Inicio / Acción Integral en tiempos de pandemia

Acción Integral en tiempos de pandemia

Fecha de Creación: 
30 de Noviembre de 2020
El aislamiento preventivo y las diferentes medidas que se han venido tomado, han redefinido las labores sociales de la Fuerza Aérea Colombiana.
Acción Integral en tiempos de pandemia

Desde el pasado mes de marzo cuando fue decretada la emergencia nacional, las actividades sociales que venía desarrollando la Fuerza Aérea Colombiana en el Caribe se han llevado a nuevos escenarios, sin dejar de tener ese contacto cercano con la población, cumpliendo con diferentes labores tanto humanitarias, como de acercamiento a los líderes comunales, jóvenes, instituciones educativas, actividades formativas para grandes y pequeños, que han sido realizadas a través de las herramientas de la tecnología o apoyando la entidades gubernamentales con la entrega de ayudas de forma presencial.

Una de los primeros aciertos para atender la emergencia fue la puesta en marcha de Centro Logístico de la Cuenca del Caribe, una mega obra de la Gobernación del Atlántico donde se han almacenado más de un millón de mercados de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, UNRGD, los cuales han sido entregados en los departamentos de Atlántico, Magdalena y Bolívar. Para la administración de este gran centro de acopio integrantes de su Fuerza Aérea Colombiana y el Ejército Nacional han sido los encargados de organizar la carga de los mercados que se han recibido de diferentes entidades gubernamentales e incluso de empresas privadas regionales que aportaron a la situación de las familias que se vieron afectadas por la pandemia.

Esta activación del Centro Logístico de la Cuenca del Caribe, también dio inicio a las labores entre las Fuerzas Militares, la Policía Nacional, la Defensa Civil e incluso los bomberos, que junto con las alcaldías municipales de Atlántico, Magdalena y La Guajira realizaron la entrega puerta a puerta de 117.806 mercados, los cuales llevaron esperanza a las familias de los estratos 1, 2 y 3 que en medio del aislamiento preventivo inicial no contaban con los recursos para sostener a sus familias. Entre esos mercados no sólo se entregaron los que se concentraron por parte la UNRGD, sino que también los integrantes del Comando Aéreo de Combate No. 3 realizaron diferentes aportes voluntarios para apoyar familias de los barrios aledaños a la Unidad e incluso a las familias de los soldados que para ese momento se encontraban prestando su servicio militar.

Otra de las labores que se adelantó fue la adecuación del auditorio de la Institución Educativa José María Córdoba, esta restauración se dio cuando se reactivó el sector de la construcción, uno de los primeros a los que el Gobierno Nacional autorizó cuando los índices de contagio empezaron a disminuir. Por esto el Comando Aéreo de Combate No. 3, aprovechó que los estudiantes no estaban asistiendo de forma presencial a la Institución para mejorar las instalaciones del aula más grande que tenían, pañetándolo, cambiando parte del techo, instalando un sistema eléctrico, ventiladores de gran envergadura para hacer de este lugar un espacio más adecuado e iluminado, que en el 2021 los jóvenes disfrutarán cuando se reactiven las clases presenciales.

El aislamiento trajo consigo también una forma de repensar los recorridos que se realizaban con el programa ‘Así se va a las estrellas’, donde grandes y pequeños conocían diferentes capacidades de la Unidad con un recorrido por sus lugares más importantes. Por esto sin dejar al lado las recomendaciones de bioseguridad, se realizaron diferentes recorridos virtuales con estudiantes de instituciones educativas de Soledad y Barranquilla, con el propósito de destinar este espacio para ahondar en temas como: el significado de los símbolos patrios, las diferentes misiones que cumple la Fuerza Aérea Colombiana, la prevención que deben tener contra el reclutamiento forzado y el respeto por los derechos de los niños.

Otra de las actividades que pasaron al plano virtual han sido las reuniones con líderes, gobernaciones e instituciones que requieran el apoyo de la Fuerza en áreas como seguridad, acompañamientos o gestión de apoyos, las cuales le han permito a sus integrantes seguir cumpliendo la misión en aspectos diferentes a su misión principal, incluso mejorando la articulación con las entidades a cargo de atender las diferentes contingencias que se han presentado a lo largo del año como la atención de incendios en el Parque Natural Isla Salamanca, el acompañamiento a la Policía Nacional durante la reactivación, el monitoreo de las inundaciones que se han presentado en diferentes departamentos del Caribe e iniciativas sociales para apoyar las comunidades Wayúu.

A lo largo del año el distanciamiento social por el CODIV - 19 ha traído consigo nuevos retos para todos los sectores del país, pero en el área de responsabilidad social institucional su Fuerza Aérea Colombiana ha estado al frente de todas las necesidades de la comunidad, integrándose con una mayor cohesión a todas las entidades gubernamentales, para atender de forma eficiente y oportuna todas las necesidades de los colombianos, ya que el compromiso continuará siendo una de las premisas de los hombres y mujeres que con su labor propenderán por la reactivación y el desarrollo de la Región Caribe.

Autor: 
Comunicaciones Estratégicas CACOM 3
Enviar a un amigo
Compartir