Inicio / Cómo Cuidar tus riñones

Cómo Cuidar tus riñones

En Colombia el riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica en pacientes diabéticos es 28 veces superior que en los no diabéticos y 21 veces superior en los hipertensos que en los no hipertensos. Es por ello que todas las medidas de prevención estan enfocadas a combatir la Diabetes y la Hipertensión Arterial, enfermedades que son la causa de mayor número de casos de enfermedad renal crónica.

Importancia de la detección temprana

La enfermedad renal crónica no presenta signos o síntomas, por lo que una persona puede perder hasta el 90% de la capacidad funcional de sus riñones antes de darse cuenta que lo padece. Puede ser detectada con exámenes sencillos como:
• Un parcial de orina para identificar proteínas en la orina.
• Una muestra de sangre para detectar los niveles sanguíneos de creatinina.

Nuestros Programas "Adolescente y joven de 10 a 29 años" “De 40 años o más” "Hipertensos" "Diabéticos" brindan a afiliados y beneficiarios, acciones oportunas se previenen la aparición de enfermedades propias de la edad y mejoran la calidad de vida en la etapa de adulto mayor.

Recomendaciones para el cuidado de los riñones

La actividad física ayuda a reducir la tensión arterial y por lo tanto reduce el riesgo de enfermedad renal crónica.
Realice una evaluación periódica del nivel de azúcar sanguíneo: cerca de la mitad de los pacientes diabéticos desarrollan enfermedad renal crónica. El daño de los riñones ocasionado por la diabetes puede ser reducido o prevenido si se detectan a tiempo cambios en los niveles de glicemia.

Controle la presión arterial: aunque muchas personas saben que la presión arterial sin control puede ocasionar un accidente cerebrovascular o un infarto, muy pocas saben que la hipertensión arterial es la principal causa de daño renal.

Tenga una alimentación saludable y mantenga su peso adecuado: la alimentación saludable, con bajo consumo de sal, inclusión de frutas y verduras en la dieta diaria, y la no ingesta de alimentos con alto contenido de grasas trans así como el control del peso, previenen la diabetes, la hipertensión y otras condiciones asociadas con la enfermedad renal crónica.

No fume: el consumo de cigarrillo disminuye el flujo sanguíneo a los riñones, lo cual limita su funcionamiento de manera adecuada; además el consumo de cigarrillo incrementa el riesgo de cáncer de riñón en un 50%.

Evalué la función de sus riñones periódicamente si usted es diabético, hipertenso, presenta sobrepeso u obesidad o si uno de sus padres tiene una enfermedad renal.

Y tú cómo te estas cuidando, recuerda que Prevenir es Tarea de Todos.