Inicio / Jefe Córdoba; Un luchador de mil batallas

Jefe Córdoba; Un luchador de mil batallas

Fecha de Creación: 
31 de Diciembre de 2020
Jefe Córdoba; Un luchador de mil batallas

El Técnico Jefe Ejesler Córdoba Chaverra es uno de los suboficiales más antiguos del Comando Aéreo de Mantenimiento con 23 años de servicio en su Fuerza Aérea Colombiana y una gran experiencia en el campo aeronáutico.

Oriundo de Quibdó Choco, y segundo de cuatro hermanos tenía claro que quería hacer en su vida, servir al país como suboficial de la Institución; y fue en el año 1994 que ingresó al alma mater de la suboficialidad gracias al programa de la ley 70 de 1993 Ley de Negritudes, que tiene como propósito establecer un mecanismo de protección de la identidad cultural y de los derechos humanos de las comunidades negras de Colombia como grupo étnico, con el fin de garantizar condiciones reales de oportunidad frente al resto de la sociedad.

A sus 19 años piso el suelo madrileño para dar inicio a su carrera como suboficial y representar de la mejor manera a su tierra del pacifico. Fue un poco difícil llegar y adaptarse porque el clima era muy diferente de donde provenía, teniendo en cuenta que él estaba acostumbrado a una temperatura de 32 grados y en Madrid donde estaba la escuela, las condiciones climáticas variaba entre 08 y 10 grados centígrados.

Pero a los tres meses se adapto a estas condiciones gracias a su motivación en ser referente de las nuevas generaciones de afrodescendientes, quienes lo verían como un parámetro para poder alcanzar muchos logros en su Fuerza Aérea Colombiana y guiado por el arquitecto del universo, tuvo la fortaleza para obtener su grado de técnico cuarto y tecnólogo.

Córdoba inició su carrera en la Escuela Militar de Aviación como suboficial de la especialidad de mantenimiento en el cargo de Especialista de Motores IO-360 e IO-520 de las aeronaves de instrucción T-41 y Mentor T-34, para la formación de futuros pilotos de la Institución.

Por necesidades del servicio fue seleccionado para formar parte del equipo UH-60 como Técnico Tripulante de Vuelo, en el cual ostenta más de 1000 horas de operación a nivel nacional, lo que le permitió ser condecorado con la medalla de orden público y donde también vivió experiencias que marcaron su vida: como la perdida de motor en el Cerro Pan de Azúcar, en un vuelo de traslado de personal con la responsabilidad de llevar a unos jóvenes soldados a esta zona desconcentrada. Pero su pericia, habilidad y tranquilidad como tripulante, permitió que el piloto realizará aterrizaje sin comprometer ninguna vida.

Uno de sus múltiples reconocimientos fue desempeñarse como inspector de la aeronave CESSNA-182 de Satena, con la cual pudo volar 400 horas en 18 meses sin ningún percance e incumplimiento técnico. Por otra parte, en el 2013 fue escogido por su liderazgo, conocimiento y experiencia para integrar el selecto personal que iba a participar en la fabricación e instalación de los motores IO-390 A1 A6 de 26 aeronaves de instrucción T-90, siendo la primera aeronave fabricada en el Comando Aéreo de Mantenimiento y en Colombia.

Es así, como hasta la fecha se desempeña como tripulante de la aeronave ATR-42-500/600 Satena con la que transporta ciudadanos a zonas apartadas y como Jefe de Inspectores del Grupo Aeroindustrial en el que transmite sus conocimientos y experiencias para solucionar inconvenientes técnicos.

Finalmente, el Técnico Jefe Ejesler Córdoba quiere que lo recuerden como una persona honorable y luchadora, que dejo una huella inquebrantable como afrocolombiano en la Institución que amo desde el primer día que se incorporó.

Autor: 
Comunicaciones Estratégicas CAMAN
Enviar a un amigo
Compartir