Se encuentra usted aquí

Autocuidado, factor clave para evitar ser contagiado de rabia silvestre

Aunque en Colombia la rabia canina se considera en proceso de erradicación, la rabia silvestre (la variedad que habita en animales silvestres como murciélagos y zorros) es un gran desafío por la urbanización creciente, que lleva a la invasión de espacios por parte del ser humano.

Por la facilidad de exposición al virus silvestre, el Ministerio de Salud y Protección Social con el Instituto Nacional de Salud (INS) recuerdan la importancia de acudir de inmediato a los servicios de salud ante cualquier arañazo, mordedura o contacto con saliva de un animal silvestre o incluso doméstico, cuando el animal ha presentado cambios en su comportamiento habitual.

Solo el autocuidado puede evitar que presenten casos fatales, dado que únicamente si se consulta de inmediato ante cualquier contacto con saliva o ante arañazo del animal, hay tiempo suficiente para hacer una vacunación que evite que la rabia se manifieste. Una vez la enfermedad se manifiesta con el primer síntoma. por pequeño que sea, es 100% letal y no existe ningún tratamiento posible.

Reiteró que desde el 2007 en Colombia no se presentan casos fatales relacionados con rabia proveniente de perros y el país es uno de los candidatos a recibir la certificación de erradicación de la rabia canina, de no presentarse casos hasta 2020. No obstante, la rabia silvestre es más difícil de controlar porque se encuentra presente en animales de sangre caliente como murciélagos hematófagos que las transmiten fácilmente a gatos semi-silvestres o domésticos y estos la pasan al ser humano.

EL Viceministro afirmó que las familias deben tener cuidado permanente con los gatos y ser responsables de su mantenimiento. “El animal doméstico es un riesgo si no está vacunado, o si acostumbra salir y tiene contacto con otros animales transmisores de la enfermedad, sobre todo en climas cálidos donde habitan murciélagos”.

Adicionalmente, ante un accidente de este tipo, los servicios de salud deben seguir el protocolo señalado por el INS: “siempre hay que actuar cuando existe sospecha de rabia antes que se presenten síntomas. Las Entidades promotoras de salud (EPS) e Instituciones prestadoras de servicios (IPS) no pueden generar barreras administrativas frente a situaciones de esta clase”.

Recomendaciones Generales

La rabia es una enfermedad mortal transmitida por la mordedura de animales de sangre caliente que son reservorios naturales (perros, gatos, zorros, mapaches, murciélagos); por lo tanto debe ser atendida como una urgencia de forma inmediata.

Por eso es importante que acuda al centro de salud o al Establecimiento de Sanidad Militar más cercano y siga las siguientes recomendaciones:

• En caso de ser mordido, asegúrese que la herida sea lavada con abundante agua y jabón.

• Si es doméstico, el animal agresor debe ser observado por 10 días; no lo sacrifique, regale, ni venda. Identifique y ubique al animal agresor e informe a los funcionarios de la Secretaría de Salud de su municipio. Después de ese periodo se decidirá si es necesaria la vacunación o no.

• La mordedura por murciélago u otro animal silvestre es una exposición rábica grave, y dado que no se puede observar el animal por 10 días es necesario siempre aplicar el esquema de vacunación.

Tomado de la página web de Minsalud