Inicio / Primera mujer Suboficial del Grupo Técnico de la Escuela Militar de Aviación

Primera mujer Suboficial del Grupo Técnico de la Escuela Militar de Aviación

Fecha de Creación: 
31 de Julio de 2020

En su Fuerza Aérea Colombiana, día a día la mujer juega un papel preponderante en cada una de las actividades realizadas en su misión constitucional. Según la historia de la Institución, el primer curso de mujeres oficiales que ingresó, fue en 1979, más adelante en 1992 las primeras mujeres al cuerpo de suboficiales, posteriormente en 1997 se incorporaron las mujeres al curso regular de oficiales, recibiendo su grado en el año 2000.
Vemos cómo con el paso del tiempo, las mujeres colombianas, sienten un profundo deseo de participar en todas las actividades de defensa y soberanía de la nación, rompiendo paradigmas sobre el rol femenino y sus capacidades profesionales.

Hoy entrevistamos a la Aerotécnico Roussena Yahjaita Camacho Arias, primera mujer en ocupar el puesto de operario en mantenimiento general de aeronaves, en el Grupo Técnico de la Escuela Militar de Aviación “Marco Fidel Suárez”.

1. Cuéntenos sobre su vida, su niñez, su familia, como ha sido el desarrollo de su vida antes de ingresar a la Escuela de Suboficiales.

Rta. “Nací el 27 de agosto de 1997 en el hospital universitario de Neiva (Huila), con tres meses de vida, mis padres se radican en San Andrés Islas (lugar de nacimiento de mi madre), allí estuve hasta los 6 años de edad, sin duda alguna la mejor época de mi vida, ya que el crecer en medio de olas me dejó los más increíbles recuerdos al lado de mi familia; posterior a esto, mi padre es trasladado hacia la Base Aérea de Apiay en donde labora actualmente como operario de equipo ETAA, y mi madre administra un negocio propio de interés turístico, es allí donde nace el deseo de hacer parte de tan prestigiosa institución como lo es la Fuerza Aérea Colombiana.

2. ¿Con qué edad entró a la FAC, en qué año y en la actualidad, cuántos años tiene?

Rta. Ingresé a la FAC el 06 de enero de 2016 luego de haber sido favorecida con una beca de un programa de estudios del Gobierno Nacional por puntaje ICFES, recién cumplida mi mayoría de edad, al enterarme del beneficio que me había sido otorgado, inicié a buscar carreras universitarias relacionadas con aviación, encontrando con sorpresa que la Escuela de Suboficiales de la FAC hacía parte de las instituciones educativas para las que podía aplicar la beca, de inmediato, inicié mi proceso de incorporación sin dudarlo, fue entonces cuando debí tomar una decisión crucial, pues el plazo máximo de inscripción, coincidía con el termino de proceso de incorporación FAC y de no haber sido admitida, entonces habría perdido el beneficio de estudio subsidiado por el gobierno.

3. ¿Cuál fue la motivación para pertenecer a la Fuerza Aérea Colombiana?

Rta. Desde pequeña tuve la oportunidad por medio de mi padre de estar cerca de la entidad, por lo tanto, el ambiente dentro de las unidades aéreas, la misión que cumplía la Fuerza, la camaradería y disciplina que se respiraba sin duda me cautivaron, sin embargo, lo que a mi realmente me movía era la aviación, el tener esas máquinas tan cerca y observar lo que podían hacer me resultaba fascinante y aún más me motivaba el deseo de conocer cuál era su funcionamiento más allá de lo que podía ver.

4. ¿Su familia cómo afrontó esta decisión?

Rta. Para el momento en que yo decido iniciar con el proceso de incorporación, mis padres llevaban algunos años divorciados, motivo que complicó aún más la tarea de conversarlos, mi madre se negaba por completo a dejar ir de casa a su hija mayor, sin embargo, sabía que había sido mi sueño desde muy pequeña y que no podía dejar escapar la oportunidad, por otro lado mi padre conocía a qué tendría que enfrentarme, así que por su parte recibí infinidad de recomendaciones de inicio a fin del proceso, sin embargo ambos fueron fundamentales para culminar ésta fase y no dejé de recibir su apoyo durante el mismo.

5. Cuéntenos sobre su proceso como alumno en la Escuela de Suboficiales.

Rta. Mi proceso en la escuela se basó en la adaptación, el choque entre una vida civil y el inicio de la militar me resulta indescriptible, debido a que básicamente la persona debe “reinventarse” desde los aspectos que muchos considerábamos irrelevantes en ese tiempo, hasta los más notorios, sin tener idea de que todos y cada uno de ellos tenían un propósito que hoy en día nos es mucho más sencillo comprender.

6. ¿Cómo fue esta experiencia?

