Inicio / No hay nada imposible “con compromiso y disciplina los sueños se pueden cumplir”

No hay nada imposible “con compromiso y disciplina los sueños se pueden cumplir”

Fecha de Creación: 
31 de Marzo de 2020
No hay nada imposible “con compromiso y disciplina los sueños se pueden cumplir”
Comunicaciones Estratégicas CAMAN

Disciplina, compromiso y carisma son características que describen a la teniente Katherine Guerra, una joven de 26 años que nació en Cali, conocida como la capital mundial de la salsa, del chontaduro y de la Fuerza Aérea Colombiana.

Desde pequeña “katica” como le decían sus padres reflejaba que quería ser militar porque al jugar siempre creaba historias entorno a lo que deseaba y así mismo recuerda como desde el tercer piso de su casa sentía latir su corazón de la emoción al escuchar el ruido de las aeronaves que salían del Comando Aéreo de Combate No. 7.

Para Katherine ser hija única y nieta mayor, era sinónimo de consentida pues todo giraba entorno a ella y cuando manifestaba a sus amistades el deseo de querer ser militar, muchos no creían que tenia la capacidad de asumir esa profesión. Lo que llevo a afianzar mas en ella su vocación para demostrar a los demás y a sí misma lo que es capaz de lograr con compromiso y disciplina.

Fue así, con el apoyo de su familia que inició el proceso de incorporación durante un año en el que se preparó física e intelectualmente, hasta que el día 28 de diciembre del 2011 le dieron la noticia que había sido seleccionada para forma parte de la Fuerza Aérea Colombiana, ella no creía lo que le estaban diciendo, pues ese día es catalogado en el país como el día de los inocentes en el cual personas realizan broma, a lo cual pregunta una y otra vez que le dijeran la verdad; así que da tantas veces que le reafirmaron que hacia parte de la institución, Katherine con lagrimas en sus ojos abrazo a su madre y abuelos formando una festividad esta gran noticia.

El 10 de enero del 2012 “katica” tomo sus maletas y guardó en su billetera una estampita del papa Juan Pablo II elaborada a mano por su abuelo para la bendición durante esa nueva etapa que iniciaba. Fue un momento duro desprenderse del seno de su hogar y en especial de su abuela victoria con la cual compartía la mayor parte de su tiempo en los cuidados que ella requería.

Durante los cuatro años se preparó académica y militarmente para obtener el título en el 2015 de subteniente y administradora aeronáutica de la especialidad de Seguridad y Defensas de Bases Aéreas al lado de sus 115 compañeros de los cuales 8 con ella son mujeres.

Al salir del alma mater, Katherine pensó que había logrado un peldaño más en su vida, pero que tenia el reto de afrontar lo aprendido en las unidades militares aéreas, fue como en el Comando Aéreo de Combate No4 ubicado en Melgar Tolima, inició aplicar su especialidad en el Grupo de Seguridad y Defensa de Bases de la unidad con el cargo de comandante de elemento de seguridad, en el cual supervisaba las labores diarias de los soldados que prestaban su servicio militar.

En ese primer acercamiento con los soldados la teniente Guerra se encontraba tranquila, pues para ella no importaba que una mujer liderara un grupo de hombres mientras se hiciera con respeto y mística; ya que en su especialidad son muy pocas las mujeres pero que se han destacado por liderar con mística y disciplina sin perder su feminidad.

Han sido cuatro años de su carrera como oficial, de un sueño que inició con el reflejo de su padre y que hoy día sigue materializando desde el Comando Aéreo de Mantenimiento con ejemplo y gallardía.

Es así como la teniente Guerra seguirá capacitándose para algún momento de su vida para llegar a comandar al personal que conforma la especialidad de Seguridad y Defensas de Bases en la Fuerza Aérea Colombiana.

Autor: 
Comunicaciones Estratégicas CAMAN
Enviar a un amigo
Share