Inicio / Comiendo cocos, madre y bebé sobrevivieron a siniestro aéreo

Comiendo cocos, madre y bebé sobrevivieron a siniestro aéreo

Comiendo cocos que logró sacar de la carga que llevaba la avioneta y tomando agua de un arroyo en cuya orilla hizo un cambuche, sobrevivieron Nelly Murillo Moreno, de 18 años, y su bebé de cinco meses, Yudier Stewar Moreno, rescatados ayer en las selvas del Alto Baudó, tras el siniestro ocurrido el sábado de una avioneta que de Nuquí se dirigía a Quibdó, Chocó.

El coronel Rafael Alfredo Caviedes, enlace de la Aeronáutica con la Fuerza Aérea Colombiana, FAC, relató que la mujer y su bebé fueron encontrados a unos 500 metros del sitio donde quedó la aeronave y manifestó que había escuchado el perifoneo que le hicieron el lunes para que no se alejara de los restos de la avioneta.

Ayer, continuó el oficial, la hallaron a las 2.00 p.m. Presentaba quemaduras de primer y segundo grado en la cara, un brazo y una pierna y laceraciones en los hombros. El bebé estaba ileso.

“La nave se accidentó en el nacimiento de un arroyo y a ella la encontramos cañada abajo. Nos contó que se alimentó de unos cocos que llevaban en la avioneta y como ella es de Nuquí no tuvo inconvenientes en sacarles la cáscara”, contó el oficial.
Hasta ese sitio llegaron los rescatistas, que subieron a los pacientes a un helicóptero de la FAC para el traslado al hospital de Quibdó.

Indicó que desde el sábado realizaban la búsqueda de estas personas, la Fuerza Aérea, la Policía, la Cruz Roja, el grupo de Búsqueda y Rescate Aeronáutico y bomberos, con perros, de Medellín e Itagüí.

“Inicialmente hallamos el cadáver del piloto Carlos Mario Ceballos, pero al no encontrar a la mujer y a su bebé empezó la búsqueda por la selva del Alto Baudó”.

Difícil acceso

Por su parte, el teniente Fabián Patiño, de bomberos Medellín, dijo desde el sitio del rescate, que empezaron a trabajar allí desde el lunes e hicieron numerosos barridos y monitoreos en los alrededores de la avioneta, hasta que encontraron ayer a los sobrevivientes. Detalló que fue muy difícil el acceso de los socorristas al sitio, porque el bebé y la madre estaban en una cañada muy profunda.

El coronel Héctor Carrascal, comandante del Cacom 5 de la Fuerza Aérea de Rionegro, afirmó que ayer iban a realizar el reemplazo de los rescatistas ya que se les estaban agotando los suministros. Comentó que el martes estaban preocupados, porque la búsqueda no estaba dando resultados y no encontraban rastros, por lo que resolvieron recurrir al perifoneo desde un helicóptero Black Hawk, para invitar a María Nelly a regresar al sitio del siniestro y así poder rescatarla. “Creemos que eso fue muy positivo, porque ayer en la tarde pudimos hacer contacto y de esa forma lograr el rescate y llevar a la madre y al bebé al aeropuerto El Caraño, en buen estado de salud”, afirmó Carrascal.

El oficial agregó que la aeronave pudo ser localizada por la Fuerza Aérea porque su sistema de ubicación se activó y así informó de la ubicación precisa a los helicópteros civiles que estaban participando en la búsqueda”, indicó Carrascal.

Autor: 
http://www.elcolombiano.com/
Enviar a un amigo
Share