Se encuentra usted aquí

Recomendaciones para tener unas felices fiestas 2017 - 2018

La Dirección de Sanidad de la Fuerza Aérea Colombiana les desea a todos sus afiliados y beneficiarios unas felices fiestas, y les desea un 2018 lleno de salud para todas las familias, en paz, con amor, aprendizaje y sabiduría.

Y como todos años, nos unimos a las recomendaciones que el Ministerio de Salud hace para todos los colombianos en esta temporada de navidad y año nuevo, para tener una Navidad y Año Nuevo con salud y en familia, recuerde:

• Cuidado con la pólvora:

Pese a que la Ley 670 del 2001 prohíbe la manipulación de la pólvora por parte de niños, durante los primeros 11 días de diciembre se han presentado 74 víctimas, menores de 18 años, lo que representa el 30,2 % de los lesionados, frente a 72 adultos. Donde el 66.4 % de la actividad causante de la quemadura fue la manipulación de pólvora, de acuerdo al boletín No. 11/56 del Instituto Nacional de Salud.

Por ello nos unimos a la campaña del Ministerio de Salud, el Instituto Nacional de Salud, el Icbf y demás autoridades, insistiendo en que los colombianos se abstengan de adquirir cualquier tipo de elemento que contenga pólvora, haciendo un especial énfasis en el cuidado de los menores de edad.

Invitando a todos a vivir una navidad y un año nuevo sin pólvora #PrendelaFiestaSinPólvora

• Enfermedades Trasmitidas por Alimentos:

Recuerde comprar sus productos alimenticios en lugares que garanticen las condiciones de la cadena de frío y conservándola hasta su consumo. Verifique y consuma los productos antes de la fecha de vencimiento. No reciba alimentos o bebidas a personas desconocidas.

Si son productos de pesca o mariscos, compre en establecimientos confiables, que cumplan las condiciones higiénicas para esta actividad.

El pescado fresco debe estar refrigerado. Si compra el producto y no lo va a consumir de inmediato, manténgalo refrigerado hasta el momento de su consumo.

Si son alimentos enlatados, las latas deben estar limpias y sin presencia de escurrimientos. La etiqueta deben estar bien adherida a la lata, íntegra y nítida. Cerciórese que cada lata y revise la fecha de vencimiento. No consuma el alimento enlatado si ya está vencido. Revise que las latas no estén infladas, ya que existe una alta probabilidad de que el producto no sea hermético y esté contaminado con bacterias que puede afectar seriamente su salud. Revise que la lata no presente óxido en ninguna de sus partes, ni fisuras u otras señales de adulteración o deterioro.

Si son crudos, las frutas y verduras deben lavarse con abundante agua antes de consumirlos o prepararlos. Protéjalos tapándolos o refrigerándolos. Si es necesario, cocínelos bien y preferiblemente no consuma las verduras crudas.

• Cuidados con la piel:

La exposición al sol durante tiempos prolongados sin ningún tipo de protección, puede traer como consecuencia cáncer en la piel. Para evitarlo, aplique sobre la piel protector solar cada vez que se va a exponer al sol y use además protector para los labios.

La exposición al sol debe ser de manera gradual; preferiblemente no lo haga entre las 10:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde, ya que a esas horas los rayos ultravioletas se reciben de manera más intensa.

Use camiseta y gorra o sombrero. Así protege la cara, el cuello y partes del cuerpo que pueden estar expuestas durante el día a los rayos del sol.

Use gafas de sol. Puede prevenir enfermedades oculares.

Uso de repelentes:

Para el uso de repelentes se debe verificar que el producto contenga únicamente el ingrediente activo n-dietiltoluamida (DEET); el cual no podrá tener combinaciones con ningún plaguicida (cipermetrina, deltametrina, entre otros), porque la mezcla podría generar efectos adversos para la salud, especialmente en la piel y el sistema nervioso.

Cuando los repelentes son usados por adultos, el grado de concentración no debe sobrepasar el 35%; en el caso de niños de 2 a 12 años, la concentración no deberá ser mayor a 10% y no deben ser aplicados más de 3 veces al día; y para niños entre 6 meses y 2 años las concentraciones deberán ser menores del 10% y solo podrá aplicarse 1 vez al día.

No reenvase este tipo de productos en recipientes llamativos o en botellas de bebidas azucaradas, de hacerlo márquelos o etiquételos y manténgalos lejos del alcance de menores.

