11 Nov 2016

Acción Integral

Estrategia para asegurar el control territorial y la protección a la población

La Doctrina de Acción Integral, enmarcada en la Política de Consolidación de la Seguridad Democrática, constituye una estrategia para asegurar la acción social del Estado y el uso legítimo de la Fuerza, de esta manera, la Fuerza Aérea Colombiana en coordinación con instituciones públicas y del sector privado, ha desarrollado una importante labor con la población, especialmente en las zonas más vulnerables a la acción delictiva de los grupos armados ilegales.
A través de las campañas de Acción Integral, se ha logrado llegar a los más remotos lugares de la geografía nacional con una labor decisiva que ha permitido contrarrestar los efectos negativos de fenómenos como el narcotráfico, la delincuencia y el terrorismo, además de lograr el apoyo y respaldo de toda la población, resultados que han generado mayor legitimidad en el cumplimiento de la misión institucional.

El importante trabajo que realiza la Acción Integral ha estado acompañado de un sinnúmero de actores en la escena nacional e internacional, como parte de un trabajo conjunto con las instituciones del Estado, las autoridades locales, las agencias de cooperación internacional, las organizaciones no gubernamentales, las organizaciones civiles y el sector privado. Esta coordinación ha permitido que el Plan Corazón Amigo, las Campañas Piloto por un Día e Identidad Nacional, y las Jornadas Interinstitucionales tengan un impacto positivo en los colombianos, quienes ven en la Fuerza Aérea una Institución que vela por la protección y el bienestar de la población civil.

La estrecha cooperación entre la Fuerza Aérea Colombiana y algunas organizaciones de carácter privado, ha permitido brindar una mayor cobertura a las necesidades de las poblaciones visitadas, pero sobretodo, ha generado una mayor responsabilidad para que esta sea una estrategia continua y sostenible. Organizaciones como Operación Sonrisa, Healing the Children, y Alas para la Gente, así como, el Centro de Coordinación de Acción Integral, entre otras entidades, hacen parte de un conglomerado de actores que con su trabajo han fortalecido la presencia estatal en cada rincón del país, permitiendo además el reconocimiento internacional a la labor que realiza la Acción Integral en Colombia, con actividades y programas encaminados a mejorar aspectos como salud, educación, recreación y recuperación social en general.

Por su parte, el trabajo con las comunidades vulneradas por el flagelo de la violencia, avanza en el reconocimiento y protección de los Derechos Humanos y de la Fuerza Pública como garante de los mismos, resaltando el compromiso que las Fuerzas Militares y de Policía tienen con sus compatriotas. Como parte de este proceso, se ha fortalecido la estrategia para

Fomentar la desmovilización de quienes integran grupos armados ilegales, destacando los beneficios que genera el acogerse al Programa de Atención Humanitaria al Desmovilizado, PAHD, del Ministerio de Defensa Nacional, labor apoyada por una acción sicológica que desarrolla estrategias como el perifoneo aéreo y el lanzamiento de volantes, con las cuales se transmiten oportunos mensajes en lugares apartados, que reflejan los beneficios adquiridos al vivir sin la necesidad de empuñar un arma o cometer actos terroristas, todo ello, ha permitido afianzar los resultados operacionales de las Fuerzas Militares en pro de la consolidación del control territorial.

Estas iniciativas, generadas desde la Acción Integral, han permitido que la población identifique las diferentes campañas realizadas como una acción eficaz por parte del Estado para mejorar las condiciones de vida de todos los colombianos, quienes por razones geográficas, económicas y culturales, entre otras, tienen acceso remoto a los servicios de salud, educación y bienestar.

En el 2008, las campañas de Acción Integral beneficiaron a 79.258 personas, la meta para el 2009, es superar este número y cobijar más poblaciones, porque quienes trabajan diariamente a favor de las comunidades menos favorecidas saben que en la inmensidad del territorio colombiano, hay miles de personas que nunca han dejado de mirar al horizonte a la espera de que un avión de la Fuerza Aérea Colombiana aterrice en su población cargado de bienestar, alegría y esperanza, pero sobre todo de una razón que les permita continuar creyendo en su país.

Enviar a un amigo
Imágen CAPTCHA
Escriba los caracteres que se presentan en la imagen