Inicio / Reparación de alto alcance y larga precisión, para el cumplimiento de la Misión

Reparación de alto alcance y larga precisión, para el cumplimiento de la Misión

Fecha de Creación: 
29 de Mayo de 2020
Con 96 años de existencia y siendo la unidad más antigua de la Fuerza Aérea Colombiana, el Comando Aéreo de Mantenimiento se ha destacado por sus capacidades distintivas al efectuar mantenimiento de nivel I, II y III a las diferentes aeronaves de ala fija y rotatoria de la Institución.  Pero también ha evolucionado de acuerdo con la adquisición de nuevas tecnologías para el cumplimiento de la misión. Es así, como en 2005 la Fuerza Aérea Colombiana adquirió las primeras Aeronaves Remotamente Tripuladas ART p

Con 96 años de existencia y siendo la unidad más antigua de la Fuerza Aérea Colombiana, el Comando Aéreo de Mantenimiento se ha destacado por sus capacidades distintivas al efectuar mantenimiento de nivel I, II y III a las diferentes aeronaves de ala fija y rotatoria de la Institución.

Pero también ha evolucionado de acuerdo con la adquisición de nuevas tecnologías para el cumplimiento de la misión. Es así, como en 2005 la Fuerza Aérea Colombiana adquirió las primeras Aeronaves Remotamente Tripuladas ART para realizar misiones de vigilancia, reconocimiento e inteligencia.

Las primeras aeronaves fueron asignadas al Comando Aéreo de Combate No.6 ubicado en Tres Esquinas, Caquetá y posteriormente al Grupo Aéreo del Oriente en Marandúa Vichada, y como toda aeronave necesita fases de mantenimiento, en 2012 llegaron los primero ART a las oficinas del Grupo Aeroindustrial del Comando Aéreo de Mantenimiento.

Al pasar de los años se obtenían más Aeronaves Remotamente Tripuladas aumentando la demanda en mantenimiento de estos equipos, a lo que la unidad de la logística aeronáutica vio la necesidad de construir el Hangar de ART en el año 2015 y desde ese entonces inició con una planta de personal de cinco personas: un oficial y cuatro suboficiales.

Con este pequeño grupo de hombres y mujeres, con carreras técnicas que van desde mecatrónica hasta mantenimiento de computadores, se fue fortaleciendo este taller a nivel nacional; logrando realizar convenios con instituciones gubernamentales para la adquisición de recursos y fortalecer esta capacidad.

Es así, como conociendo un poco de los inicios de los ART en la Institución y del trabajo de mantenimiento que se realiza, me acerqué al hangar para conversar con el Técnico Primero Luis Cáceres de 39 años de edad y con casi 18 años de servicio, ha visto la evolución de la Institución, manejando el riesgo desde otra perspectiva y cumpliendo la misión más segura para sus tripulantes.

Cáceres tecnólogo en electrónica aeronáutica y que actualmente se desempeña como jefe de taller ART, me contó con gran satisfacción y mientras realizaba la corrida de un motor, la ardua labor que realizan para la recuperación de estas aeronaves de la Fuerza Aérea Colombiana.

¿En la actualidad con cuántos integrantes cuenta este taller?

El taller ART se compone de un Oficial comandante y 18 técnicos aeronáuticos siendo yo el más “viejito” porque estoy desde que inició este proyecto y cada vez que pasa el tiempo me fascina más aprender de este equipo. Y los suboficiales que trabajan conmigo se destacan por sus aportes en trabajos de electricidad, sistemas, mantenimiento aeronáutico, electrónico y mantenimiento de equipos de tierra los cuales han fortalecido las capacidades del taller.

¿Cuántas capacidades tienen y que trabajos se encuentran desarrollando?

Hoy en día se cuenta con 18 capacidades en las cuales se incluyen los mantenimientos programados a las aeronaves y los equipos de tierra, también se incluyen capacidades de hard times consistente en cambios mandatorios a ciertas horas de operación de algún elemento; como por ejemplo los motores de aeronaves que se cambian si o si cada 400 horas de operación. Así mismo, realizamos mantenimiento preventivo, correctivo y recuperativo a los sistemas de ART, gestionando los diferentes repuestos y elementos para su óptimo funcionamiento y operación en cualquiera de los BLARTs (Base de Lanzamiento de Aeronaves Remotamente Tripuladas) desplegados a nivel nacional.

¿Cómo ha evolucionado el Hangar de ART?

Este hangar ha evolucionado gracias a la capacitación constante que ha recibido el personal, logrando aumentar la capacidad de reparación. Teniendo en cuenta que hoy en día se reparan elementos como winglets, aviónica y partes simples de los equipos de tierra.

¿Porque es tan importante este hangar para la Fuerza Aérea Colombiana?

La Fuerza Aérea Colombiana y la Armada Republica de Colombia son las únicas entidades que poseen estos ART, donde en algunas ocasiones apoyamos a la Armada con repuestos y algunas veces nos preguntan por asesoría en fallas. Al ser la unidad logística de los ScanEagle y realizar los mantenimientos mayores a estos equipos, se hace indispensable el continuo funcionamiento de este taller para el sostenimiento de los ART para los trabajos de inteligencia, seguimiento de objetivos, toma de imágenes, toma de videos, búsqueda y rescate entre otros. Además, se colabora en el ahorro de recursos, al no tener que adquirir elementos nuevos constantemente sino la reparación de algunos componentes permitidos.

¿En estos momentos se encuentran desarrollando algún proyecto?

Si estamos desarrollando un proyecto al cual llamamos Catch Eagle, que significa “atrapa águila”, este nombre se debe a que el diseño se asemeja a una telaraña y precisamente el proyecto consiste en una malla de frenado para la recuperación en estado de emergencia de la aeronave ART ScanEagle, para recuperar aquellas que entran en estado de emergencia y de esta manera aportar a la fuerza en ahorro de recursos económicos.

Fue así, como de manera resumida pero muy enriquecedora el Técnico Primero Cáceres en medio del frio inclemente de este bello municipio de la Sabana, me enseñó una gran perspectiva del trabajo que realiza un grupo íntegro que interactúa constantemente a la solución de diferentes fallas en estos equipos, para el cumplimiento de diferentes misiones que sin duda se convierten en una fortaleza más y los pone a la vanguardia de la ciencia y la tecnología.

Autor: 
Comunicaciones Estratégicas CAMAN
Enviar a un amigo
Share