Se encuentra usted aquí

Recomendaciones de Salud durante la Semana Santa

La Dirección de Sanidad de la Fuerza Aérea se une a la campaña del Ministerio de Salud y Protección Social, con el propósito de evitar que se generen enfermedades prevenibles durante la Semana Mayor, dando a conocer algunas recomendaciones y medidas básicas que permitan garantizar una semana de receso sin afectaciones en la salud.

La primera y más importante es tener al día el carné con todas las vacunas, en especial la vacuna de fiebre amarilla y sarampión debido a las alertas de brote emitidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en países que han confirmado casos, como Argentina, Canadá, Estados Unidos, Venezuela, Brasil, Guatemala, México, Perú, Italia y Rumania.

Protéjase de los rayos ultravioleta

Cuando se exponga al sol, se recomienda el uso de ropa que cubra las áreas de piel usualmente expuesta a los rayos ultravioleta, así como sombrero de ala ancha y gafas oscuras. Si el día es muy caluroso haga uso de la sombra, evite exponerse directamente por periodos prolongados y entre las 9:00 am y las 3:00pm, horas de mayor intensidad. Complemente estas medidas con el uso de protector solar, el cual debe aplicarse en cantidad suficiente y replicarse cada 4 horas.
Prefiera protectores solares con un FPS superior a 30.

El exceso de exposición al sol es uno de los factores determinantes en el desarrollo del cáncer de piel.

Ante cambios de temperatura

Evite cambios repentinos de temperatura para que no se afecte con cuadros gripales. Utilice el tapabocas como medida de prevención, en caso de estar enfermo con alguna infección respiratoria aguda, para evitar la dispersión de micro partículas de saliva y fluidos respiratorios.

Cuando estornude cúbrase la boca y la nariz -con la cara interna del codo- o utilice pañuelos desechables, en caso de tener gripa. El lavado frecuente de manos permitirá disminuir el contacto con micro partículas que quedan en las superficies. Es importante que evite el contacto con ojos y nariz en caso de no mantener las manos limpias.

Se recomienda a quien tenga un cuadro gripal avanzado – niño o adulto- ausentarse de lugares con alta concentración de personas, dado que aumenta el riesgo de transmisión de la enfermedad.

Consumo de agua potable

En caso que su destino de vacaciones no cuente con el suministro permanente de agua proveniente de la planta de tratamiento, primero percátese que sea apta para consumo humano y luego verifique que su almacenamiento sea el adecuado y que no pueda generar criaderos de mosquitos que transmitan enfermedades.

Recuerde que el agua limpia es propicia para que las hembras del mosquito aedes aegypti depositen allí sus huevos, cuyas larvas multiplican el vector que transmite dengue, chicunguña o zika, entre otras patologías.

Protéjase del dengue, chikunguña y zika:

Si usted viaja a clima caliente, tenga en cuenta que puede estar en una zona propensa a la proliferación de estas enfermedades.
Para prevenirlas, no deje aguas estancadas; mantenga los recipientes domésticos de agua potable cubiertos con una tapa y realice lavado y cepillado semanal de éstos; utilice toldillos preferiblemente tratados con insecticidas al momento de dormir; disponga adecuadamente los desechos de residuos sólidos (basuras) y otros que puedan convertirse en potenciales criaderos de insectos.
Elimine el agua acumulada en botellas, latas y llantas abandonadas; cambie el agua de albercas y floreros mínimo cada 8 días; rellene de tierra o arena los huecos de los árboles o llantas o botellas que puedan acumular agua y por consiguiente convertirse en criaderos de mosquitos; si en su residencia o albergue hay bebederos de animales, cambie el agua diariamente.
Evite acampar en una zona endémica conocida de enfermedades transmitidas por vectores, a menos que se utilicen las medidas de protección personal como: usar ropa adecuada como camisa manga larga y pantalones, uso de repelente, no exponerse a las horas de alta presencia de insectos.
Si presenta fiebre, dolor de cabeza, muscular, articulaciones y puntos rojos en la piel acuda a un Establecimientos de Sanidad Militar FAC.

Cuidado con los repelentes:

Para el uso de repelentes se debe verificar que el producto contenga únicamente el ingrediente activo n-dietiltoluamida (DEET); el cual no podrá tener combinaciones con ningún plaguicida (cipermetrina, deltametrina, entre otros), porque la mezcla podría generar efectos adversos para la salud, especialmente en la piel y el sistema nervioso.

Cuando los repelentes son usados por adultos, el grado de concentración no debe sobrepasar el 35%; en el caso de niños de 2 a 12 años, la concentración no deberá ser mayor a 10% y no deben ser aplicados más de 3 veces al día; y para niños entre 6 meses y 2 años las concentraciones deberán ser menores del 10% y solo podrá aplicarse 1 vez al día.

Enfermedades Transmitidas por Alimentos

Algunos signos de alarma por intoxicación con alimentos son: fiebre elevada, sangre en las deposiciones, vómitos recurrentes, deshidratación, disminución en la orina, sensación de mareo y enfermedad diarreica por más de tres días, ante lo cual deberá consultar oportunamente con su médico.

Para evitar estos cuadros tenga en cuenta que los pescados, mariscos, carnes y demás alimentos deben mantenerse a temperaturas seguras de refrigeración, cocinarlos completamente, especialmente la carne, el pollo y los pescados y consumirlos inmediatamente después de su preparación.

Los pescados y mariscos son potenciales fuentes de contagio de enfermedades, por lo que deben consumirse bien cocidos, lo más frescos posibles evitando descongelar y congelar nuevamente o cocinar grandes cantidades de alimentos si no los va a consumir en un tiempo corto.

Las medidas básicas de salud pública para determinar la calidad y frescura del pescado y los mariscos, inicia por adquirirlos en lugares reconocidos que mantengan las medidas sanitarias establecidas para su conservación.

Cuando consuma productos enlatados, se debe revisar que las latas se encuentren en buen estado y evite adquirir aquellas latas abombadas, rotas u oxidadas, rechazar aquellos productos cuya fecha de vencimiento haya caducado.

Y con respecto al cuidado de los niños:

• Si decide asistir a los desfiles y procesiones de la Semana Mayor, no permita que los niños vayan solos, no suelte al niño de la mano y recuérdele que siempre esté a su lado. En caso de pérdida, enséñele un punto de encuentro o indíquele que busque un agente de policía o autoridad que le preste ayuda.

• Si va a viajar, no olvide que los niños siempre van sentados en el asiento trasero y utilizando el cinturón de seguridad.

• En las piscinas, nunca los pierda de vista, no se confíe de los flotadores inflables, ni permita que caminen alrededor de piscinas con envases de vidrio.

La prevención es tarea de todos
#AyúdanosACuidarTuSalud