Rta. Me cuesta resumirla, ya que día tras día se vive algo diferente y sin dudarlo, muy fuera de lo común, iniciando con el desprendimiento de sus seres queridos casi por completo, los primeros meses resultan muy difíciles, pues no se tiene comunicación alguna con ellos, el acondicionamiento físico como método para “encausar la disciplina”, los 15 minutos de diana, término que nunca antes habíamos escuchado, el empuñar un arma, dormir con ellas… Sin embargo, todas aquellas experiencias han forjado mi carácter, me han llevado al límite y fue entonces cuando realmente aprendí a conocerme.

7. Siendo Alumno, ¿Cuáles fueron las actividades en las que participó y cuál fue la importancia de haberse desempeñado en cada una de ellas?

Rta. En la Escuela hice parte de la banda de guerra como redoblante y trompeta, participé en audiciones para formar parte de la línea de percusión y fui admitida, con el grupo realizamos varias presentaciones al interior de la Fuerza y en ocasiones en compañía del grupo de manejos especiales “Halcones dorados”, una maravillosa experiencia que me demostró que con constancia y disciplina se pueden lograr cosas realmente buenas; entrenaba Taekwondo en las horas de deportes y me preparaba para asistir a las competencias Interescuelas, sin embargo en mi segundo año de alumno, para esa fecha acudí a la comisión de estudios IAAFA en el estado de San Antonio Texas, EE.UU en donde obtuve el título Técnico de Sistemas Hidráulicos de Aeronaves.

8. ¿Cuál fue el título profesional obtenido y la especialización?

Rta. Tecnólogo en mantenimiento aeronáutico; subespecialidad: sistemas hidráulicos de aeronaves
.
9. ¿Qué significa para usted ser la primera mujer Suboficial en el GRUTE de EMAVI?

Rta. Actualmente me desempeño como operario en mantenimiento general de aeronaves, en donde mi función es el despacho de las aeronaves operativas y de instrucción en rampa de la EMAVI, en el taller, realizo mantenimiento, reparaciones, inspecciones y tareas de las aeronaves, que garanticen la seguridad de las tripulaciones en vuelo. Ser la primera mujer Suboficial técnico en de mantenimiento aeronáutico en EMAVI, ha representado para mí un reto tanto personal como profesional, debido a posibles estigmas y prejuicios a raíz de mi género por los trabajos que se desempeña en este oficio, sin embargo, si bien es cierto, algunos de ellos se me dificultan, pero las funciones, va más allá del esfuerzo físico y esto me resulta muy satisfactorio, pues siento que no hay barreras para alcanzar grandes logros y cumplir con la misión, sin distinguir género.

10. Desde su profesión, ¿de qué manera aporta al cumplimiento de la misión “Volar, entrenar y combatir para vencer” de la Fuerza Aérea Colombiana?

Rta. Mi profesión está directamente relacionada con el cumplimiento de la misión, debido a que en esta unidad se forman los futuros pilotos de la FAC, por lo tanto, el trabajo de los técnicos resulta fundamental para el alistamiento y correcto funcionamiento de las aeronaves en las que dichos pilotos entrenan y posteriormente combaten.

11. Hoy en día, siendo Suboficial de la FAC, ¿cuáles son sus aspiraciones?

Rta. Mis aspiraciones como Suboficial de la Fuerza Aérea son: contribuir con mi trabajo al cumplimiento de la misión, brindar la confianza a los pilotos de un mantenimiento aeronáutico bien hecho, especializarme en el área de motores, a nivel personal certificarme como inspector de la Fuerza Aérea Colombiana y adicional, obtener un título profesional en Ingeniería Mecánica.

12. ¿Qué opina sobre el rol de las mujeres en las Fuerzas Militares?

Rta. En mi concepción el rol de las mujeres en las Fuerzas Militares es exactamente el mismo que desempeñan los demás integrantes de la Institución, debido a que contamos con las mismas capacidades para desarrollar las labores que nos han sido encomendadas, además de tener la gran responsabilidad en nuestras manos de demostrar que en realidad no somos un sexo débil y que podemos llegar tan lejos como nos lo proponemos.

13. Cuál es su mensaje para los jóvenes que desean incorporarse a la FAC.

Rta. A los jóvenes que desean incorporarse a la Fuerza Aérea Colombiana les puedo decir que enlistarme en esta Institución es la mejor decisión que he tomado para mi vida, sin embargo, cabe aclarar que es un estilo de vida completamente distinto al que muchos estábamos acostumbrados y al que solo es posible desarrollar con vocación de servicio y el amor al país, es de entrega total, pero de las más satisfactorias sin duda de las que podemos llegar a ser partícipes.

Autor: 
Comunicaciones Estratégicas EMAVI
Enviar a un amigo
Compartir