Inicio / Homenaje al General Pauwels

Homenaje al General Pauwels

“Esta reunión tiene un marco sublime de dignidad, de amor, de amistad, de reconocimiento a una vida insigne, de legendarias remembranzas del hombre nacido para marcar un rumbo de culto hacia su Patria, de ayuda a sus semejantes, de honor al portar en alto la bandera azul y el águila de gules en ella incrustada, y de gloria a través de la bóveda celeste que cruzó en tiempos apacibles o raudo a través de huracanes y tormentas.
Me refiero a Alberto Pauwels Rodríguez por quien al cumplir el 17 de abril 90 años, con admiración y dando gracias a la Divina Providencia por tenerlo a nuestro lado proyectando luz a hombres y mujeres de la Fuerza Aérea en actividad y en retiro, exaltamos su vida meritoria, la revelamos como ejemplo de esplendor a las generaciones del hoy y del mañana y nos congratulamos por haber sido sus alumnos, sus subalternos, sus colaboradores y hoy sus amigos, quienes desde lo más profundo del corazón le decimos ¡ánimo mi General! Dios lo tendrá por varios años más.


Mucho se ha escrito sobre este gigante de los aires, autoridad insuperable respecto al firmamento. Allá en el Norte, lindando con el impotente Mar Caribe, erigido en uno de nuestros principales Comandos Aéreos, se levanta airoso el monumento a él dedicado y desde allá mira hacia los cuatro puntos cardinales de la Patria para acompañar a hombres y naves que cruzan el cielo azul de Colombia la grande. Yo, en representación de quienes servimos a la aviación militar desde su más alta investidura pido levantar nuestra copa de fraternidad y brindar en esta solemne efemérides por Alberto Pauwels. Continúe mi General volando en sus recuerdos sobre los espacios de Dios, sobre los confines sin termino bordeados de luz, sobre los horizontes desposeídos de nuestra amargura para que su nombre siga siendo senda segura de nuestra Fuerza Aérea. Saludo mi General ¡Maestro del Espacio!”

Estas fueron las palabras pronunciadas por el señor General ( r ) José Ramón Calderón Molano, ex Comandante de la Fuerza Aérea Colombiana durante la celebración del cumpleaños No. 90 del señor Mayor General Pauwels, el 17 de abril de 2006 en la Casa Inglesa del Casino Central de la Fuerza Aérea. 


Con ocasión de esta importante efemérides, el señor General Edgar Alfonso Lésmez Abad, impuso al General Pauwels la condecoración Cruz de la Fuerza Aérea al Mérito Aeronáutico, en la categoría de Gran Cruz. Homenaje que se llevó a cabo el 25 de abril de 2006 en el salón Azul del Comando de la Fuerza Aérea, y al cual asistieron los señores Generales ex Comandantes de la Institución, Generales activos, destacados Oficiales, la señora Beatriz de Pauwels, sus hijos Alberto, Eduardo, Marcela y Alexandra, su nuera Conny Gutiérrez y su yerno Rodrígo Botero.

Con sentimientos de admiración y gratitud, el señor General Comandante Fuerza Aérea manifestó: “Uno de nuestros máximos anhelos, cuando nos incorporamos como Oficiales de la Fuerza Aérea Colombiana, es llegar a comandarla; en ese proceso de selección que dura toda la carrera militar, en la que sólo unos pocos tienen la fortuna de posicionarse como Comandantes de la Institución, en reconocimiento a sus excelentes cualida des de líder y a una intachable hoja de vida, los que nos encontramos en este recinto hemos tenido como ejemplo la imagen de un hombre que hoy en día representa la identidad y el espíritu de nuestra querida Institución.

Con estas frases de aprecio, deseo referirme al señor Mayor General Alberto Pauwels Rodríguez, pionero de nuestra Aviación Militar y a quien hoy la Institución rinde un justo homenaje otorgándole la más preciada de nuestras joyas en la máxima categoría, la Cruz de la Fuerza Aérea al Mérito Aeronáutico en el grado de Gran Cruz.

