Inicio / Reconocimiento a los que con honor y heroísmo entregan su vida por salvar la de los demás.

Reconocimiento a los que con honor y heroísmo entregan su vida por salvar la de los demás.

Fecha de Creación: 
09 de Marzo de 2020
Reconocimiento a los que con honor y heroísmo entregan su vida por salvar la de los demás.

Las Operaciones Especiales Aéreas son misiones realizadas por hombres y mujeres tripulantes de ala rotatoria y personal de Seguridad y Defensa de Bases preparado y capacitado, quienes de forma incansable trabajan contrarrestando el tiempo para salvar la vida de los demás.

Después de 12 años de trayectoria en estas misiones, un personal de Oficiales y Suboficiales tripulantes y de Seguridad y Defensa de Bases No. 45 del Comando Aéreo de Combate No.4, CACOM4, compartieron experiencias, coincidiendo en la realización de un reconocimiento para este personal, no solo por las habilidades o talentos, sino por la dedicación y profesionalismo que cada uno de ellos dispone para ayudar a quienes lo necesitan.

Es por eso, que el Técnico Jefe Nelson González y el Técnico Segundo Jener Andrés Hernández, tripulantes de helicópteros medianos del Comando Aéreo de Combate No. 4, quienes cumplen a cabalidad con esta gran misión, motivados al reconocimiento del sacrificio y profesionalismo de este arduo trabajo, decidieron realizar un distintivo para todas aquellas tripulaciones que ejecutan maniobras de alto riesgo, con la convicción de ayudar siempre al que lo necesita; comprometidos con la fauna y flora en la extinción de incendios forestales, ayuda a la población en desastres naturales, apoyo a la tropa, entre otras.

Por todo el sacrificio y arrojo que se realiza en cada misión, era tan importante plasmar un símbolo que mostrara todo el esfuerzo sobrehumano que la tripulación realiza frente a situaciones que implican no solo los conocimientos adquiridos sino la pericia y el trabajo en equipo, para llevar a feliz término las operaciones; por eso el distintivo fue realizado con elementos que significará la magnitud de estas maniobras.

El resultado de ello, fue un águila real, el cual encarna la grandeza e imponencia de las Operaciones Especiales Aéreas aludiendo a la vez, su capacidad para volar en el día, como sinónimo del desarrollo de misiones diurnas; además, su cabeza vuelta hacia la derecha resalta la habilidad para divisar su objetivo desde las alturas, y así mismo, simbolizar la noble causa existente en el cumplimiento de la misión aguardando su próxima maniobra.

Como símbolo de victoria sobre el cielo soberano, en representación al arrojo, la precisión y el valor con que son desarrolladas las Operaciones Especiales Aéreas con el objetivo de preservar la vida de cualquier manera y garantizar el éxito como propósito fundamental, el águila se muestra con sus alas abiertas en una pose de vuelo estacionario, caracterizando las aeronaves de ala rotatoria; llevando en sus garras abiertas y arraigadas una cinta ondeante, en la cual aparece en letras negras la frase “OPERACIONES ESPECIALES AÉREAS”.

Por último, y sin ser menos importante, el gancho característico de la grúa de rescate, que va debajo de la cinta ondeante y en forma vertical, como instrumento particular de las operaciones de Recuperación de Personal y así mismo, como emblema de amparo y salvación representando el ímpetu con el que se logra tener la satisfacción de lo más cercano que hay a crear una vida, salvarla.

Cada una de estas características fueron pensadas en base a las experiencias adquiridas, cuando de manera sacrificada operaban para llegar hasta la penumbra de las montañas, el calor de la llamas que ardían fuertemente e intentaban arrasar con el medio ambiente, los torrentes de agua que magnificaban los pensamientos de las personas que rogaban por una oportunidad más para vivir, la mirada acongojante de los niños que desde tierra inundados por el barro y agua en sus barrios, observaban el helicóptero que los iba a salvar; por estos y muchos momentos más, en donde la presión, el riesgo y el tiempo eran factores que la tripulación no podían eludir para brindar esperanza a quien los necesitara, son el motivo para enaltecer el trabajo heroico del personal que trabaja de forma incansable.

“Hemos diseñado el distintivo de Operaciones Especiales Aéreas con el fin de enaltecer la pasión y sacrificio; en busca de mantener la mística, la disciplina y el honor del personal de Oficiales y Suboficiales que desarrolla este tipo operaciones, teniendo un solo fin, ayudar al prójimo sin importar la raza, religión, ideología o sexo.” Técnico Jefe González.

Este distintivo será otorgado a las tripulaciones que de manera heroica hayan cumplido con misiones de operaciones especiales a lo largo de la carrera militar; siendo un símbolo que reconoce méritos académicos, operacionales y técnicos, enalteciendo una trayectoria militar con requisitos específicos, los cuales son completados en varias misiones reales y otras tantas de entrenamiento; demostrando sus capacidades en un trabajo articulado durante la planeación, desarrollo y ejecución de este prototipo de misiones.

“El personal que cumple estas operaciones son de múltiples especialidades pero la unión del conocimiento, experiencia y el compromiso, lleva al éxito operacional que la Fuerza Aérea Colombiana requiere para cumplirle al país, con todas las normas de seguridad y dando nuestro corazón para el desempeño satisfactorio de la misión.”- manifestó el Jefe González.

Las tripulaciones del CACOM 4 siempre están listas, sacrificando su tiempo para salvar a las personas que requieren un aliento de vida, reconfortándolos con los sonidos potentes de las palas de los helicópteros, que en medio del temor, vivifican la sonrisa de las familias que lo han perdido todo, la moral de la tropa que se debilitan ante la adversidad y el llanto de un niño herido en terrenos en los que solo los hombres y mujeres del aire pueden entrar; y después de un largo y sacrificado trabajo solo sienten el corazón ensanchado, llenos de agradecimiento con el altísimo porque les dio la oportunidad y la responsabilidad de estar allí, dispuestos a arriesgar la vida, para que otros puedan vivir.

Autor: 
Comunicaciones Estratégicas CACOM 4
Enviar a un amigo
Compartir