Se encuentra usted aquí

Inicio / Cacom 3 / Reseña Histórica Cacom 3

Reseña Histórica Cacom 3

 

 

NO SE DEJE ENGAÑAR

Más información

 

CACOM 3

 

Comando Aéreo de Combate No.3

Malambo, Atlántico. 

 

CACOM 3

 

Comando Aéreo de Combate No.3

Malambo, Atlántico. 

 Reseña Histórica Cacom 3

La Fuerza Aérea ejerce y mantiene el dominio del aire y conduce operaciones aéreas para contribuir a la defensa de la soberanía, la independencia, la integridad territorial nacional y el orden constitucional, contando con Unidades Aéreas distribuidas en todo el país, siendo el Comando Aéreo de Combate No.3 el encargado de la Costa Caribe colombiana.
Nuestros gobernantes visionaron que con la creación de la Base Aérea en Barranquilla hace 33 años, aspectos tan sensibles como el restablecimiento del orden interno, repercutirían en el sentir del pueblo costeño.

Era el año de 1942, cuando Colombia rompe relaciones con Alemania, a raíz del hundimiento de dos goletas colombianas por un submarino de ese país, luego del hundimiento de la goleta “Resolute” se organiza en Barranquilla el Escuadrón de Combate y Reconocimiento dotado de 6 aviones T-6, dependiendo de la Base de Palanquero, el cual operó hasta la finalización de la Segunda Guerra Mundial.

El 1 de diciembre de 1976, es nombrado Comandante de la FAC el general Alfonso Rodríguez Rubiano, cuya principal preocupación era establecer una Base Aérea en la Costa Atlántica para negar el tráfico aéreo y marítimo de marihuana que procedía desde la Guajira hacia EE.UU., por lo cual, se la planteó al general Abraham Varón Valencia, Ministro de Defensa en la época, y al general Luis Carlos Camacho Leyva, Comandante de las FF.MM. La propuesta fue bien acogida y, de hecho, fue aprobada por el gobierno. El mayor costo de este proyecto era la adquisición de terrenos y la construcción de la pista, calles de rodaje, plataformas, torre de control, iluminación, etc. El utilizar un aeropuerto establecido era la fórmula más económica; Barranquilla era la solución.

Presentada esta inquietud al director de la Aeronáutica Civil, Carlos Sáenz De Santamaría, se obtuvo la autorización para utilizar terrenos del Aeropuerto Ernesto Cortizzos por parte de la Fuerza Aérea. El 8 de febrero de 1977 se firma en Barranquilla el contrato en comodato de los terrenos por parte de la Aerocivil a la Fuerza Aérea, actuando como testigo la entonces gobernadora de Atlántico Blanca Franco de Castro. Las 8.7 hectáreas estaban localizadas al lado derecho de la cabecera 04 de la pista, inmediatamente después de la calle de rodaje.

Ante el incremento de tráfico de estupefacientes desde la Guajira y el aumento de contrabando desde pistas clandestinas, se evidencia la urgencia del actuar de la FAC, a la mayor brevedad posible, sin esperar la construcción de la nueva Base Aérea. El Comando de la Fuerza Aérea, por intermedio del Fondo Rotatorio, negoció y adquirió por valor de 2 millones de pesos de fondos propios, las instalaciones administrativas y la plataforma de parqueo de la compañía Aerocosta que había cancelado su operación, la sección de instalaciones aéreas planeó y ejecutó la remodelación de estas instalaciones para alojar un Grupo Aéreo.

El 8 de noviembre de 1977, mediante disposición 7077 del Ministerio de Defensa, se da nacimiento al Grupo Aéreo del Norte “Ganor”, siendo su primer comandante el Mayor Santos Enrique Cueto, dotándolo de personal, material y equipo indispensables para iniciar su operación. El equipo de vuelo se componía de aviones T-41, U6A, C-47 y T-33; estos últimos, en comisión desde la Base de Apiay y helicópteros OH-6A.

El presupuesto en 1978 contempló una partida de 30 millones de pesos para la construcción de la plataforma en concreto de la nueva Base Aérea con 2 carreteos que la conectaban al carreteo principal del aeropuerto; paralelamente, se adelantaba el planeamiento y diseño del resto de las instalaciones de la futura Base Aérea.

Las operaciones de control del área obligaron a los aviones T-33 internarse mar adentro en busca de aeronaves ilícitas con rumbo hacia los EE.UU., con el riesgo de operación, ya que los T-33 sólo contaban con un motor, por lo cual se aprovecha la oportunidad de la visita del Comandante de la FAC, Alfonso Rodríguez Rubiano a EE.UU. y le expone en el Pentágono al general Jones, jefe de Operaciones de la USAF la anterior falencia, solicitando la asignación de aviones cazabombarderos tipo A-37 Dragonfly a Colombia, ya que eran aeronaves Bimotor Jet y contaban con más capacidad de armamento que los T-33, lo que permitiría mayor rapidez y eficacia en las operaciones contra el narcotráfico.

Al poco tiempo fueron asignados al Ganor 12 aeronaves A-37B. Inicialmente, en diciembre de 1978, llegan el FAC 2151 y 2152 posterior; a fines de 1980 llegan los diez restantes (del FAC 2153 al 2162). Acto seguido, con el apoyo de la Misión Aérea de los EE.UU., se planea el entrenamiento del personal y el recibimiento del equipo de apoyo.

