Inicio / La Aviación Militar en Colombia

La Aviación Militar en Colombia

Fecha de Creación: 
27 de Enero de 2021
Apartes de la Edición 2 - Revista Taktika

“Conocer nuestra historia es un privilegio que tienen pocos, pero ignorarla es un error que concierne a todos”
Jorge Armando Landinez Mayorga

El origen de la aviación en Colombia se encuentra inmerso dentro de un proceso álgido de desarrollo económico y cambio socio-político propio del Siglo XX, pues conjuga el término de la Guerra de los Mil Días y la pérdida de Panamá con la estabilización del Estado, el cual, después de sortear las luchas intestinas entre partidos políticos, experimentó un leve crecimiento en la industria y el comercio de las principales ciudades colombianas . Pese a que el nacimiento de la aviación en el país hizo parte de una idea particular, su consolidación sólo fue posible bajo la dirección del Gobierno Nacional representado en sus instituciones castrenses dada la envergadura que constituyó tal proyecto para la época.

Hombres de negocios, profesionales y comerciantes fueron los primeros en fascinarse con la propuesta de traer aeronaves al país, a través de las cuales se pudiese impulsar las actividades económicas de cada región. Fue así, como la idea de un nuevo medio de transporte nacional tomó fuerza en el imaginario de los colombianos, teniendo como antecedente los grandes éxitos mostrados por esas maravillas modernas en el ámbito internacional . Colombia, al igual que otras regiones del mundo, fue una propuesta atractiva para las empresas constructoras de aeronaves, dadas las propiedades que ofrecía dicho mercado, el cual tuvo como particularidad la decadencia de sus proyectos de transporte nacional enmarcados en la construcción de los ferrocarriles nacionales y la navegación por el río Magdalena, que dificultaron la posibilidad de tener una salida al mar desde el interior del país.

Con la creación del Alma Mater, la oportunidad de ser piloto y servirle a la Nación se convirtió en una realidad el 15 de Febrero de 1921 cuando la Base Aérea de Flandes, Tolima, abrió por primera vez sus puertas. Una Misión Francesa fue la encargada de instruir a los cadetes en materia aeronáutica contando con la gran experiencia de su Comandante, el Coronel René Guichard, Director de la Escuela de Aviación Militar y Jefe de la misión . La llegada de las primeras aeronaves fue un suceso sin precedentes para la población y comunidades aledañas que en su mayoría eran de extracción campesina y no habían tenido la oportunidad de ver un avión en vuelo. Los Caudron G-III de entrenamiento, G-IV de observación y bombardeo, junto con los Nieuport Delage, hicieron parte de la primera flotilla de aviones con la que contó la Nación para su defensa.

Autor: Mayor Landinez Mayorga Jorge Armando. Historiador de la Universidad
Industrial de Santander, Oficial de la Fuerza Aérea Colombiana.
Jefe Sección Estratégica Análisis, Contexto y Postconflicto.

Quedan ustedes, integrantes de la Fuerza Aérea, invitados a continuar la lectura de este artículo en la Segunda Edición de la Revista TAKTIKA, y así explorar y explotar sus capacidades al máximo.
.

Autor: 
Departamento Estratégico de Doctrina Aérea y Espacial
Enviar a un amigo
Compartir