Inicio / El Instructor Militar: Símbolo de Respeto y templanza

El Instructor Militar: Símbolo de Respeto y templanza

Fecha de Creación: 
30 de Enero de 2020
El Instructor Militar: Símbolo de Respeto y templanza

Impartir órdenes para forjar el carácter, inculcar disciplina y respeto es parte de la misión que tiene un instructor militar. Son ellos los encargados de formar a los futuros suboficiales de la Fuerza Aérea Colombiana, quienes se distinguen no solo por su particular sombrero sino por el tesón y la mística que imprimen en su quehacer diario.

Un instructor militar no solo moldea a sus alumnos para adaptarse al régimen interno que demanda el proceso de formación militar, también se encarga de motivar y enseñar con el ejemplo y la doctrina todas las virtudes y principios que debe tener un integrante de la Fuerza Aérea como impronta para toda la vida.

Para ostentar el título de instructor militar es necesario aprobar el curso que dura 7 semanas el cual se dicta en la Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea Colombiana. Durante este lapso, los aspirantes a instructor militar se capacitan en temas como el manejo del estrés, primeros auxilios, costumbres y cortesía militar, entrenamiento de Alumnos, técnicas de instrucción, orden cerrado, planeamiento de Instrucción, presión disciplinaria, entre otras, todas estas técnicas necesarias para la enseñanza y formación de los militares a través de objetivos semanales que llevan a un propósito final, lograr un mayor nivel y optimizar la calidad en la preparación técnica, física, mental y sicológica del personal durante su fase de aprendiz.

Para el Técnico Segundo Jaime Eduardo Díaz Franco, instructor militar con ocho años de experiencia, la vocación y el ejemplo son los pilares fundamentales para ejercer la labor de formar hombres y mujeres que servirán a un país, siempre respetando los derechos y la dignidad humana. Para él inculcar disciplina es una tarea fundamental, ya que son condiciones esenciales que caracterizan a un militar, por lo cual desde el principio hace hincapié en la importancia de la obediencia recalcando los requisitos que debe tener toda orden militar, la cual siempre debe ser clara, precisa, concisa y legitima.

Mantener un buen estado físico también cuenta a la hora de desempeñar el rol de instructor militar ya que los constantes entrenamientos físicos son los que realmente marcan la pauta en la vida de quienes se preparan para proteger al país.

Alumnos de la Escuela de Suboficiales destacan la milicia y energía de quienes imparten la instrucción militar. “los instructores militares inspiran respeto, ellos desde el primer día nos van puliendo para que seamos hombres y mujeres dignos de portar el uniforme y defender la nación tal como dice la oración patria que refrenda nuestro compromiso con Colombia” expresa Gina Alexandra Huertas, Alumna de segundo año del Curso 92, quien recuerda sus primeros días aprendiendo orden cerrado. Para ella cada voz de mando de los instructores militares representaba autoridad, conocimiento y mística, condiciones necesarias para fortalecer el carácter de quienes aspiran escalafonarse dentro de la profesión castrense.

De esta manera, el alma mater de la suboficialidad, continuará capacitando a los instructores militares, para que los procesos de formación de los futuros suboficiales continúen por el camino de la excelencia aportando a Colombia jóvenes dispuestos a volar, entrenar y combatir para vencer

¡Así se va a las Estrellas!

Autor: 
Comunicaciones Estratégicas ESUFA
Enviar a un amigo
Compartir