Inicio / Refugiados

Refugiados

El significado de este término varía considerablemente según el contexto en que se utilice: derecho internacional público en general (DIP) o derecho internacional humanitario (DIH). En derecho internacional público, el término ha dado lugar a definiciones muy precisas: se aplica a toda persona que huye del país de su nacionalidad, a causa de persecuciones o de amenaza de persecuciones de las que haya sido objeto (cf. NU, 1951, art. 1). Posteriormente, la Convención de la Organización de la Unidad Africana (cf. OUA, 1969), así como algunas Resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, extendieron el estatuto de refugiado a toda persona que huya de su país a causa de un conflicto armado o de disturbios interiores. Las personas que reúnan las condiciones previstas por los instrumentos jurídicos internacionales adquieren el estatuto de refugiados y están regidas por un régimen de derechos y obligaciones específicas. El derecho internacional humanitario, por su parte, no contiene una definición del concepto de refugiado. En el sentido de este derecho, el refugiado es ante todo una persona civil, y el criterio determinante aquí es el de la falta de protección por parte de un Gobierno. Al contrario del DIP, el DIH interpreta ampliamente la noción de refugiado englobando igualmente a las personas desplazadas en el interior de su país a causa de un conflicto armado o de disturbios internos. En el derecho internacional humanitario hay cierto número de normas directa o indirectamente destinadas a los refugiados. (Cf. G IV, arts. 3, 15, 25, 26, 44, 70; G 1951; H 1957; NU 1967; H 1973; GP I, arts. 73, 74, 85; NU 1951, art. 1; GP II, art. 4; OUA 1969, art. 1). V. también: Personas desplazadas.