Inicio / Del UH-1H al Huey II, una poderosa y contundente aeronave que continúa vigente al servicio de los colombianos

Del UH-1H al Huey II, una poderosa y contundente aeronave que continúa vigente al servicio de los colombianos

Fecha de Creación: 
22 de Diciembre de 2020
Del UH-1H al Huey II, una poderosa y contundente aeronave que continúa vigente al servicio de los colombianos

El UH-1H es un helicóptero militar multifuncional de tamaño mediano, creado por el fabricante Bell para las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Esta aeronave se usó en el año 1959 y fue empleada para apoyar las operaciones militares poniéndose en producción en año 1962 bajo la designación UH-1 con el sobrenombre de “Iroquois”, aunque se conoce con el nombre de Huey. Ha sido contundente en la historia debido a la participación en diferentes guerras como la de Vietnam, donde fueron usadas 7.000 unidades. Esta gran máquina fue exportada por todo el mundo apoyando a varias Fuerzas Militares, entre ellas a la Fuerza Aérea Colombiana.

El Comando Aéreo de Combate No. 4, CACOM 4 tuvo la fortuna en tener por primera vez un lote de ocho helicópteros Huey en el año 1969, cumpliendo desde esa época un papel fundamental y estratégico en la defensa e historia del país, desarrollando operaciones en contra del enemigo, transportando tropas, realizando reconocimientos y vigilancia aérea, además de salvaguardar la vida e integridad de las personas a través de las operaciones de rescate, evacuaciones aeromédicas y protección del medio ambiente con la extinción de incendios; llegando así a lugares recónditos a lo largo y ancho del territorio nacional.

Posterior, en el año 2001 llegaron 17 helicópteros tipo UH-1 a esta Unidad Aérea, específicamente a la Escuela de Helicópteros para las Fuerzas Armadas como parte del Plan Colombia, siendo utilizadas en el entrenamiento de los pilotos militares.

Nueve años después se realizó un proyecto por parte de un personal del Grupo Técnico del Comando Aéreo de Mantenimiento, CAMAN, con el fin de realizar la conversión con tecnología de última generación en aviónica y equipos de navegación de 10 aeronaves UH-1 a Huey II, el cual fue materializado en mayo del año 2012 con la llegada del helicóptero UH-1 FAC 4500 convirtiéndose en Huey II en diciembre de 2013 con numero de cola FAC4418, ampliando de esta manera la flota existente, maximizando sus capacidades y aprovechando los recursos.

Para este año el Comando Aéreo de Combate No. 4 realizó una significativa ceremonia en honor a los pilotos del equipo Huey II, exaltando la labor realizada, la consagración al vuelo, responsabilidad y madurez al operar con seguridad esta poderosa máquina, por ello el Comando de la Unidad impuso un parche como símbolo de la mística y honor que representa el hecho de formar parte de este selecto grupo de hombres quienes se destacan por haber volado más de 1.000 horas en este helicóptero.

El Mayor Jaime Grijalva Fuertes, piloto y comandante de esta poderosa aeronave manifestó en este acto conmemorativo el amor y respeto que siente por su helicóptero, porque gracias a él ha podido desarrollar importantes operaciones militares conjuntas, coordinadas e interagenciales y desplegar sus alas a lugares donde la población civil más los ha necesitado.

“No encuentro un principio apropiado para hablar de este helicóptero que es una leyenda para mí, siempre me mantuvo a salvo mientras volaba en defensa de mi país, con él he surcado el cielo cientos de veces y he contemplado de cerca su inmensidad, cuando estoy en vuelo me siento orgulloso de lo que soy capaz de hacer y de pertenecer a esta gloriosa Institución, a la cual honro cada día de mi vida. Fue la herramienta que me permitió conocer mi patria, y que me dio la oportunidad de disfrutar el vuelo como nunca lo hubiera podido imaginar, me dio amigos y compañeros de batalla. Yo no soy nadie para el “Iroquois”, pero esta máquina lo es todo para mí.

Siempre vigente, ciertamente superado por los avances de la tecnología, pero no doblegado, nunca desmeritado por su confiabilidad; seguramente hay helicópteros más robustos, más rápidos, más grandes, más silenciosos, pero no serán los más exitosos de la humanidad, luego del último H que abrazó la tierra para nunca más volver a volar.

Le faltarán unos 30 años al siguiente helicóptero para si quiera alcanzar el éxito en el tiempo que ha tenido esta potente máquina, seguramente el tiempo de guerra no les permitirá demostrar lo que hizo el H, no conocerán el olor de la sangre y no caminarán en el filo de la navaja, la aviación aerotransportada y de ataque ha cambiado para exponer menos a sus tripulaciones y tener un alcance aun mayor que la propia vista humana, esas aeronaves nunca conocerán lo que conoció el H, esta máquina es más que un mito, el H marcó una era.

Qué afortunado soy de haber tenido en mis manos la responsabilidad y la oportunidad de haberlo volado, de compartir noches oscuras, de adivinar la brisa bajo el inclemente rayo de sol, pero sobre todo, de darle la mano al colombiano que requirió una evacuación aeromédica, a la tropa que apoyé con profesionalismo, , sin dudar, sin vacilar cada litro de agua que extinguió incendios forestales, cada pasajero y carga transportada, por las misiones que aún faltan por volar, por todo esto y por muchísimo más estoy convencido de que es la máquina a la que más le debemos, por enseñarme a volar, entrenar y combatir para vencer.

Ni hoy ni el último día como militar la olvidaré, ni siquiera en el último suspiro de mi vida. ¡Gloria a los pilotos del H!”. Manifestó el Oficial.

Finalmente, para muchos tan solo pueda ser una aeronave que se ve en el cielo, pero para los pilotos que vuelan estas poderosas máquinas es mucho más que eso, es saber que con ellas pueden salvar vidas, apoyar a la tropa y defender el país, es entender que el rugir de sus palas emiten voces de aliento cuando hay personas heridas en lugares a los cuales es imposible acceder. Por eso esta aeronave es tan significativa tanto para los pilotos que la vuelan como para toda la población que se ha visto beneficiada por ella.

Autor: 
Comunicaciones Estratégicas CACOM 4
Enviar a un amigo
Compartir