Inicio / Cacom 5

Cacom 5

Comando Aéreo de Combate No. 5 - Rionegro (Antioquia)

Ubicado en el Valle de San Nicolás, en predios del Aeropuerto de Rionegro (Antioquia), este Comando Aéreo es uno de los más recientes de la Fuerza Aérea. La obra se inició en 1988, teniendo en cuenta que algunas de las políticas del gobierno estaban encaminadas a ejercer un mayor control operativo que abarcara la zona de Urabá y Magdalena Medio, prioritariamente.

Este importante y significativo proyecto fue dirigido por el Teniente Coronel Jaime Plazas, quien junto al Teniente Coronel Luis A. Sanabria, emprendieron la labor de sacar adelante esta Unidad, que a partir del 15 de diciembre de 1989 acogió a un selecto grupo de personas para cumplir la nueva misión asignada a la Fuerza Aérea Colombiana.

Este proyecto fue incrementando su planta de personal, mejorando su infraestructura y realizando una serie de actividades que poco a poco le fueron dando cuerpo a esta Unidad, permitiendo que se inaugurara el 3 de noviembre de 1990, en un acto protocolario presidido por el general Óscar Botero Restrepo, Ministro de Defensa, el general Luis Eduardo Roca Michel, Comandante de las FF.MM. y el general Manuel Jaime Forero Quiñones, Comandante de la Fuerza Aérea en aquel entonces.

Así mismo, la base fue dotada con helicópteros UH-60 Black Hawk y aviones livianos de transporte, fortaleciéndola año tras año, para consolidarla hoy como una de las unidades más operativas de la Fuerza con una misión esencial en operaciones de rescate y evacuación de heridos.

LA AERONAVE INSIGNIA

Dentro del plan de desarrollo para las Fuerzas Militares, y con el fin de incrementar la capacidad de transporte helicoportado de la Fuerza, el Ministerio de Defensa Nacional adquirió aeronaves de tipo UH-60 Alfa y Lima.

El helicóptero UH-60 A/L es una aeronave fabricada por la SIKORSKY AIRCRAFT CORPORATION (USA), de tecnología moderna y avanzada, dotada con sistemas de navegación y armamento y diseñada para proveer transporte de personal y material con el fin de facilitar el cumplimiento de la misión.
Además de las diversas misiones que se pueden ejecutar con el Black Hawk UH-60 A/L, este tipo de helicópteros desarrollan operaciones de asalto aéreo, aumentando considerablemente la capacidad de las tropas de superficie, gracias a sus características especiales de carga, velocidad, maniobrabilidad y bajo ruido contribuyendo en alto grado a realizar operaciones aeromóviles y haciendo presencia en toda la geografía del territorio nacional.

En 1995 llegó a la Unidad el FAC 4120 AH-60L, Black Hawk Artillado -Arpía I-, con el cual se aumentaron las capacidades de apoyo que presta la Fuerza Aérea al país y en 1998 comenzó la segunda generación del Arpía, que buscó mejorar la entrega de armamento.
Posteriormente, y gracias al avance tecnológico de la Fuerza, se obtiene el Arpía III y en 2014 se entregará el Arpía IV, aeronave prototipo única en el mundo, con nuevas capacidades y tecnologías que mejoran la capacidad del sistema de armamento y precisión, reafirmando el liderazgo de este helicóptero en el desarrollo de operaciones de ataque; evolucionando una vez más de cara al futuro y adaptándose a los escenarios cada vez más complejos de la guerra que se libra en nuestro país.