Inicio / Homenaje a los mejores Suboficiales de la Fuerza Aérea Colombiana

Homenaje a los mejores Suboficiales de la Fuerza Aérea Colombiana

“Con la sapiencia que se gana en el campo de batalla, acertadamente el emperador Napoleón Bonaparte afirmaba: “Yo no merezco más de la mitad del mérito por las batallas que he ganado. Por regla general, son los soldados los que ganan las batallas y los generales los que se llevan la fama”.

En el marco de este solemne acto quiero hacer propias estas palabras, para significar el verdadero espíritu que nos motiva a estar hoy reunidos: rendir un merecido homenaje de reconocimiento a la silenciosa labor que cotidianamente cumplen todos aquellos hombres que integran el noble Cuerpo de Suboficiales de la Fuerza Aérea Colombiana.

En este momento, en que con profundo orgullo conmemoramos el octogésimo octavo aniversario de nuestra Institución y cuando la nación entera rinde tributo de admiración a la Fuerza que desde los cielos le ha devuelto la esperanza en el mañana, es cuando resulta más oportuno reconocer el trabajo silente y abnegado de nuestros hombres, y en especial de aquellos que como ustedes, han contribuido tan decisivamente a alcanzar la victoria.

Bien podría entonces, enumerar la suma de virtudes y valores que los distinguen. Bien podría señalar que son estas meritorias condiciones las mismas que les han permitido alcanzar sus más loables éxitos. Bien podría afirmar que ha sido su sacrificio, entrega profesional, integridad, liderazgo y vocación de servicio, los atributos que los han destacado. Pero considero que todo se conjuga al reconocer que su vida está plenamente dedicada a la Fuerza Aérea Colombiana. Esa calidad es la que queremos enaltecer en esta Cena de Gala. La Institución destaca el alto grado de compromiso asumido por todos ustedes para con ella y para con la Patria, así como, su firme e inquebrantable determinación de honrar el noble propósito que asumieran con aquel juramento hecho al investirse como Suboficiales.

Reiteradamente hemos afirmado que la esencia fundamental de nuestro Poder Aéreo reside en el más importante e invaluable de los recursos: el potencial humano. Nuestros equipos e instalaciones se han de renovar pero el valor y el conocimiento de nuestros hombres es imperecedero, más aún, si ellos se erigen líderes en cada una de sus especialidades, con la capacidad de vislumbrar el futuro y establecer la mejor forma de conquistarlo.

Las condiciones particulares que caracterizan la labor que cumplen nuestros Suboficiales, los obliga a ejercer un especial liderazgo. La capacidad y pericia técnica que deben desarrollar y el indudable valor que alcanza su experiencia, se suman al indiscutible espíritu de entrega, configurando así un excepcional líder, que orienta sus actuaciones siguiendo los principios y valores institucionales. Hombres y líderes que han sabido asumir aquella otra alusión de Napoleón: “Lo imposible es el fantasma de los tímidos y el rugido de los cobardes”.

Por eso, hoy tributamos a nuestros Suboficiales este homenaje de reconocimiento, que se ha visto enaltecido con la presencia de importantes personalidades: el señor Ministro de Defensa Nacional, el señor General Comandante General de las Fuerzas Militares y su querida hija, los señores Almirantes Jefe de Estado Mayor Conjunto y Comandante de la Armada Nacional, el señor Viceministro de Defensa para la Gestión Institucional, los señores Generales activos y en uso de buen retiro, el Secretario General del Ministerio de Defensa, los señores Oficiales Agregados Aéreos de Perú, Brasil, Estados Unidos y sus apreciadas esposas, quienes nos honran con su presencia, y muy especialmente los señores Suboficiales homenajeados y sus acompañantes.

Agradecemos a todos ustedes por sumarse al sentimiento de toda la Fuerza Aérea, que sabe que las páginas de gloria de su historia, han sido y serán escritas por sus mejores hombres”.

Con estas palabras, el señor General Jorge Ballesteros Rodríguez, Comandante de la Fuerza Aérea Colombiana, saludó a los 12 Suboficiales, quienes merecieron representar a la Suboficialidad de la familia aérea en el 2007 y fueron seleccionados por su trayectoria profesional, arrojo en el campo de combate e iniciativa en múltiples proyectos ingeniosos.

