Inicio / Raymonde De Laroche, la Primera Mujer Piloto

Raymonde De Laroche, la Primera Mujer Piloto

Fecha de Creación: 
16 de Febrero de 2021
Mujeres que Hicieron Historia - Edición 298
Raymonde De Laroche, la primera mujer piloto

Artículo destacado en la Edición 298 de la Revista Aeronáutica, publicación oficial de la Fuerza Aérea Colombiana.

La primera vez que el mundo celebró el día de la mujer marcaba el 19 de marzo de 1911 en Europa, casualmente, por esa misma época, pero un año atrás, una mujer francesa obtenía la licencia de piloto y se convertiría en la primera mujer en lograr este reconocimiento.

Era la mañana del 8 de marzo de 1910, cuando Élisa Léontine Deroche, como se llamaba realmente, recibía el certificado N°36 del Aero Club de Francia, avalado por la Federación Aeronáutica Internacional, para iniciar su carrera como aviadora.

Raymonde era hija de un fontanero y dedicaba la mayor parte del tiempo al teatro, le encantaba actuar, sin embargo, un día llegó a su vida el aviador francés Charles Voisin, quien le transmitió su pasión por los aviones, a partir de ese momento, dejó las tablas y convirtió el cielo en su escenario.

Su primer vuelo en una aeronave de ala fija lo realizó como alumna en 1909, cuando Charles Voisin le permitió, a bordo de un biplano que él mismo había construido, levantar vuelo en un trayecto de 270 metros en la región francesa de Champagne, hazaña que se convertiría en la primera efectuada por una mujer en un aparato
diferente a un globo aerostático.

Afianzada su pasión por el vuelo, Raymonde De Laroche, como era su nombre artístico, participó intrépidamente en diferentes festivales aéreos, ocupando con mucha valentía el único asiento que poseía ese frágil biplano. En cada exhibición, De Laroche demostraba sus habilidades y en poco tiempo los franceses la reconocieron como
pionera de la aviación.

Era una época muy difícil para las mujeres y Raymonde tuvo que defenderse constantemente de los ataques propinados por los hombres, quienes veían imposible que una mujer llegara a enfrentarse a las alturas; fueron tan duros los cuestionamientos que en alguna ocasión su aeronave fue saboteada, pero no así, su ímpetu y deseo de llegar más lejos en cada vuelo.

Obtuvo el título nobiliario de Baronesa, luego de que el Zar Nicolás II de Rusia se deleitara con su vuelo durante una competencia aérea en San Petersburgo, así inició su participación en diferentes encuentros aéreos que se llevaban a cabo en Europa, alcanzando un sinnúmero de logros.

Durante su carrera sufrió diferentes incidentes aéreos, unos más graves que otros, paradójicamente en 1912, mientras se desplazaba en un auto se accidentó con su maestro e instructor Charles Voisin quien falleció, De Laroche sufrió algunas heridas leves, continuando con el pilotaje meses después.

Transcurría julio de 1919, cuando la Baronesa en un Caudron G-3 realizaba un vuelo junto a su instructor, estaba a punto de convertirse en la primera piloto de pruebas, sin embargo, en la aproximación hacia el aeródromo de Le Crotoy, población francesa, el avión se estrelló, falleciendo el instructor y aquella pionera de la aviación.

Este tipo de contenidos y más en nuestras ediciones impresas, donde publicamos información de primera mano sobre las capacidades de las tripulaciones y aeronaves de la Fuerza Aérea Colombiana. Suscríbase a la Revista Aeronáutica en https://www.fac.mil.co/node/8675

Fuentes
https://www.mercurioantofagasta.cl
https://www.relojesaviador.es
Raymonde_de_Laroche.pdf
https://www.traveler.es

Autor: 
Revista Aeronáutica - Mayor Mauricio Cañón Bedoya
Enviar a un amigo
Compartir