Inicio / La CIAC en sus 50 años fortalece la Industria Aeronáutica Nacional

La CIAC en sus 50 años fortalece la Industria Aeronáutica Nacional

Qué mejor manera de celebrar los 50 años de la Corporación de la Industria Aeronáutica Colombiana, CIAC, que con la culminación de un proyecto planteado desde 1963: la integración de la CIAC con los talleres industriales del Comando Aéreo de Mantenimiento, CAMAN, de la Fuerza Aérea Colombiana. Esta unión, conocida como el proyecto PEGASO, es el resultado de un convenio interinstitucional entre el Ministerio de Defensa Nacional y la CIAC, el cual busca capturar las sinergias de mantenimiento mayor que existen en la Fuerza Pública y fortalecer el desarrollo de la Industria Aeronáutica Nacional.
El desarrollo de PEGASO permitirá un mejor aprovechamiento de las capacidades disponibles en la CIAC, dada su experiencia y flexibilidad para efectuar operaciones administrativas y técnicas, con las ventajas que provee la Zona Franca y potencial que representa contar con los talleres industriales ubicados en CAMAN para efectuar mantenimiento mayor aeronáutico. Una combinación inmejorable para apoyar el desarrollo del sector en el país.
PEGASO escogió un portafolio de productos y servicios a partir de las capacidades actuales de ambas entidades, donde existe un volumen de trabajo interesante teniendo como punto de partida los mantenimientos necesarios en las Fuerzas. Se plantea ampliarlo mediante nuevas inversiones y alianzas estratégicas con proveedores externos que progresivamente aporten sus conocimientos y tecnología. 


Para entender la magnitud de esta integración vale la pena dar una mirada a la historia de la CIAC. Desde su nacimiento, con el Decreto No. 1064 de 1956, con el objeto de organizar, construir, operar y explotar centros de reparación, mantenimiento y servicios de aviones, y posteriormente el ensamble y construcción de aeronaves, como motor de desarrollo para la Industria Aeronáutica Nacional, la CIAC S.A. ha sido una entidad autónoma, domiciliada en Bogotá, con patrimonio propio, bajo régimen de empresa comercial e industrial del Estado, ya que éste posee el 99.96% de sus acciones.

A partir de ese momento la CIAC recibió una serie de adiciones a su razón social que enriquecieron sus labores. Inicialmente, en 1965, la CIAC se organizó como Depósito “In-bond” para recibir en consignación repuestos, partes y piezas con destino a los servicios de mantenimiento y reparación de aeronaves en el país, el cual fue suspendido en marzo de 1994 por decisión de la Dirección General de Aduanas y en desarrollo de la apertura económica determinada por el gobierno.


En 1985, el Departamento Administrativo de Aeronáutica Civil, Aerocivill, le concedió el Permiso de Funcionamiento No. 015 como Taller de Mantenimiento Aeronáutico, que más tarde haría que la CIAC fuera ratificada por la Aerocivil como Taller Aeronáutico de Reparaciones, TAR. Este nuevo rango hace que la CIAC ofrezca los siguientes servicios: 

1) Realizar mantenimiento preventivo, alteraciones y/o reparaciones para cumplimiento de los servicios A,B,C, y D en aviones clase II tipo Boeing, modelos 707-300 y en los modelos 727-100 / 200, así como, en aviones Mc DONNEL DOUGLAS, modelo DC-9 series 10 / 30. 

2) Efectuar trabajos en estructuras y reparaciones de materiales compuestos en aeronaves de construcción mixta con peso máximo de despegue 5.700 Kg. y estructuras de aeronaves con pesos de despegue mayor a 5.700 Kg. 

3) Servicio de Peso y Balance para aeronaves con pesos máximos PBMO hasta de 360.000 Lb.

4) Servicios Especializados Cla-se I para inspección de materiales por medio de Pruebas No Destructivas como: Ultrasonido, Rayos X, Corrientes Eddy, Líquidos Penetrantes y Partículas Magnéticas.

5) Otros servicios especializados como Banco de Prueba para Motores Recíprocos de las marcas Teledyne Continental y Textron Lycoming de los modelos y series detallados en las Especificaciones de Operación de la CIAC.

En un principio, la CIAC no tuvo sede propia, funcionó con el CAMAN y en las oficinas del Cuartel General de la Fuerza Aérea Colombiana, hasta que en abril de 1975 se trasladó a sus actuales instalaciones en el Aeropuerto Internacional El Dorado. En esta locación inició operaciones con un hangar para la atención de aeronaves livianas con peso inferior a 3.500 Kg. Trece años después, se construyó un hangar adicional diseñado para albergar aviones Boeing 727-100 y -200. 

