Inicio / La Fuerza Aérea Basa su Liderazgo en las Personas

La Fuerza Aérea Basa su Liderazgo en las Personas

Fecha de Creación: 
16 de Marzo de 2021
Tomado de la Edición 16 - Revista Taktika

“Cada soldado debe saber, antes de entrar en acción, cómo la pequeña batalla que él peleará encaja en el panorama completo y cómo el éxito de su esfuerzo influirá el resultado de la batalla como un todo General”
Bernard Montgomery

A través de los años, en las organizaciones militares se ha observado que el éxito en el cumplimiento de los objetivos ha estado en manos de las personas que la componen. Generales han llevado a la victoria o al fracaso a sus ejércitos a través de su comando, liderazgo y organización del potencial humano en el cumplimiento de la misión. La Fuerza Aérea Colombiana no ha sido ajena a esa realidad histórica. Por ello, actualmente, son muchas las veces que la FAC, posterior a un resultado logrado públicamente, comunica a través de un medio de comunicación por parte de los comandantes: “el éxito logrado se debe a las personas que trabajan arduamente en estos objetivos”. Es ese liderazgo de las personas que componen la Fuerza Aérea lo que ha mostrado en cada uno de los niveles estratégico, operacional y táctico que, en el presente, ante el país, es una fuerza con una gran aceptación y una organización pulcra en el cumplimiento de las metas y objetivos asignados.

Ahora bien, ¿por qué afirmo que la FAC basa su liderazgo en las personas? No es casualidad que la Fuerza Aérea haya sido exitosa en el desarrollo de operaciones militares de aplicación de la fuerza, en el logro los mejores niveles de alistamiento de aeronaves de toda la historia, en la participación y como invitado en ejercicios internacionales o que otros países quieran capacitarse en la Fuerza Aérea. La FAC se ha vuelto un referente gracias a las capacidades adquiridas por las personas en cada una de las áreas funcionales, cumpliendo altos estándares de seguridad que se ha reflejado en los resultados de los últimos años. Podemos encontrar documentos de estudio de personas ajenas a la institución, como el texto de Diana Rey de la Universidad Militar Nueva Granada que reflejan, que “gracias al capital humano como fuente principal de trabajo, ha sido la base de transformación de una Fuerza competente eficiente y eficaz, por ello ahora está a la vanguardia en tema organizacional y como estos cambios le ha significado asumir grandes retos nacionales e internacionales” (Rey Avila, 2014). No ha sido sólo el ejercicio del mando, sino la capacidad de ejercer liderazgo para influir en potencializar a las personas.

Es así como la Fuerza Aérea, conociendo que su funcionamiento se centra en las personas, impulsa y estimula a las personas a ser líderes en sus cargos, para que desarrollen iniciativas y mejoren sus procesos, que sean no sólo comandantes sino líderes de transformación (Fuerza Aérea Colombiana, 2006). Por eso la FAC, mediante las diferentes capacitaciones, seminarios, diplomados y cursos, enseña a su personal diferentes modelos y estilos de liderazgo como ejemplo para ejercer en sus cargos. Además, mediante publicaciones como la guía del Comandante MACOM FAC-O.3-E (Fuerza Aérea Colombiana, 2015), se puede encontrar una referencia escrita para orientar al personal en lo referente a ser un buen líder y comandante, a través de las experiencias ocurridas en la existencia de la FAC.

También es importante mencionar que el liderazgo basado en las personas, en muchas ocasiones, podría traer resultados negativos en el caso de ausencia de líder o líder laissez-faire (Avolio, 2011). La Fuerza Aérea por su organización pequeña y jerárquica, en algunos casos puntuales podría no contar con las personas con la capacitación adecuada y la antigüedad requerida. Depende de las personas ejercer su liderazgo y potencializar el personal bajo su mando.

En conclusión, a lo largo del documento, he explicado cómo el liderazgo manejado en la FAC se basa en las personas, teniendo en cuenta que el éxito o fracaso de la organización en el cumplimiento de los objetivos institucionales se basa en el efectivo liderazgo de los comandantes. La Fuerza Aérea depende de su gente y su liderazgo. Por ello, facilita a su personal las herramientas doctrinarias, además del impulso en las diferentes capacitaciones, para ser líderes desde sus cargos, sobretodo líderes transformacionales. Evitando así la ausencia de líderes o laissez-faire (Avolio, 2011). Así, los comandantes pueden orientar a los seguidores con quienes trabajan, para que ellos tengan un conocimiento previo a sus acciones, y el éxito de su esfuerzo influya en el resultado.

Autor: Mayor Juan Esteban Monsalve Montoya
Oficial del curso 77 de Especialidad Piloto, Ingeniero Mecánico y Especialista en Gerencia de la Seguridad Aérea. Actualmente se desempeña como Subdirector de Operaciones de Combate.

Autor: 
Departamento Estratégico de Doctrina Aérea y Espacial
Enviar a un amigo
Compartir