Inicio / Su Fuerza Aérea transforma Casa -295 en avión hospital para salvar vidas en el Amazonas

Su Fuerza Aérea transforma Casa -295 en avión hospital para salvar vidas en el Amazonas

Fecha de Creación: 
23 de Mayo de 2020
Su Fuerza Aérea transforma Casa -295 en avión hospital para salvar vidas en el Amazonas

El ensordecedor ruido de los motores de un avión Casa – 295 Titán de su Fuerza Aérea Colombiana, interrumpió por un momento el canto de las aves y la tranquilidad del agua que corre por el imponente Río Amazonas, para convertirse en un sonido de esperanza de vida para seis familias amazonenses, que hoy padecen los estragos de un enemigo invisible que amenaza con silenciar a aproximadamente 26 pueblos indígenas milenarios y con ellos un sinnúmero de manifestaciones culturales que expresan una gran variedad de costumbres y tradiciones étnicas compartidas por los países hermanos que conforman la triple frontera.

Ante un llamado humanitario del Amazonas, su Fuerza Aérea, haciendo facultad de las capacidades de sus aviones, tripulaciones, personal de médicos y enfermeras aeronáuticas, desplegó sus alas para realizar el transporte de seis pacientes en delicado estado de salud, debido a la falla que presentó la máquina que produce oxígeno en el Hospital San Rafael de la ciudad de Leticia, entidad que bajo condiciones limitadas enfrenta una dura batalla contra la pandemia.

Luego de que se alertó sobre la situación, el Grupo Aéreo del Amazonas (GAAMA), en coordinación con el Comando Aéreo de Transporte Militar (CATAM), pusieron en marcha la misión con la que se buscaba salvar vidas. Fue así como en la Base Aérea BG. (H) Camilo Daza” en tiempo record, hombres del Grupo de Transporte, lograron la configuración de un avión de transporte en un avión ambulancia, que contara con capacidad de trasladar hasta 10 de pacientes por Covid-19 desde zonas de difícil accesibilidad y donde los niveles de servicios salud son limitados.

La ágil transformación del avión se logró gracias a la eficiencia y eficacia de los Técnicos Aeronáuticos de su Fuerza Aérea Colombiana, quienes en menos de seis horas trabajaron bajo todos los parámetros de bioseguridad, para la adecuación de la aeronave, la cual facilitará el transporte de pacientes con Covid-19 que requieran una atención en un hospital de mayor nivel en todo el Territorio Nacional.

Debido al alto nivel de contagio del virus, la aeronave fue condicionada de una manera especial, haciendo uso de una pantalla que dividió en dos la parte interna del avión, con el objetivo de separar el área de los pacientes y la cabina de pilotos, para así minimizar un posible contagio en pilotos y técnicos de vuelo, quienes con su trabajo hacen posible este tipo de misiones.

De acuerdo con el Coronel Luis Miguel Díaz Ríos, Jefe del Centro Nacional de Recuperación de Personal (CNRP) de su Fuerza Aérea, “por sus características de diseño, el C-295, Titán, es una aeronave que da mucha flexibilidad, por lo se facilitó la configuración interna necesaria para el transporte masivo de pacientes con condiciones delicadas por Covid-19 en la Amazonía colombiana”.

Para convertir un avión de carga en un avión hospital, fue necesario adecuar camillas, elementos de protección y bioseguridad para toda la tripulación de pilotos, técnicos aeronáuticos, médicos y enfermeras que asistieron a los pacientes a 18 mil pies de altura durante aproximadamente dos horas de vuelo. Así mismo, el avión C-295 de su Fuerza Aérea Colombiana contaba con los equipos médicos de alta tecnología, para monitorear constantemente la salud de los pacientes, tales como: ventiladores mecánicos, tanques de oxígeno, medicamentos y elementos para realizar un procedimiento de entubación, si así lo requería uno de los pacientes.

Con el objetivo de ganarle tiempo al coronavirus, el avión hospital, en las horas de la noche llegó al Grupo Aéreo del Amazonas, en donde teniendo en cuenta los reportes meteorológicos que podrían desfavorecer el éxito de la misión, se decidió que la mejor opción sería realizar el traslado a la mañana siguiente.

“Por las condiciones propias del Amazonas, este tipo de transporte es conveniente hacerlo de día, para aprovechar así la luz natural, en caso que se deban realizar procedimientos delicados, pero eso no significa que en una situación de emergencia no puedan realizarse misiones nocturnas, pero lo ideal es en las horas diurnas, para que el personal médico, cuente con las condiciones visuales óptimas, para atender de mejor manera un paciente que presente una crisis durante el vuelo” así lo indicó el Jefe de CNRP.

En una ambulancia, uno a uno fueron llegando los pacientes, los cuales fueron recibidos bajo todos los protocolos de bioseguridad por el personal de médicos y enfermeras militares, quienes con antelación se colocaron su armadura, esa que, con trajes especiales, gafas, caretas y guantes, buscan ganar la batalla más importante que en medicina ha enfrentado nuestro país, y definitivamente se constituye en el reto más importante de sus carreras como Médicos militares.

Durante los últimos años, su Fuerza Aérea con el alistamiento de sus aeronaves, ha sido una pieza fundamental en el apoyo a traslados de pacientes por medio de evacuaciones y traslados aeromédicas, con las que se ha dado una luz de esperanza a cientos de colombianos que han requerido una atención especial, y que por la lejanía del territorio solo se podría realizar en el tiempo justo a través del aire.

En este momento complejo donde nuestro país enfrenta una dura batalla contra un enemigo invisible, su Fuerza Aérea, en el marco de la Operación “San Roque”, reafirma estar siempre lista para cumplir con entrega total el compromiso que tiene con el pueblo colombiano, demostrando en cada misión volada, profesionalismo, entrega y dedicación con la que socorre al llamado de nuestros conciudadanos.

Así se va a las Estrellas.

Autor: 
Comunicaciones Estratégicas GAAMA
Enviar a un amigo
Compartir