Inicio / Aniversario en la casa de los Halcones

Aniversario en la casa de los Halcones

Lugares como Rionegro marcan la vida de quienes han forjado el progreso de estas tierras antioqueñas. Es una región prodigiosa donde se mezcla el sacrificio del trabajo con el embrujo de la naturaleza; de montañas abruptas, de mujeres hermosas y amables, de paseos a caballo y fiestas de pueblo, de aguardiente, de arepas de maíz y de chocolate preparado en agua de panela, de campesinos trabajadores, templados, habladores y cordiales. En esta próspera tierra donde se han creado grandes empresas y capitales de importancia económica, política y social para el país, nació hace 15 años la Base Aérea General Arturo Lema Posada, sede del Comando Aéreo de Combate No. 5, la Unidad más joven de la Fuerza Aérea Colombiana.
En 1989, para la construcción de la Base Aérea en Rionegro, Antioquia, la Aeronáutica Civil cedió en comodato por 99 años, 33 hectáreas de terreno en inmediaciones del recién inaugurado Aeropuerto José María Córdova. La Gobernación de Antioquia se sumó al proyecto con aportes que permitieron iniciar la construcción de las obras y como Comandante del Grupo Aposentador llegó el señor Teniente Coronel Jaime Alberto Plazas Herrera con seis Suboficiales y 35 Soldados, quienes conformaron el primer Grupo de Seguridad y Defensa de Bases Aéreas de la Unidad y se instalaron en los talleres que dejó el consorcio que construyó el aeropuerto. En esa época sólo existía la plataforma aeronáutica y un hangar proveniente del Grupo Aéreo del Oriente. 

Así nació la que hoy por hoy se ha convertido en la Unidad líder en tecnología, administración, medio ambiente y operaciones aéreas. Es una de las más modernas de la Fuerza Aérea Colombiana, con invaluable calidad humana, excelente organización y confortables instalaciones diseñadas con la arquitectura característica de la región antioqueña. El 29 de noviembre de 1991, fue inaugurada la Base con el nombre de Comando Aéreo de Apoyo táctico No. 2, CAATA 2, bajo el comando del señor Teniente Coronel Luis Alberto Rincón Ochoa. El 31 de enero de 2002, mediante resolución del Ministerio de Defensa Nacional la Base adquirió el nombre de Comando Aéreo de Combate No. 5.


Su destacada labor como Unidad Militar la ha hecho merecedora de la Certificación nacional e internacional del Sistema de Gestión de Calidad ISO 9001 versión 2000, otorgada el 21 de enero de 2005 por la empresa COTECNA Quality Resources, la cual calificó todos sus procesos dentro de los más altos estándares de calidad, con lo que se convirtió en la primera Unidad Militar en Colombia y América Latina en tener esta certificación. El 7 de marzo de 2005, el Comando de la Fuerza Aérea le otorgó el premio de Ciencia y Tecnología por el proyecto “Diseño, Fabricación e Implementación de un Banco de Pruebas para la Unidad de Potencia Auxiliar, APU, del Helicóptero UH-60 Black Hawk”. El primero de diciembre de ese año, recibió el premio Líder Progresa, otorgado por la Corporación Autónoma Regional, Rionegro-Nare, CORNARE, en reconocimiento a la gestión social y ambiental que resalta las buenas prácticas de las empresas e instituciones públicas de la región. En el 2003 y 2004, la Base Aérea de Rionegro fue seleccionada para realizar la ceremonia central del aniversario de la Institución, y en tres oportunidades ha liderado la Feria Aeronáutica Internacional F-AIR 2002, 2004 y 2006.

La arquitectura colonial de la Base Aérea lleva en su interior la tecnología requerida para el éxito de las operaciones aéreas. Su moderno Centro de Comando y Control C3I2, inaugurado el 20 de enero de 2006, soporta la toma de decisiones, la dirección y el control de las operaciones militares y policiales, aéreas y terrestres, preventivas y correctivas, armónicas y coordinadas entre la Fuerza Pública. Este complejo proceso involucra una cadena de protocolos y de personal altamente entrenado, entre ellos el Comandante de Batalla. En un completo hermetismo allí se toman las decisiones de la guerra, basadas en una compleja red de inteligencia con mapas en tiempo real que permiten obtener la victoria.


El señor Mayor General José Vicente Urueña Molina, Comandante del CACOM 5, ha liderado en los últimos seis años la proyección de la Unidad. Con la IV Brigada del Ejército y la Policía de Antioquia ha devuelto al departamento la paz que tanto anhelaba; los secuestros, retenes guerrilleros y la toma de poblaciones disminuyeron drásticamente. Actualmente, es normal ver a las familias alistar sus fiambres y coger carretera hacia la represa de Guatapé para pescar o acampar, al río Cocorná donde disfrutan de sus aguas frías y cristalinas, a Jericó a visitar las 17 iglesias y a Jardín a tomarse unos aguardientes en el parque rodeado de casas coloridas. 

