29 Apr 2014

IX. La Guerra Fría y su Efecto en Colombia

La Guerra Fría, sin embargo, resultó fundamental en la asesoría económica y militar prestada por las administraciones norteamericanas desde el gobierno de John Fitzgerald Kennedy bajo la Doctrina de Seguridad Nacional, permitiendo la modernización de la infraestructura militar, de lo cual se benefició la FAC al mejorar las instalaciones y capacidades de sus Unidades Aéreas.

En el plano internacional, la Revolución Cubana había dado dimensión continental a la lucha guerrillera colombiana representando una grave amenaza para la existencia de la democracia, pero los cambios operados en las Fuerzas Armadas después del Bogotazo, cuando se dedicaron primordialmente al mantenimiento del orden público, evitaron que se saliera de control. Entre 1961 y 1990 aparecieron en Colombia varios grupos armados de izquierda, entre otros: las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, la guerrilla campesina comunista más antigua de Colombia formada en 1964; el Ejército de Liberación Nacional, ELN, creado por estudiantes universitarios con tendencia castrista en 1962; el Ejército Popular de Liberación, EPL, partido comunista que opera desde 1964; el Movimiento 19 de abril M-19, creado en 1973 y desmovilizado en 1990. La capacidad de combate de las Fuerzas Armadas de Colombia estaba orientada a la guerra convencional. Para controlar y derrotar a la guerrilla el estamento militar debió prepararse para enfrentar la guerra irregular.

La violencia política, el gobierno militar de Rojas y la formación del Frente Nacional terminaron la dependencia de los militares con los partidos tradicionales. La subordinación militar se trasladó de los partidos al Estado; las Fuerzas Armadas dejaron de ser apéndices del liberalismo y del conservatismo para convertirse en parte integral del gobierno colombiano. En este sentido, se pasó de un cuerpo doctrinario centrado en la “Guerra Convencional” a uno enfocado en la “Revolución Estratégica”, es decir, de una perspectiva geopolítica que hacía énfasis en la guerra como un conflicto entre ejércitos nacionales, a otra que introducía como factor determinante el conflicto interno con la guerrilla y en general, con los grupos armados violentos que actuaban fuera de la ley, los cuales, a partir de la década de 1980, se fortalecieron por los nexos con el narcotráfico y el terrorismo.

Sección Patrimonio Histórico y Cultura

Enviar a un amigo
Imágen CAPTCHA
Escriba los caracteres que se presentan en la imagen