El homenaje se llevó a cabo en una Cena de Gala sin precedentes en la historia de la Fuerza Aérea, el 15 de noviembre de 2007, en el Salón Monserrate
del Hotel Tequendama de Bogotá.

Técnico Jefe Orlando Chica Ruiz Comando Fuerza Aérea

Integrante del Curso No. 30, con especialidad en Defensa y Seguridad de Bases Aéreas. Ha participado en importantes operaciones militares, desempeñándose en arriesgados cargos del área de explosivos, contribuyendo en la recuperación de zonas afectadas por la acción de los grupos al margen de la ley. Con gran experiencia en proyectos humanitarios ha dado testimonio ante la Comunidad Internacional del respeto que tiene la Fuerza Aérea por el Derecho Internacional Humanitario.

Técnico Subjefe Carlos Julio García Rodríguez
Comando Aéreo de Combate No. 4

Integrante del Curso No. 58, con Especialidad de Mantenimiento Aeronáutico. Diseñó e implementó un Sistema de Circuito Eléctrico para reemplazar las baterías o unidades de control de energía utilizadas en el suministro de poder al sistema de armamento de los helicópteros Rapaz Bell-212, proyecto que permitió disminuir costos y hacer más efectivos y confiables los sistemas eléctricos de armamento. Su desempeño como tripulante de helicóptero le ha permitido sumar más de cuatro mil horas de vuelo, de las cuales el 98% han sido en operaciones de orden público.

Técnico Subjefe Juan Pablo Buenhombre Molina
Comando Aéreo de Mantenimiento

Integrante del Curso No. 61, con especialidad en Mantenimiento Aeronáutico. Ha participado en operaciones de combate, salvamento y rescate, interdicción, vigilancia de oleoductos, vigilancia y control vulcanológico, entre otras. Su experiencia, capacidad profesional y militar se reflejan en proyectos como la remotorización del Helicóptero Huey 500 y la adaptación del equipo Bell 212. Actualmente, se desempeña como Inspector del Helicóptero Huey II, cargo de gran responsabilidad en el alistamiento de las aeronaves.

Técnico Subjefe Carlos Roberto Hurtado Hurtado
Escuela de Suboficiales FAC

Integrante del Curso No. 62, con especialidad en Comunicaciones Aeronáuticas. Impulsó la creación del Laboratorio de Control de Aeródromo, contribuyendo a la formación de los Alumnos, además de fortalecer la capacitación de los Suboficiales y proyectar su servicio en la Fuerza Pública. Este laboratorio, segundo en el país, permite capacitar 70 Alumnos por año.

Técnico Primero Gerardo Uribe Martínez Grupo Aéreo del Caribe

Integrante del Curso No. 64, con especialidad en Electrónica Abordo. Hizo parte del grupo de trabajo que modificó las cabinas de los aviones Tucano T-27, adaptándolas con Sistema de Visión Nocturna, NVG, reduciendo costos y aumentando la capacidad de las aeronaves; ha llevado a cabo proyectos como la adaptación del sistema de radio en los T-27, facilitando la comunicación con las tropas, y se ha destacado como armero y tripulante de los aviones Fantasma AC-47 y Bronco OV- 10, respectivamente.

Técnico Primero Fernando López Valencia
Agrupación de Comandos Especiales Aéreos

Integrante del Curso No. 33, con especialidad de Seguridad y Defensa de Bases Aérea. Se ha destacado en las operaciones de salvamento y rescate. Dada su experiencia y formación en enfermería de combate, resucitación cardiopulmonar y asistencia médica en combate, se desempeña como Instructor principal de Cursos de Rescate de Personal y Doctrina de Operaciones Rurales, en el Comando Aéreo de Combate No.6, Tres Esquinas, Caquetá, y en el Grupo Aéreo del Oriente, Vichada.

Técnico Primero Oscar Venancio Belalcázar López
Comando Aéreo de Combate No. 5

Integrante del Curso No. 66, con especialidad en Mantenimiento Aeronáutico. Su empeño y profesionalismo lo llevaron a alcanzar un nivel de mantenimiento 3 para Colombia y Suramérica, conocido como DEPOT, con el cual se reduce el tiempo de entrega de componentes de los seis meses que se tardaban reparándolos en el exterior, a tres días en los talleres de la Institución. Además, de disminuir los costos por componente.