Tomando como punto de partida esta construcción, y con el fin de apoyar la aviación comercial del país, se constituyó un contrato con las aerolíneas Avianca y Sam, para cumplir servicios de mantenimiento I/R, A, B y C. Este contrato estuvo vigente hasta diciembre de 1996, año en el que se suscribió un contrato con la Fuerza Aérea Colombiana para realizar el mantenimiento del entonces avión presidencial, el cual acualmente se continúa atendiendo.


Gracias a la experiencia que había adquirido a lo largo de los años, y de las diferentes certificaciones alcanzadas, la CIAC ha podido brindar servicios de mantenimiento mayor a importantes empresas del sector, como: Avianca S.A., Sam, Aerorepública, Aerosucre, Intercontinental de Aviación, Líneas Aéreas Suramericanas, Cosmos y Air Cargo. También se han hecho trabajos especiales a empresas extranjeras como Panavia. 

Otro importante servicio de la CIAC es su Zona Franca. El 16 de diciembre de 1998, la Zona Franca de Bogotá calificó a la filial de la CIAC, COMZOFRAN LTDA, como Usuario Comercial, así la autorizaba para ofrecer el servicio de almacenamiento de toda clase de mercancías, conservación, manipulación, distribución, empaque y reempaque, clasificación o limpieza de todo tipo de bienes, en especial partes, repuestos, herramientas, piezas para aeronaves, objeto de importación y exportación o devolución al resto del mundo, con una capacidad de almacenamiento total de 283 metros cúbicos en estantería y un área libre de 1.650 metros cúbicos.
En mayo de 2002, la Zona Franca de Bogotá autorizó a la CIAC para operar como Usuario Industrial de Bienes y Servicios Aeronáuticos, habilitándolo para efectuar operaciones de nacionalización de mercancías, manejo integral de procesos de importación, exportación, terminación de régimen de procesos industriales, así como, el montaje, administración y explotación de centros de talleres de reparación, mantenimiento y prestación de toda clase de servicios para aeronaves nacionales o extranjeras; la fabricación, ensamble y compraventa, agencia de distribución de aeronaves y toda clase de partes para las mismas, con lo cual se pueden optimizar costos al cliente con amparo en los beneficios del régimen franco. Todos estos servicios se sumaron a los ofrecidos en el plano aeronáutico.

Ser usuarios de una Zona Franca ha brindado beneficios a la compañía y a los clientes como: manejo de reparables del exterior sin requerir declaración de exportación y sin límite aduanero de tiempo, la entrega urgente en un lapso inferior a 24 horas, el suministro de componentes en modalidad de intercambio (exchange), entre otros.

El manejar una Zona Franca también ha permitido hacer devoluciones por mal despacho sin requerir nacionalización ni terminación del Régimen Temporal dentro de las instalaciones de la Zona Franca Industrial Aeronáutica, evitando que la aeronave, motor o componente deba salir del país, con los ahorros que eso significa. También brinda la posibilidad de hacer cesión de derechos entre usuarios de Zona Franca; reempaque y nacionalización por unidades, y mantenimiento y modernización de aeronaves reduciendo el arancel de aduanas al cero por ciento.

Estos beneficios se extienden al almacenamiento de mercancía, ya que el material que ingresa del exterior se puede mantener en stock por tiempo indefinido sin necesidad de nacionalización, ésta se permitirá por unidades cuando se requiera. Igualmente, con el régimen se tiene la ventaja de realizar procesamientos parciales de los equipos en instalaciones externas a la Zona Franca y dentro del país hasta por un tiempo máximo de seis meses. Finalmente, las materias primas, partes, insumos y bienes terminados que se vendan desde el territorio aduanero nacional a usuarios industriales de bienes y servicios de Zonas Francas o entre estos, están exentos de IVA, siempre y cuando el bien final sea exportado. 

Todos los servicios que se ofrecen en la Zona Franca han permitido trabajar con muchas empresas, incluidas las más importantes del sector aeronáutico: Acahel Ltda, Aires, Aerocapital, Aerorepública, Aerosucre, Aerolíneas Andinas, Avianca, Central Charter, Helicol, Panavia, Searca, Saep que utilizan los servicios de mantenimiento y terminación de régimen de importación. 


