Inicio / La historia de Laura, una de las primeras beneficiarias del puente aéreo humanitario en el Meta

La historia de Laura, una de las primeras beneficiarias del puente aéreo humanitario en el Meta

Fecha de Creación: 
16 de Junio de 2019
La historia de Laura, una de las primeras beneficiarias del puente aéreo humanitario en el Meta

Laura es una paciente de 15 años quien fue beneficiada gracias al puente aéreo humanitario que estableció la Fuerza Aérea Colombiana desde hace ya varios días en el Meta, a raíz de los constantes cierres de la vía al llano.

La menor padece de Leucemia y para continuar su tratamiento, se requería realizar un examen especializado en Bogotá, al cual debía asistir en un tiempo limitado para no perder la asignación de la habitación en el centro hospitalario al cual había sido remitida y que con tanto esfuerzo logró apartar su madre.

Desde el 8 de mayo, Zulma Yaneth Reina Díaz, madre de la menor, comenzó a tocar puertas ante el urgente diagnóstico, pero sólo hasta el 13 de mayo, su EPS autorizó el traslado. El desplazamiento hasta la capital del país fue obstaculizado tras el cierre del corredor vial Bogotá-Villavicencio y ante esta frustrante noticia, el desespero y la angustia comenzaron a invadir a Zulma, quien se veía acorralada al ver que la salud de su hija comenzaba a deteriorarse y la sintomatología le generaba mucho dolor.

El caso de Laura fue atendido a través de la participación cívica ciudadana, liderada por el Comando Aéreo de Combate No. 2, quienes de inmediato informaron la situación, y en coordinación con el Centro Nacional de Recuperación de Personal, CNRP de la Fuerza Aérea Colombiana, programaron una aeronave tipo Caravan medicalizado C208 en una misión de traslado aeromédico, para efectuar el desplazamiento hasta la ciudad de Bogotá.

Al recibir la buena noticia, la madre de la paciente señaló que le “volvió el alma al cuerpo” y fue así como el 15 de Mayo, un piloto de la institución, se desplazó hasta el Hospital Departamental de Villavicencio para llevar a Laura y su mamá, hasta la Base Aérea Capitán Luis Francisco Gómez Niño en Apiay, donde médicos militares y la tripulación del avión ambulancia las esperaban para emprender el vuelo.

Una vez a bordo, madre e hija recibieron la tradicional moneda grabada con la frase "Un ángel de metal me salvo la vida" como recordatorio de aquellos hombres y mujeres que incansablemente trabajan por el bienestar del pueblo colombiano. Momentos previos al despegue, Zulma agradeció a la Fuerza Aerea Colombiana, la atención y el apoyo brindado para el traslado de su pequeña, brindándole una nueva esperanza de vida.

De esta manera, su Fuerza Aérea Colombiana, seguirá conduciendo operaciones aéreas para salvaguardar el bienestar de nuestros compatriotas a lo largo y ancho de todo el territorio nacional.

Autor: 
Comunicaciones Estratégicas CACOM 2
Enviar a un amigo
Share