De esta forma, deseamos materializar el sentimiento que guarda el personal activo y en uso de buen retiro, en torno a uno de nuestros pioneros, luchador de mil batallas y sobre todo al superior y amigo, que siempre ha manifestado un amor indeclinable por el significado que encierra pertenecer a la Fuerza Aérea Colombiana.

Los jóvenes militares que hoy ingresan a la Institución conocen a través de los documentos históricos la mística y el progreso que imprimió a la Fuerza Aérea el señor General Pauwels, su desempeño desde los inicios de nuestra Aviación Militar, hechos referidos en el Conflicto con el Perú en los años 30, hasta los momentos que siguieron al Mandato Presidencial del señor Teniente General Gustavo Rojas Pinilla, con la fortuna de saber que ese personaje del que se habla, es un hombre con el que hoy aún podemos conversar para corroborar esas páginas históricas que se encuentran en la formidable memoria de señor General Pauwels.


El hecho de saber que sus aportes se constituyeron en la base y guía, de las decisiones que cada uno de los señores ex Comandantes aquí presentes tuvieron que tomar en los diferentes momentos de la historia de la aviación colombiana, son razones suficientes para exaltar las virtudes del señor General Pauwels.

Después de más de 40 años de hacer uso del buen retiro, sigue siendo uno de nuestros más recordados Comandantes, su legado de principios y valores se encuentra vigente en cada uno de los hombres que viste el uniforme azul, el fortalecimiento de la doctrina aérea, la creación de SATENA y la CIAC, su aporte importante en el desarrollo de la Fuerza Aérea para constituirse en un arma independiente dentro de las Fuerzas Militares, la integración con las Fuerzas Aéreas del Continente, a través de la Conferencia de los Jefes de las Fuerzas Aéreas Americanas, CONJEFAMER, y la importancia que le dio al poder aéreo dentro de la defensa de la soberanía y el desarrollo de nuestra nación, son características que identificaron a este gran visionario, piloto, líder e ilustre colombiano uno de nuestros más queridos predecesores, y constituye el mejor motivo para que una de nuestras Bases Aéreas lleve su nombre. 

Hoy al cumplir 90 años de existencia, casi los mismos que tiene nuestra Institución, sabemos que ese cariño que usted cultivó por la aviación desde que era niño y por el cual se incorporó al Ejército Nacional, para desde allí contribuir con el nacimiento de nuestra Fuerza Aérea Colombiana, es el que sigue vivo dentro de su corazón, como un sello imborrable que sirve de modelo para las nuevas generaciones de Oficiales y Suboficiales que se incorporan a la Fuerza Aérea Colombiana.


Conscientes del significado que encierra contar con la presencia de uno de nuestros gestores, para la Institución y para el país, es un honor poder realizar este homenaje, a un hombre que nos abrió el camino, para llegar hasta el lugar donde nos encontramos hoy, como Institución sólida, legítima, querida por todos los colombianos de bien y comprometida con la seguridad y desarrollo de la nación. 

A su señora esposa Beatriz, a sus hijos, nietos y demás miembros de su distinguida familia, mi sincera felicitación por las calidades de esposo, padre y abuelo, que con su existencia alegra la vida de la familia Pauwels, tengan la certeza que el señor General Pauwels es uno de los ilustres colombianos al cual nos referimos con inmenso orgullo y alegría por tenerlo dentro de nuestra Institución, su proceder siempre atento, pulcro, visionario, ético, emprendedor, disciplinado y amable, se constituye en un ejemplo viviente del deber ser de un Oficial de la Fuerza Aérea y de un buen colombiano. 

Mi General, reciba en nombre de todos los hombres y mujeres que hacen parte de la Fuerza Aérea Colombiana, nuestro sincero reconocimiento, sea esta la ocasión para reafirmarle el orgullo que sentimos los aquí presentes de poderle hacer un homenaje a uno de los hombres más importantes de nuestra aviación”.