Se encuentra usted aquí

Cuida tus oídos

El Día Internacional del cuidado del Oído y la Audición, se celebra a nivel mundial el tres de marzo, fecha escogida debido a que el número 3 representa las dos orejas del cuerpo humano.

En Colombia y de acuerdo con las cifras establecidas por el Departamento Administrativo de Estadística -DANE- del año 2005, en el país hay 455.718 personas con dificultades para oír, lo que representa el 17.3% de la población total, asimismo, señala que las deficiencias auditivas se presentan más en los hombres que en las mujeres.

Por otra parte, la Organización Mundial de Salud -OMS- considera que en el mundo existen 278 millones de personas sordas o con deficiencia auditiva, número que representa el 4,2 % de la población mundial.

Actualmente hay preocupación por los jóvenes, quienes utilizan inadecuadamente los audífonos a altos niveles de presión sonora a través de los reproductores musicales y los dispositivos móviles, desconociendo los daños a mediano y largo plazo en la audición.

Otras causas que producen deficiencia auditiva son:

• Pérdida de audición infantil congénito o de aparición temprana
• Otitis media crónica: infección crónica del oído medio
• Presbiacusia: deterioro asociado con el envejecimiento de la audición.
• Y los fármacos ototóxicos: drogas que dañan el oído interno.

Es por ello que nos centramos en esta fecha, para recordar las medidas de prevención para garantizar una mejor salud auditiva.

1. No usar remedios caseros para afecciones en los oídos.
2. No introducir objetos extraño -inclusive los bastoncitos de algodón-
3. No escuchar música a altos niveles de volumen
4. Si tiene algún problema auditivo, siempre acuda al Establecimiento de Sanidad Militar más cercano, para evitar complicaciones.

Recomendaciones para reducir el riesgo de pérdida de audición debido a los reproductores musicales y los dispositivos móviles:

• Mantener el sonido en los niveles de seguridad (80 – 85 dB): Se recomienda escuchar la música a un nivel que permita oír la conversación de gente a su alrededor y al mismo tiempo, que ellos no tengan que gritar para ser escuchados.

• Utilizar auriculares de diadema o de casco. Los auriculares de botón o de inserción en el oído, aumentan la intensidad del sonido.

• Realizar exámenes auditivos periódicos especialmente si presenta alguna dificultad para discriminar los sonidos del habla o del ambiente; para ello puede acudir al médico otorrinolaringólogo o al audiólogo.

• El uso continuo de audífonos puede generar infecciones en los oídos debido a la proliferación de bacterias y hongos, esto es a causa de la humedad y del sudor que se genera en el canal auditivo; para evitarlo se debe mantener una óptima limpieza de los audífonos, especialmente los de inserción.