Ser Saludable es que niños y adultos estén Al día en Vacunas

• Vacuna contra la Fiebre Amarilla:

- Cumplimiento del esquema de vacunación en la población de 18 meses de edad.
- Vacunación a todo niño menor de 6 años que aún es susceptible; se debe asegurar que reciba o tenga en su esquema, una dosis de vacuna de fiebre amarilla.
- A todo mayor de 18 años, se le debe realizar obligatoriamente la encuesta previa a la vacunación contra la fiebre amarilla.
- Aplicar hasta los 59 años, 11 meses y 29 días de edad; no está autorizada su aplicación para personas de 60 años y más, por el riesgo que esto implica para la salud del usuario.
- Toda persona menor de 60 años y residente en los municipios categorizados como de alto riesgo, categorías (1 A y 1 B), que no tenga una dosis de vacuna contra la fiebre amarilla, debe vacunarse.
- A personas mayores de 18 años, antes de aplicarse la vacuna, se debe realizar una encuesta de riesgo y con un solo elemento que salga positivo, no se puede aplicar la vacuna.
-Todo viajero nacional que requiera movilizarse a municipios de alto riesgo para fiebre amarilla, debe tener una dosis de vacuna en cualquier etapa de su vida.
- Todo viajero nacional que requiera movilizarse a municipios de alto riesgo para fiebre amarilla debe tener una dosis de vacuna en cualquier etapa de su vida.
- Todo viajero internacional que requiera la vacuna de fiebre amarilla, puede solicitarla en el ESM FAC; la vacuna a nivel internacional tiene sólo validez de diez años, hasta que el Reglamento Sanitario Internacional sea modificado.
- En caso de personas que habiendo sido informadas que por condiciones de riesgo inherentes a su salud no se deben vacunar, pero insisten en la vacunación, deben presentar la autorización del médico tratante.
- En caso de personas que habiendo sido informadas del riesgo existente para la presencia de casos de fiebre amarilla en la zona y a pesar de ello se niegan a vacunarse, se debe recoger la firma respectiva del usuario que rechaza la vacunación.

• Vacuna contra el Sarampión

Entre la semana epidemiológica 1 y la 46 de 2017, se notificaron 600 casos de sarampión confirmados por laboratorio en cuatro países de la Región de las Américas: Argentina (3 casos), Canadá (46 casos1), Estados Unidos de América (120 casos2) y la República Bolivariana de Venezuela (4313). El 36% de los casos que se notificaron en Argentina, Canadá y Estados Unidos de América son niños entre 1 y 4 años de edad; y el 60% de los casos no tenía antecedente de vacunación contra el sarampión y la rubeola.

Así que si va a viajar, recuerde:

Los viajeros que no están completamente inmunizados contra el sarampión están en riesgo. Por ello, antes de iniciar un viaje internacional, todo viajero mayor de 6 meses debe estar vacunado contra el sarampión y la rubéola, al menos quince días antes de viajar a áreas donde se ha documentado la transmisión de sarampión.

Los niños que reciben la vacuna triple viral antes de cumplir el primer año de vida deben ser revacunados según el esquema de vacunación colombiano. No se recomienda la vacunación a los lactantes menores de 6 meses.

Recuerde que los viajeros que no estén vacunados contra esta enfermedad puede estar en riesgo de contraerla, al entrar en contacto con viajeros procedentes de países donde circulan este virus.

• Protéjase del dengue, zika y chikunguña

Es por ello que si usted viaja a clima caliente, tenga en cuenta que puede estar en una zona propensa a la proliferación de estas enfermedades.

Para prevenirlas, no deje aguas estancadas; mantenga los recipientes domésticos de agua potable cubiertos con una tapa y realice lavado y cepillado semanal de éstos; utilice toldillos preferiblemente tratados con insecticidas al momento de dormir; disponga adecuadamente los desechos de residuos sólidos (basuras) y otros que puedan convertirse en potenciales criaderos de insectos.

Elimine el agua acumulada en botellas, latas y llantas abandonadas; cambie el agua de albercas y floreros mínimo cada 8 días; rellene de tierra o arena los huecos de los árboles o llantas o botellas que puedan acumular agua y por consiguiente convertirse en criaderos de mosquitos; si en su residencia o albergue hay bebederos de animales, cambie el agua diariamente.

Evite acampar en una zona endémica conocida de enfermedades transmitidas por vectores, a menos que se utilicen las medidas de protección personal como: usar ropa adecuada como camisa manga larga y pantalones, uso de repelente, no exponerse a las horas de alta presencia de insectos.

Si presenta fiebre, dolor de cabeza, muscular, articulaciones y puntos rojos en la piel acuda de inmediato a nuestros Establecimientos de Sanidad Militar.

Y en vacaciones, los elementos que mayor accidentalidad generan al ser manipulados al interior de las viviendas son: fósforos, estufas y velas encendidas, elementos corto punzantes como cuchillos, tijeras y otros similares, tapetes no asegurados, ventanas sin seguro, productos tóxicos envasados en botellas de gaseosa o jugo, conexiones eléctricas sin seguridad y superficies húmedas.

Estas son recomendaciones sencillas que pueden ayudarle a disfrutar al máximo de sus vacaciones, recuerde que Prevenir es Tarea de Todos.

Comunicaciones Dirección de Sanidad FAC