones y es sin duda alguna una facultad para tener un óptimo desarrollo educativo y profesional

En la actualidad, adolescentes y jóvenes se han convertido en el objetivo de todas las campañas de prevención, pues son el público con mayor riesgo de padecer pérdida de audición, debido a las nuevas tecnologías y el uso nocivo de aparatos de audio personales, como celulares y reproductores.

Así como la constante exposición a niveles de ruido en lugares como clubes nocturnos, discotecas, bares, pubs y eventos deportivos y la actual costumbre de escuchar música a gran volumen y por largos periodos supone una seria amenaza para la audición y un serio peligro para la salud auditiva.

Es por ello que la Dirección de Sanidad FAC, en el marco del "Día Internacional del Cuidado del Oído y la Audición", hace un llamado a los usuarios y beneficiarios del Subsistema de Salud para que podamos escuchar sin riesgos y así generar una cultura en el cuidado de la salud auditiva.

Las recomendaciones básicas son:

• Mantener el sonido en los niveles de seguridad, se recomienda escuchar la música a un nivel que permita oír la conversación de gente a su alrededor y al mismo tiempo, que ellos no tengan que gritar para ser escuchados.

• Utilizar auriculares de diadema o de casco. Los auriculares de botón o de inserción en el oído, aumentan la intensidad del sonido.

• Limitar la cantidad de tiempo y volumen de escucha. No es necesario interrumpir su uso definitivo, sino hacerlo de forma prudente.

• Realizar exámenes auditivos periódicos especialmente si presenta alguna dificultad para distinguir los sonidos del habla o del ambiente; para ello puede solicitar cita a través del Call Center al 353 56 16, con Medicina General o Audiometría para que llegado el caso lo remita al otorrinolaringólogo.

• El uso continuo de audífonos puede generar infecciones en los oídos debido a la proliferación de bacterias y hongos, esto es a causa de la humedad y del sudor que se genera en el canal auditivo; para evitarlo se debe mantener una óptima limpieza de los audífonos, especialmente los de inserción.