Inicio / Granitos de arena, en medio del COVID–19

Granitos de arena, en medio del COVID–19

Fecha de Creación: 
13 de Abril de 2020
A pesar de la emergencia que el COVID -19 ha generado, también ha inspirado muchas iniciativas que exaltan la creatividad de las personas para anteponerse ante situaciones como esta
Granitos de arena, en medio del COVID – 19

Desde muy temprano al interior de las instalaciones del Comando Aéreo de Combate No. 3, CACOM 3, el ambiente se respira de forma diferente, el confinamiento ha generado un silencio profundo e indescifrable entre quienes con dedicación siguen trabajando diariamente por la defensa del espacio aéreo en el Caribe colombiano. Pero esta quietud, a pesar de esta situación que en el caso de algunos países como Italia y España ha sido más que trágica, le ha permitido a Colombia implementar las medidas necesarias para contrarrestar el contagio del COVID – 19, lo que también se ha visto reflejado en la solidaridad de muchos compatriotas que están dispuestos a apoyar desde diferentes labores, todas las iniciativas que ayuden a preservar la vida de los colombianos.

Por esto dos personas de la Unidad comparten un poco de lo que ha sido esta situación para ellos y sus familias, así como la labor que están realizando para poder contribuir con un ‘granito de arena’ en esta cuarentena, protegiendo la vida de los integrantes del CACOM 3, quienes desde sus áreas se ven expuestos diariamente al contacto con la población de varios municipios. El primero de ellos es un Suboficial de la especialidad de Electrónica Aeronáutica, oriundo de Bogotá quien a la edad de 11 años aprendió a coser de la mano de su mamá, una mujer que aunque no se dedicaba al 100% a las labores de la costura, le enseñó a manejar la máquina de coser y la fileteadora, para que le ayudara con algunos trabajos que ella ocasionalmente realizaba.

Ese conocimiento que le heredó su mamá le ha sido útil para poder ayudar a su familia con labores de modistería, facilitándole realizar los arreglos que se requieran en su hogar. Ahora esta habilidad la está utilizando como una herramienta para fabricar tapabocas que son entregados al Establecimiento de Sanidad Militar de la Unidad, que tiene a cargo la distribución de estos implementos de protección entre quienes prestan los servicios de seguridad, para garantizar que puedan cumplir con su misión principal.

Por otro lado está la señora Oliva Parra, la mamá de otro Suboficial del CACOM 3, es una mujer quien desde hace más de 2 décadas ha puesto sus manos en labores de sastrería arreglando no sólo el uniforme de su hijo, sino muchos camuflados, overoles de vuelo, uniformes de gala y muchas otra prendas que portan los integrantes de la Fuerza Aérea que ha conocido en las unidades en las que su hijo ha estado; por esto para ella ahora es todo un honor el poder aportar a esa noble labor, donde tal como lo afirma “con mis manos ahora podré ayudarles de una forma diferente, puedo fabricarles tapabocas que los protejan, porque cualquiera de ellos podría ser mi hijo también“.

Los tapabocas que la señora Oliva ha elaborado, se han entregado al personal que acompaña la entrega de mercados diariamente en los municipios de Soledad y Malambo, ya que es de la mano de ellos, que miles de familias atlanticenses han recibido las donaciones realizadas por las administraciones locales; siendo este el motivo por el cual ambos se levantan desde muy temprano y, con los materiales que ha logrado gestionar el Establecimiento de Sanidad, han fabricado más de 200 tapabocas permitiéndole a las personas que lo utilizan, desecharlo continuamente, manteniendo las condiciones de higiene que requieren las labores humanitarias y operativas que se encuentra llevando a cabo la Unidad, para hacerle frente al COVID- 19.

El trabajo en equipo ha sido la constante de todas las personas e instituciones que siguen llevando a cabo múltiples tareas para evitar la propagación del virus, garantizando que la ayuda humanitaria llegue a quienes la necesitan. Por esto como coequiperos, este Suboficial de la Fuerza Aérea Colombiana con la ayuda de su familia, seguirá elaborando tapabocas, al igual que la señora Oliva, quien es la mamá de uno de sus compañeros, fortaleciendo entre todos la labor que lleva a cabo el Establecimiento de Sanidad Militar que día a día propende por mantener y acatar todas las recomendaciones bajo la medida de aislamiento preventivo, para que quienes extienden las alas de la Institución al servicio de la nación, puedan continuar desarrollando esta loable e importante labor, con la debida protección.

Autor: 
Comunicaciones Estratégicas CACOM 3
Enviar a un amigo
Compartir