Técnico Segundo Humberto Alexander Poveda Acosta Comando Aéreo de Combate No.5

Integrante del Curso No. 68, con especialidad en Seguridad y Defensa de Bases Aéreas. Ha participado en más de 250 rescates, evacuan don alrededor de 350 militares, civiles y personal enemigo, dada su experiencia y entrenamiento como enfermero de combate y Pararrescatista. Sus conocimientos como guía y enfermero canino, además del interés y preocupación por preservar la vida lo han llevado a incursionar en el adiestramiento de perros para salvamento y rescate de víctimas, KSAR.

Técnico Segundo Diego Guillén Castro Comando Aéreo de Combate No.52

Integrante del Curso No. 68, con especialidad en Seguridad y Defensa de Bases Aéreas. Es considerado el Pararrescatista con mayor número de rescates. Testimonio de ello es el recobro de personal efectuado al Sur del departamento del Meta donde salvó la vida de 14 combatientes atrapados en un campo minado. Igual mente, realizó el diagnóstico y tratamiento oportuno al señor Subteniente Edgar Cárdenas, quien sufría un edema pulmonar a causa de las inclementes condiciones climáticas del páramo “El Tigre”, donde laboraba. De esta manera, ha demostrado su profesionalismo y compromiso por salvar vidas.

Técnico Segundo Jhon Alexander Cárdenas Puentes Comando Aéreo de Combate No.3

Integrante del Curso No. 69, con especialidad en Mantenimiento Aeronáutico. Ejecutó en coordinación con la Misión Americana un proyecto para mejorar el guiado de bombas con la precisión del Sistema de Posicionamiento Global Satelital, GPS, en los aviones caza bombarderos Dragon Fly, A-37B. Este Sistema ha contribuido a realizar operaciones de orden público con efectividad y contundencia.

Técnico Segundo Alexis Guerra Polania Comando Aéreo de Combate No.1

Integrante del Curso No. 70, con especialidad de Electrónica Aeronáutica. Diseñó un contador digital de munición para las ametralladoras de los helicópteros, con el fin de controlar cuantitativamente el material de guerra durante las diferentes actividades de vuelo, optimizando el uso racional de la munición incluso en condiciones adversas generadas por la presión del combate.

Técnico Tercero Jorge Andrés Figueroa Castaño
Escuela Militar de Aviación Marco Fidel Suárez

Integrante del Curso No. 72, con especialidad de Músico. Es considerado uno de los Suboficiales más versátiles de la Institución. Su curiosidad y destreza en el campo tecnológico lo llevaron a diseñar el Simulador de Vuelo para el Equipo T-41D, aeronave de entrenamiento básico de la Escuela Militar de Aviación, novedoso equipo que se constituye como herramienta fundamental en los programas de Ambientación al Vuelo y Entrenamiento Primario para los Cadetes del Alma Máter y de otras instituciones de la Fuerza Pública.

Este reconocimiento y sentido homenaje, despertó la admiración de los asistentes y un profundo agradecimiento de los señores Suboficiales, que fue expresado por el señor Técnico Subjefe Juan Pablo Buen hombre: “En representación de los Suboficiales que orgullosamente pertenecemos a la Fuerza Aérea Colombiana, quiero manifestar nuestro compromiso para continuar en la búsqueda del mejoramiento continuo y en la construcción de proyectos que redunden en el progreso y engrandecimiento de nuestra Fuerza…Los logros que hoy se exaltan sólo han podido alcanzarse en razón a que hemos sabido aprovechar las herramientas suministradas por la Institución, permitiéndonos perfeccionar nuestras habilidades en beneficio de nuestras Fuerzas Militares… Con gran admiración, lealtad y respeto, quiero exaltar el compromiso y liderazgo de que hace gala el señor General Jorge Ballesteros Rodríguez, Comandante de la Fuerza Aérea Colombiana, quien reiteradamente se ha preocupado por mejorar la calidad de vida, proyección y desarrollo del Cuerpo de Suboficiales, y hoy, con este solemne acto, enaltece nuestra trayectoria. Su noble iniciativa invita a fortalecer el compromiso que exige la defensa de los cielos patrios y proyecta la modernidad de la profesión militar.”