Se encuentra usted aquí

Día Mundial del Riñón

El Día Mundial del Riñón es una iniciativa conjunta de la Sociedad Internacional de Nefrología (ISN) y la Federación Internacional de Fundaciones Renales (IFKF). Se celebra cada año en todo el mundo el segundo jueves de marzo, con la misión de crear conciencia sobre la importancia de los riñones y para reducir la frecuencia y el impacto de la enfermedad renal así como los problemas de salud asociados a ella.

En Colombia el riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica en pacientes diabéticos es 28 veces superior que en los no diabéticos y 21 veces superior en los hipertensos que en los no hipertensos. Es por ello que todas las medidas de prevención estan enfocadas a combatir la Diabetes y la Hipertensión Arterial, enfermedades que son la causa de mayor número de casos de enfermedad renal crónica.

Importancia de la detección temprana

La enfermedad renal crónica no presenta signos o síntomas, por lo que una persona puede perder hasta el 90% de la capacidad funcional de sus riñones antes de darse cuenta que lo padece. Puede ser detectada con exámenes sencillos como:
• Un parcial de orina para identificar proteínas en la orina.
• Una muestra de sangre para detectar los niveles sanguíneos de creatinina.

Nuestro Programa “De 45 años o más” brinda a los afiliados y beneficiarios, acciones oportunas se previenen la aparición de enfermedades propias de la edad y se mejora la calidad de vida para disfrutar la etapa de adulto mayor con salud y en armonía con su entorno.

Recomendaciones para el cuidado de los riñones

La actividad física ayuda a reducir la tensión arterial y por lo tanto reduce el riesgo de enfermedad renal crónica.
Realice una evaluación periódica del nivel de azúcar sanguíneo: cerca de la mitad de los pacientes diabéticos desarrollan enfermedad renal crónica. El daño de los riñones ocasionado por la diabetes puede ser reducido o prevenido si se detectan a tiempo cambios en los niveles de glicemia.

Controle la presión arterial: aunque muchas personas saben que la presión arterial sin control puede ocasionar un accidente cerebrovascular o un infarto, muy pocas saben que la hipertensión arterial es la principal causa de daño renal.

Tenga una alimentación saludable y mantenga su peso adecuado: la alimentación saludable, con bajo consumo de sal, inclusión de frutas y verduras en la dieta diaria, y la no ingesta de alimentos con alto contenido de grasas trans así como el control del peso, previenen la diabetes, la hipertensión y otras condiciones asociadas con la enfermedad renal crónica.

No fume: el consumo de cigarrillo disminuye el flujo sanguíneo a los riñones, lo cual limita su funcionamiento de manera adecuada; además el consumo de cigarrillo incrementa el riesgo de cáncer de riñón en un 50%.

Evalué la función de sus riñones periódicamente si usted es diabético, hipertenso, presenta sobrepeso u obesidad o si uno de sus padres tiene una enfermedad renal.