Esta Unidad, considerada como la Casa de los Halcones, cuenta con el Escuadrón de Ataque 511 y Escuadrón de Operaciones Especiales 512, dos de los más destacados en la Fuerza Aérea Colombiana. Los Black Hawk UH-60 han patrullado kilómetro a kilómetro el sistema energético y vial de Antioquia, sus tripulaciones han reaccionado oportunamente ante indicios de terrorismo, toma de pueblos o rescate de secuestrados, han atacado campamentos terroristas y han apoyado a las poblaciones con el transporte de infraestructura para su desarrollo.


El Escuadrón 512 ha realizado operaciones de rescate en combate de Soldados afectados por minas antipersona, así como, decisivas operaciones especiales contra el narcoterrorismo, entre ellas: La “Operación Derbe” con la Agrupación de Comandos Especiales Aéreos en la cual fue des truido un puente utilizado como vía de transporte de insumos del narcotráfico, sobre el río Santo Domingo en el área de la Julia en la Serranía de la Macarena. Operaciones de búsqueda y rescate como “La Gruta” en la avalancha de la quebrada Chinchiná, Caldas, donde se evacuaron 11 cuerpos, mediante descenso de soga en rappel y extracción Stabo. La “Operación San Andrés Islas” en la que dos UH-60 dotados con tanques de combustible de alcance extendido patrullaron las fronteras marítimas colombianas en un ejercicio de soberanía nacional. De igual forma, el Escuadrón participó efectivamente en las operaciones Jaque en Río Sucio, Chocó; Atanquez en Aguachica, Cesar; Espada en Yopal, Casanare, y Fortaleza en Tibú, Norte de Santander, entre otras. 

El Escuadrón 511 cuenta con helicópteros Arpía III, uno de los equipos más modernos de la Fuerza, que gracias a su tecnología de punta identifica objetivos militares, los engancha, sigue y destruye. Sus éxitos se reflejan en los 70 ataques anuales en promedio, prueba de ello, son: la “Operación Génesis” en Antioquia, en la que se utilizó la sorpresa y la inteligencia como arma esencial para la destrucción de campamentos y concentraciones narcoterroristas. “Operación Jaque” en Río Sucio, Chocó. “Operación Independencia” en Norte de Santander y “Operación Bastión”en Ocaña, Norte de Santander. “Operación Escarabajo”, en Pensilvana, Caldas “Operación Mefisto” en Bolívar, y “Operación Grifón”, en Urrao, Antioquia, entre otras.


Debido a su importancia estratégica, el CACOM 5 ha aumentado su pie de fuerza con nuevas Tripulaciones, Técnicos de Mantenimiento y Soldados de la especialidad de Seguridad y Defensa de Bases Aéreas, así como, en armas y nuevos helicópteros de combate, hangares de mantenimiento, instalaciones para el al macenamiento de armas y repuestos, alojamientos, garitas, oficinas para el control de las operaciones aéreas, viviendas fiscales, vías internas, y lugares de recreación, entre otros. En estos 15 años, la Unidad se ha transformado en un complejo urbanístico donde habitan más de mil personas. Cuenta con el Jardín Infantil “Pequeños Halcones” que desde 1992 ofrece a los hijos de los integrantes de la Unidad educación preescolar en calendario A. El gimnasio “La Fuerza del Halcón”, con infraestructura, equipos e instructores especializados. El teatro “La Noche del Halcón”,escenario perfecto para los Consejos de Seguridad del señor Presidente de la República, para la clausura de seminarios internacionales, reuniones de Concejales de Antioquia y de empresarios de la región, proyección de películas, presentación de obras de teatro, de bandas musicales, y cuenteros. El “Chopper`s Club”, bar de ambiente aeronáutico que semeja las cabinas de los helicópteros, con sillas de piloto, instrumentos de vuelo, elementos de guerra, armas clásicas y fotografías de aeronaves de ala rotatoria. Un mall con servicio de restaurante, lavandería, cajero electrónico, y el almacén de la Acción Social Nuestra Señora de Loreto. Las hermosas zonas verdes de la Unidad invitan al sano esparcimiento y a practicar deportes como el golf.

Durante estos años de excelente desempeño, el CACOM-5 también ha sufrido pérdidas humanas y materiales que han puesto a prueba el liderazgo de sus Comandantes, quienes a pesar de las dificultades han conducido a sus hombres por el camino del éxito. Las lecciones aprendidas templaron el carácter de los Oficiales que desde hace 15 años forjaron el progreso de la Unidad, dejaron una huella imborrable y en la actualidad al ostentar el grado de General ven los frutos de su dedicación y esfuerzo.



Comandantes del Comando Aéreo de Combate No. 5

Nov.1988 - 1991 Teniente Coronel Jorge Aurelio González Navarro
Sep.1991 -1993 Coronel Luis Alberto Rincón Ochoa
Dic.1993 - 1994 Coronel Jorge Aurelio González Navarro
Dic.1994 - 1995 Coronel José Numbier Hernández
Nov.1996 - 1996 Coronel Víctor Rafael Plata Cáceres
Dic.1996 -1998 Coronel José Vicente Urueña Molina 
Dic.1998 -1999 Coronel Julio Armando Guzmán Ríos
Ene.2000 -2002 Coronel Julio Alberto González Ruiz
Ene. 2002 -2006 Mayor General José Vicente Urueña Molina
Nov.2006 Brigadier General Alfredo González Maragua

Por Comando Aéreo de Combate No.5