Se encuentra usted aquí

Inicio / Llegó mensajera de amor y de paz

Llegó mensajera de amor y de paz

Rionegro

A las 9:00 de la mañana varias religiosas de Santa Teresita del Niño Jesús llegaron al aeropuerto José María Córdova, para esperar la llegada de las reliquias de su fundadora. Cinco horas más tarde alguien les dijo que no serían traídas allí sino a la Base Aérea de Rionegro. Con prisa se fueron en varias busetas y a las 3:00 de la tarde ya estaban en la Base.

A las religiosas las acompañaban varios laicos. Uno de ellos era Teresa Arcila, quien se vino el sábado desde San Rafael, en el Oriente antioqueño para estar a tiempo a la llegada de las reliquias. "La Santa es la patrona de las misioneras de Santa Teresita y estudié en el colegio de la comunidad en San Rafael. Fue una persona humilde, que trabajó mucho por los pobres y los enfermos", dijo.

Junto a Teresa estaba la Hermana Veneranda Díaz, de las Misioneras de Santa Teresita de Santa Rosa de Osos (Ant.), quien llevaba entre sus manos una bolsa con pétalos de rosas rojas. "Estamos de plácemes con la visita de nuestra Patrona. La comunidad está en 14 países de América, África y Europa", dijo. Acerca de las rosas explicó que la Santa hizo una promesa de pasar su Cielo haciendo el bien en la Tierra y dijo que después de su muerte haría caer una lluvia de rosas sobre la Tierra.

Otra de las personas que esperaba con ansiedad, era Luis Javier García Rivera, carmelita descalzo, quien ha pasado la mayor parte de sus 65 años de vida en la comunidad y siente orgulloso de estar en la familia carmelitana, "la más bella de la Iglesia", indicó.

Unos minutos antes de aterrizar el helicóptero, procedente de Ibagué, llegó a la Base Aérea, monseñor Ricardo Tobón Restrepo, obispo de la Diócesis Sonsón-Rionegro. Para él, la visita de las reliquias al país es vista como una misión de paz. "Teresita, dijo, fue una mujer que supo enfrentar la vida con grandes ideales, desde una experiencia profunda de Dios. Su vida fue de amor a Dios y a los hombres, con dimensión de universalidad hasta llegar a decir que deseaba visitar los cinco continentes para anunciar a Cristo. Al llegar como mensajera del amor, entendemos que sólo éste nos puede dar la paz".

Urna de 150 kilos
Agregó, que las intervenciones militares y los tratados pueden ser útiles, "pero la paz auténtica no llega sino cuando somos capaces de comprendernos, reconciliarnos y construir juntos una Patria nueva".

Cuando eran las 3:30 de la tarde, el Obispo y unas 70 personas, vieron acercarse el helicóptero. Varios soldados y un capitán de la Fuerza Aérea recibieron y cargaron la urna, que pesa 150 kilos, mide 1.50 metros de largo y es un regalo de Brasil. Está hecha en madera y lleva varias piedras preciosas.

Luego fue trasladada a la parte de atrás de una van color blanco, decorada con rosas y terciopelo púrpura.También llegó monseñor Flavio Calle Zapata, arzobispo de Ibagué. "Ésta es de las visitas más grandes que haya podido tener Colombia. Me da una gran alería traer las reliquias a este Departamento y a mi sede anterior (Rionegro). Es una misión de paz, porque la paz viene de arriba y Teresita viene desde el Cielo", afirmó.

La van salió de la Base Aérea para la Catedral de Rionegro, donde las 5:00 de la tarde se ofició una misa. Luego, en horas de la noche, fue llevada a la Basílica de La Ceja y al monasterio de las Madres Carmelitas.

Antídoto
Para la religiosa francesa Monique Marie de la Santa Faz, quien acompaña las reliquias desde que salieron de Liseiux, Francia, el recorrer zonas especialmente golpeadas por la violencia, "se constituye en un antídoto urgente contra la desesperanza, por lo que esperamos que su mensaje nos invite a volver nuestros ojos a Dios, a confiar en Él, sabiendo que la esperanza activa y comprometida en la transformación de nuestra realidad, no quedará confundida".

-A las 3:30 de la tarde llegó urna con las reliquias de Santa Teresita.
-En la Base Aérea de Rionegro la esperaban religiosos y laicos.
-Hoy estará en Medellín, donde habrá misa en la Catedral.

Autor: 
El Colombiano
Enviar a un amigo
Share