Inicio / Terrorismo contra la Escuela Superior de Guerra

Terrorismo contra la Escuela Superior de Guerra

Un enérgico rechazo hizo el Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, a los actos terroristas del 19 de octubre de 2006, cuando un carro bomba con 60 kilos de R-1 explotó a las 8:50 a.m. en el parqueadero del Edificio de Aulas de la Escuela Superior de Guerra, con un saldo de un Oficial, tres Suboficiales, un Soldado, algunos estudiantes heridos y cinco carros destruidos. La honda explosiva afectó la estructura y los ventanales de los edificios de la Escuela de Guerra y de la Universidad Militar Nueva Granada.
El viernes 20 de octubre, a las 7:30 de la mañana, el señor Presidente visitó el lugar del atentado en compañía de los señores Juan Manuel Santos Calderón, Ministro de Defensa Nacional; Carlos Holguín Sardi, Ministro del Interior y de Justicia; Luis Eduardo Garzón, Alcalde de Bogotá, y los Altos Mandos Militares y de Policía, desde allí se dirigió al país y dio a la Fuerza Pública la instrucción de fortalecer la inteligencia y los operativos militares para rescatar a los secuestrados. Además, revocó la autorización al Comisionado de Paz para reunirse con las Farc y buscar una zona de encuentro, mientras persistan acciones terroristas como esta.
“Pregunto al terrorista de las Farc Jorge Briceño, conocido con el alias de ‘Mono Jojoy’, si tiene la cobardía de negar que ordenó, desde el refugio cobarde de la selva, este atentado contra la ciudad de Bogotá. 

Compatriotas, el 28 de mayo, en congruencia con lo que expresé a la nación a lo largo de la campaña electoral, en relación a que la Seguridad Democrática no excluye la búsqueda de la paz, tomé la decisión de buscar la paz, expresando la voluntad para su búsqueda a través de un lenguaje moderado en la sustentación de la Seguridad Democrática… 
Veo que ese lenguaje moderado no atrae a los terroristas hacia la paz, simplemente les agranda su ambición terrorista… Debe quedar absolutamente claro que una cosa ha sido en estos últimos meses, el mensaje moderado para buscar la paz, y otra cosa es la voluntad, que es total, sin atenuantes, para avanzar con la Seguridad Democrática… 

Muy apreciados Soldados y Policías de mi Patria, Comandantes, señor Ministro de la Defensa, Juan Manuel Santos, nadie en los cuarteles, nadie en las oficinas, nadie en las escuelas, todo el mundo a las calles, a fortalecer la Política de Seguridad Democrática, a proteger esta ciudad con toda la eficacia, como nos lo ha pedido con patriotismo su Alcalde, el doctor Luis Eduardo Garzón. 

Nosotros necesitamos la Fuerza Pública victoriosa, victoriosa en la eficacia y victoriosa en la transparencia. Por eso, aquellos integrantes de la Fuerza Pública que no tengan determinación de victoria que renuncien, para que no nos hagan el daño de aplazar la victoria y de extender el sufrimiento del pueblo colombiano. 

Soldados y Policías de mi Patria, Altos Comandantes: debemos poner toda la intensidad en la inteligencia y en la operación para rescatar a los secuestrados. Es hora de ir eficazmente detrás de todos los cabecillas. No podemos permitir que el grupo terrorista de las Farc siga traficando con el dolor de las familias de los secuestrados y ejerciendo toda clase de manipulaciones tras una zona de despeje… Se revoca la autorización al Comisionado para reunirse con las Farc en busca de una zona de encuentro, mientras persistan estas acciones terroristas… 
A los facilitadores que el gobierno ha autorizado para buscar el acuerdo humanitario con las Farc, les queda revocada esa autorización, mientras las Farc persistan en acciones terroristas. No vamos a caer en la trampa. Sabemos bien lo que ellos hacen. Son buenos discípulos de la perversidad: interpretan nuestras generosidades como debilidades. No son recíprocos para buscar la paz, sino que se valen de la buena voluntad del pueblo y del gobierno para fortalecer su chantaje terrorista… 

Cuando pedimos a los países hermanos apoyo en esta lucha contra el terrorismo, es porque nosotros lo sufrimos y sabemos que si no lo derrotamos mañana lo van a sufrir ellos… Cuando pedimos el apoyo de los países vecinos y hermanos, es porque no queremos que sufran la tragedia que en algún momento ha sufrido la democracia colombiana. Procesos electorales con candidatos que han tenido que pedirle permiso al narcotráfico o a la guerrilla o al paramilitarismo. Eso tristemente se ha dado en Colombia por el avance que en algún momento tuvo el terrorismo.

Vamos a responderle eficazmente a Bogotá, a todo el país, redoblando nuestros esfuerzos de Seguridad Democrática. Compatriotas, por la dignidad de la Patria, por el futuro de las nuevas generaciones, enfrentemos el terrorismo para no padecer su eterna esclavitud. 

Colombia, por conducto del gobierno, agradece el esfuerzo de algunos países europeos para buscar el acuerdo humanitario. Con acciones terroristas, el gobierno no buscará acuerdo humanitario alguno con la Farc. Les pedimos a estos países que mientras haya acciones terroristas de las Farc, el apoyo que nos den sea apoyo militar, apoyo de inteligencia, para poder avanzar en la operación militar del rescate de los secuestrados”

Por Revista Aeronáutica