Con el fin de mejorar el servicio en tiempo de operaciones aduaneras, la CIAC obtuvo la autorización del Ministerio de Comercio Industria y Turismo para tramitar las importaciones con destino a las Fuerzas Militares, la Policía Nacional y SATENA, mediante una licencia anual, lo cual reduce el tiempo de trámite a cinco días en promedio, lo que permite mayor prontitud en la disponibilidad de los elementos requeridos para el alistamiento de las aeronaves. 
Durante el último año, la CIAC atendió las necesidades de apoyo logístico del Ejército, la Fuerza Aérea y varias empresas del sector privado, a las que sirvió de soporte en la adquisición de repuestos con empresas nacionales y/o extranjeras; nacionalización, contratación de mantenimiento y servicios de la Zona Franca Industrial. Gracias a esto alcanzó un volumen de operaciones comerciales cercano a los 44.000 millones de pesos, actividad que incluyó la generación de 1.295 órdenes de trabajo y 1.150 ordenes de compra y la prestación de servicios aeronáuticos especializados, representados en 43.757 horas hombre. En la Zona Franca se desarrollaron 390 operaciones de importación y exportación, que ascendieron a 7.13 millones de dólares, generándole al Estado un total de 1.109.19 millones de pesos, además de dar un ahorro significativo a nuestros clientes y obtener beneficios tecnológicos para el desarrollo del país.
Para asegurar la calidad de sus procesos y servicios, la CIAC obtuvo, en diciembre de 2003, el certificado de la Norma Internacional ISO 9001:2000 - NTC-ISO 9001-2000, expedido por el ICONTEC, así acreditó todos los procesos basada en las siguientes actividades: Servicio de Mantenimiento Aeronáutico en Zona Franca Industrial, Pruebas No Destructivas aplicadas a productos aeronáuticos, Pruebas de Funcionalidad para motores recíprocos Continental y Lycoming de aeronaves, Peso y Balance de aeronaves, Importación y Exportación de productos aeronáuticos.

Con toda esta experiencia era necesario buscar la integración con el CAMAN y así poder brindar mayores servicios. Así que, en conjunción con el proyecto de Sinergia Logística, SILOG, y del Centro Nacional de Mantenimiento Conjunto, CNMC, se plantearon los siguientes objetivos:

1) Mejoramiento del alistamiento operacional con la mejor relación costo / beneficio.

2) Ampliación de la capacidad de mantenimiento mayor para reparar componentes del inventario aeronáutico e incrementar la capacidad de entrenamiento en ingeniería y tecnología aeronáutica del personal de la Fuerza Pública. 

3) Tecnificación de la Industria Aeronáutica Colombiana, mediante el impulso de la investigación y desarrollo, para adquirir competencias que permitan ensamblar y producir aeronaves, partes y repuestos aeronáuticos con líneas de producción de tecnología de vanguardia.

4) Generación de ventajas para la Fuerza Pública y ahorro para el gobierno, mediante talleres de mantenimiento especializado, que eviten duplicidad de esfuerzos e inversiones. 

El proyecto PEGASO se realizará en varias etapas, de las cuales se adelantan algunos procesos con la asesoría de la firma Stratco Consultores Asociados, entre ellos, está: la constitución de una nueva estructura organizacional, con el diseño de los perfiles y funciones adecuados, (basados en lo establecido por el Departamento Administrativo de la Función Pública), que contempla la vinculación de personal retirado de la Institución, para cumplir las funciones previstas y los parámetros gubernamentales. Con este propósito, se fortalecerá el manejo de los contratos, la administración de la cadena logística, la producción y el área comercial, en procura de mejorar la atención al cliente y el mercadeo. Los procesos enunciados están soportados en una plataforma de sistema integral que aprovecha el desarrollo tecnológico y proporciona el Planeamiento de Recursos Empresariales, ERP, basado en el modelo SAP. 

La integración interinstitucional de CIAC-CAMAN, a través del proyecto PEGASO, será progresiva para evitar traumatismos. Así mismo, mediante la planeación, ejecución y evaluación permanente del proyecto, que incluye la participación de todo el personal de la Corporación de la Industria Aeronáutica y el Comando Aéreo de Mantenimiento en representación de la Fuerza Aérea, se demostrará que ha llegado el momento de fundir cimientos sólidos para permitir un óptimo desarrollo de la Industria Aeronáutica Nacional para orgullo de la nación y en beneficio de la aviación general, durante esta era de la globalización.

Por Corporación de la Industria Aeronáutica Colombiana