Se encuentra usted aquí

Consejos para protegerse del Sol y del Calor

Recomendaciones del Ministerio de Salud y Protección Social debido a las altas temperaturas que se presentan en todo el país.

Por su Salud y la de su familia, no olvide las medidas de PROTECCIÓN.

Es importante protegerse de la radiación solar ultravioleta durante todo el año y en todos los climas, no sólo cuando vaya a lugares como piscinas, playas, ríos o parques, pues la persona puede recibir rayos ultravioleta en días nublados o con neblina.

Los rayos ultravioleta también se reflejan desde superficies como el agua, la arena y el cemento. Por lo tanto en su trabajo o en su hogar no olvide estas recomendaciones:

* Usar ropa que protejan los brazos y piernas (mangas largas, cuello alto, pantalón largo).

* Usar sombrero de ala ancha para cubrirse la cara, la cabeza, las orejas y el cuello. En personas con alopecia el uso de sombrero es fundamental.

* Evitar la exposición al sol entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde.

* Usar gafas de sol que tengan filtros que bloqueen los rayos ultravioleta.

* Utilizar protector solar en abundante cantidad con un Factor de protección solar (FPS) mayor a 30 y que cuente con filtros UVA y UVB. Estos productos se deben aplicar antes de la exposición solar y volver a aplicarlos cada cuatro horas, luego del contacto con el agua o sudoración excesiva. El protector solar se debe usar desde la infancia.

* Realizar autoexamen periódico y si encuentra un lunar o una mancha oscura en cualquier parte de su cuerpo -que no tenía antes- consultar en su Establecimiento de Sanidad Militar FAC Golpe de Calor: Afecta a personas de cualquier edad, especialmente adultos mayores y niños. ¿Cuáles son los síntomas? Dolor de cabeza Náuseas Temperatura corporal elevada Confusión Pérdida de conciencia Respiración y pulso débil Piel enrojecida, caliente y seca

• Recuerde que no debe consumir bebidas con alcohol ya que aumentan la temperatura corporal y la pérdida de líquido.

• Aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada.

• Evitar esfuerzos físicos o actividades deportivas exigentes. • Sentarse y descansar cuando sientan mareos o fatiga.

• Evitar comidas abundantes, ingerir preferiblemente más verduras y frutas.

Porque Prevenir es Tarea de Todos