El 13 de noviembre de 1978 se inaugura el Ganor con la presencia del General Luis Carlos Camacho Leyva, Ministro de Defensa y los altos mandos militares, en ceremonia realizada por cadetes de la Escuela Militar de Aviación. Poco tiempo después, por disposiciones del Comando de FAC, mediante la resolución No. 1555 de 1979, le es conferida la categoría de Comando Aéreo de Combate No.3, con equivalencia militar a una Brigada del Ejército y, oficialmente, inaugurado el 23 de julio de 1982, siendo presidente de la República, Julio César Turbay Ayala; Ministro de Defensa, el general Camacho Leyva, y Comandante de la Fuerza Aérea, el general Raúl Alberto Paredes Diago.

En respuesta a la buena gestión de los comandantes de la Fuerza Aérea, la USAF asigna otros dos escuadrones de A-37 en 1984 y 1989 respectivamente, para así complementar la dotación de este Comando Aéreo (30 aeronaves).

El 11 de noviembre de 1999, durante la celebración de los 80 años de la Fuerza Aérea y el vigésimo aniversario del CACOM-3, se bautiza la Unidad con el nombre de Mayor General ALBERTO PAUWELLS RODRIGUEZ, honrado por la labor de tan ilustre oficial, quien se desempeñó como Comandante de la FAC en 1953, y quien durante su brillante carrera miliar contribuyó de manera significativa en el desarrollo y progreso de nuestra Fuerza Aérea.

La jurisdicción del CACOM-3 abarca la zona continental norte de Colombia, el área insular del Archipiélago de San Andrés y Providencia y las aguas jurisdiccionales del Mar Caribe.

Después de más de 30 años de existencia en el desarrollo de sus actividades, este Comando Aéreo, como parte importante del Comando Conjunto “Caribe” No.1 , ha realizado operaciones de apoyo a la Primera División en Santamarta y las Brigadas 2, 4, 10, 11 y 17 del Ejército, entre otras; a tropas de la Fuerza Naval del Caribe como la BRIM1, en lanzamiento de unidades aerotransportadas de la Infantería de Marina, operaciones de reconocimiento marítimo, transporte aéreo a la Gobernación del Atlántico, evacuaciones aeromédicas a oficiales, suboficiales, soldados heridos o asesinados por parte de las organizaciones narcoterroristas, etc. En sus propias tareas de vigilancia y en ejercicio de soberanía aérea, ha interceptado un sinnúmero de aeronaves que violan el espacio aéreo y ha identificado un centenar de pistas que operan sin la autorización de la Aeronáutica Civil.

En cumplimiento al Plan de Campaña Espada de Honor, el CACOM-3 adelanta actividades como perifoneo y lanzamiento de volantes como parte del plan de gobierno de desmovilización de los grupos al margen de la ley; patrullajes aéreos diurnos y nocturnos constantes que prestan seguridad a las vías y poblaciones de la Costa, con la participación de los aviones A-37B, A29, C-95, C208 y C-560 y los Helicópteros tipo B-212, contribuyendo al control del flujo vehicular que transita hacia y desde la Costa Atlántica; misiones de búsqueda y rescate, cooperando con la Aeronáutica Civil y con la aviación privada; detección y erradicación de basureros y desechos en las proximidades del Aeropuerto Ernesto Cortissoz para disminuir la presencia de aves que son peligro latente para las aeronaves y causal de innumerables desastres aéreos; control de la zona fronteriza con la utilización de medios aéreos y el radar ubicado en Riohacha; producción de Inteligencia Técnica, recepción y monitoría de señales de radio; empleo de sistemas infrarrojos que permiten detectar la concentración de personas para ubicar narcoterroristas y delincuencia común que pueda causar amenaza contra la población, y transporte de la Fuerza Pública.

Con relación a la seguridad terrestre, cumple con patrullajes en marcha y motorizadas en los barrios aledaños a este Comando, disminuyendo notablemente el accionar delictivo de bandas de atracadores y delincuentes comunes, que permite la captura de los mismos; realiza operaciones en las cuales se han recuperado vehículos que iban a ser deshuesados; captura de indocumentados que luego se ponen a disposición de las autoridades, y retenes educativos en la vía hacia Calamar.

Paralelamente, lleva a cabo actividades de Acción Integral donde participan los Oficiales Profesionales de la Reserva, que apoyan las acciones sociales y humanitarias mediante jornadas de Apoyo al Desarrollo y bienestar a las familias más necesitadas. En este mismo sentido se promueve esta acción con el programa denominado Plan Corazón Amigo, que consiste en apadrinar una escuela con la colaboración del personal militar y civil de la Unidad, obsequiando útiles escolares y demás necesidades que tengan estos niños de escasos recursos para que puedan recibir una mejor formación educativa. Todas estas actividades, en busca de un mejor mañana y aportando un granito de arena para fortalecer los valores que promueven la formación del tejido social de la Costa Caribe y se evita llegar a un punto donde no tengamos que pensar en violencia, sino en cómo solucionar los problemas mancomunadamente para llegar a un bien común y la paz que tanto necesita el pueblo colombiano.