Inicio / Autoevaluación

Autoevaluación

Autoevaluación:  

La Autoevaluación Institucional Académica se asume como el proceso permanente y consistente de apreciación y valoración de las actividades propuestas y realizadas en la Escuela, desde la perspectiva académica, tendientes al mejoramiento continuo de sus programas educativos de formación, capacitación e instrucción. Así, la autoevaluación permite el mejoramiento continuo con miras a la calidad, dando respuesta a las dinámicas de la educación superior, que tiene como imperativos la pertinencia, la calidad e internacionalización. También es concebida como un proceso con carácter constructivo, participativo y consensuado; además como una práctica permanente y sistémica que permite detectar problemáticas tanto cualitativas como cuantitavas.  

 

Propósitos:  

• Ser un medio para sustentar tanto técnica como operativamente la modificación de los procesos educativos. 

• Conocer la realidad Institucional para transformarla.

• Mejorar la Calidad Educativa de la EPFAC, además de asegurar a la sociedad y al Estado que se cumplen con los más altos estándares de calidad.

• Suministrar información válida y confiable para alimentar los sistemas de gestión de calidad, sistema de control interno y MECI. 

 

Objetivos: 

• Desarrollar internamente una cultura de la evaluación.

• Promover procesos de evaluación que favorezcan la mejora continua y global de la calidad de la EPFAC. 

• Contar con un balance interno de realizaciones y posibilidades de tal manera que permita determinar las fortalezas y las debilidades de la EPFAC, para planificar de manera real y eficaz su desarrollo orientado al cumplimiento de sus fines. 

• Contribuir a la visualización colectiva de los grandes propósitos de la Escuela. 

• Contar con la información suficiente para que la EPFAC pueda mostrar autónomamente a la sociedad la manera como realiza sus funciones de docencia, investigación, proyección social, bienestar e internacionalización.

• Hacer de la Autoevaluación un medio de autorregulación para la autonomía, entendida como la capacidad de la institución para ser gestora de su propio proceso, acorde con el compromiso social para el desarrollo del conocimiento y la sociedad.