Inicio / El orgullo de portar las alas de piloto militar

El orgullo de portar las alas de piloto militar

Fecha de Creación: 
28 de Febrero de 2020
El orgullo de portar las alas de piloto militar

Luego de trece años de preparación, aprendizajes y vivencias, inicia una nueva etapa militar, acompañada de retos para enfrentar. Anhelos materializados en lo que comenzó como un sueño y hoy se convierte en una realidad. Así, gracias a su dedicación, el capitán Gómez Jaramillo Rafael, recibe la autonomía como piloto del helicóptero Black Hawk UH-60L de la Fuerza Aérea Colombiana, distinción que lo hace líder, llevando al mando su tripulación a diferentes misiones que permitirán contribuir con la protección y bienestar de los colombianos.

El desarrollo de operaciones ofensivas y defensivas, extinción de incendios, traslados de personal y evacuaciones aeromédicas, además de misiones humanitarias, se convierten en su propósito de vida, aunque realizar cada una de ellas sea de entrega constante y sacrificio, su lugar de aquí en adelante será navegar en el cielo.

En entrevista el Capitán Gómez Jaramillo, habla de su experiencia como piloto de la Fuerza Aérea Colombiana.

• ¿Para usted qué significa ser piloto de la Fuerza Aérea Colombiana?
Ser piloto de la Fuerza Aérea Colombiana ha sido una oportunidad, un sueño cumplido, una meta que tenía desde que era muy pequeño y estar acá es cumplir ese sueño, ha sido poder materializar esa expectativa que tenía en mi vida.

• ¿Cuál ha sido su labor como Piloto Militar?
Desarrollar misiones humanitarias de apoyo a la población, misiones de evacuaciones Aeromédicas, de transporte de personal y carga.

• ¿Cómo ha sido la experiencia que ha tenido como piloto en la Fuerza Aérea Colombiana?
Mi primera experiencia fue como copiloto en el año 2011, desarrollando una misión de evacuación aeromédica en el área de Timbiquí, misión en donde rescatamos tres policías que habían sido atacados con explosivos por parte de un grupo armado organizado. Esto fue muy importante porque me mostró la tarea que realizamos llevando esperanza.

• ¿Cuáles son las expectativas al recibir la autonomía como piloto al mando?
Me llena de emoción y de gratitud que la Fuerza Aérea Colombiana me confíe tener al mando los controles de esta aeronave, es un orgullo poder pertenecer a este grupo de trabajo que integra la planta de UH-60L en el comando aéreo de cómbate No.7; es una responsabilidad y un compromiso con todas las personas que formamos este equipo para seguir cumpliendo la misión que nos encomienda la Fuerza Aérea en el Suroccidente colombiano

• ¿Cuál es la misión que ha tenido mayor relevancia para usted?
Una misión que recuerdo con mucho cariño y orgullo es la que se realizó con Puentes de la Esperanza en la población de mercaderes, teniendo la posibilidad de trabajar mano a mano con la comunidad construyendo puentes a comunidades que han estado marginadas y alejadas de la sociedad, la posibilidad de ayudarles y de llevarles un poco de apoyo, fue gratificante, lo recuerdo con mucho cariño.

El Comando Aéreo de Combate No.7 celebra con orgullo, que uno de sus integrantes asuma la responsabilidad de comandar una aeronave como piloto militar, la cual representa una de las capacidades aéreas más relevantes dentro de la institución.

“Soy el capitán Gómez Jaramillo Rafael, piloto militar de la aeronave Black Hawk UH-60L de su Fuerza Aérea Colombiana, mi misión es portar con orgullo las alas en el pecho, que surcan y sienten con pasión la inmensidad de las alturas y el compromiso de servir a la nación, con el corazón”.

Así se va a las Estrellas.

Autor: 
Comunicaciones Estratégicas CACOM-7
Enviar a un amigo
Share