Inicio / Un amor con la misma pasión

Un amor con la misma pasión

Fecha de Creación: 
17 de Septiembre de 2020
La mayor motivación de los militares de su Fuerza Aérea Colombiana es el amor que sienten por su Institución, la pasión y sus ganas de trabajar cada día por un mejor país.
Un  amor con la misma pasión

En la carrera militar, hombres y mujeres de diferentes lugares del país los une la pasión por la aviación y el amor por su institución pero, de repente, lo empiezan a sentir dos personas que, sin pensarlo, después de compartir cuatro años en una escuela de formación, de pasar extenuantes jornadas de trabajo y cientos de charlas acerca de la aviación, un día deciden decir: ¡Sí, acepto! A amarse eternamente, como en algún momento dijeron al unísono: ¡Sí, juro! Para servirle a su patria.

Este es el caso de los capitanes Ximena Reyes y Andrés Sánchez, quienes siendo compañeros del curso 84 de Oficiales de la Fuerza Aérea Colombiana, encontraron después del tiempo, el anhelo de caminar juntos hacia la misma dirección, uniendo su pasión por la aviación al amor de pareja, que según lo afirma Ximena, fue gracias a Dios.

En el mes en el que los colombianos celebran el amor y la amistad, he decidido relatar una historia de amor de dos personas, compañeros de carrera y pilotos militares que los une más que estas simples coincidencias.

Ella nacida en Neiva, Huila, nunca soñó con casarse ni con ser militar, mucho menos piloto, pero según su testimonio, Dios le fue mostrando el camino y su madre con mucho esfuerzo le pagó su carrera como Administradora Aeronáutica y Piloto Militar en la Escuela Militar de Aviación, EMAVI, de lo cual hoy con brillo en sus ojos “me siento muy orgullosa de decir que soy Capitán de la Fuerza Aérea y Piloto militar” y fue precisamente en la escuela donde conoció a Andrés, pero en aquel tiempo nunca se le pasó por la mente que él sería el amor de su vida.

De igual forma narra Andrés, oriundo de Bogotá, quien cuenta que conoció a Ximena cuando estaban presentando los exámenes médicos en el proceso de incorporación a la Fuerza Aérea y, aunque desde ese momento se hablaban, lo hacían como amigos, hecho que les permitió conocerse y, con los años, sin pensar, enamorarse.

¿Qué es para ustedes la aviación?

CT. Reyes: La aviación para mí es algo que me llena de mucho orgullo, me motiva cada día a superarme, tanto personal como profesionalmente, porque abarca muchísimos aspectos. Gracias a Dios la Fuerza Aérea tiene muchas misiones diferentes en la aviación, como lo son evacuaciones aeromédicas, transporte aéreo, combate e inteligencia.

Lo anterior, nos permite conocer muchos lugares a los que nunca imaginamos ir, conocer personas … la aviación le hace ver a uno otras cosas que uno no cree que existen. Esto ha hecho que crezca mucho como persona y me motiva a seguir en la carrera militar, que no es fácil.

CT SÁNCHEZ: Para mí la aviación es como un estilo de vida. Primero, hay que prepararse bastante, saber cómo funciona tu aeronave, cómo la operamos normalmente, cómo reaccionar ante una situación de emergencia o anormal y hacerlo correctamente.

De igual forma es un sentimiento porque lo hago con satisfacción, con cariño, con gusto, para mí cada vuelo no es rutinario, sino que lo disfruto desde el momento que sé que voy a salir a volar hasta que aterrizo.

¿Sienten amor por lo que hacen?

CT REYES: Sí. Me gusta lo que hago, me apasiona lo que hago. No es fácil porque hay que sacrificar muchas cosas, tanto personales como familiares, pero me siento muy orgullosa de quien soy porque gracias a la Fuerza Aérea he podido capacitarme, volar un avión que de niña nunca imaginé hacerlo, llegar a ser piloto militar.

Me siento muy bien conmigo misma de mi rol en la Institución, siento que he madurado muy rápido, he tenido muchas responsabilidades, realmente me apasiona lo que hago y me siento muy orgullosa de decir que soy Capitán de la Fuerza Aérea y que soy Piloto Militar, porque gracias a mi labor he podido ayudar a muchas personas que lo necesitan, salvar vidas en las evacuaciones, eso es algo que le llena a uno el corazón de alegría para continuar.

CT. SÁNCHEZ: Sí siento amor por lo que hago todo el tiempo. Volar me apasiona bastante y desde los primeros aviones que he volado, he realizado distintas misiones en las que he podido ayudar a los demás, transportar ayudas humanitarias, ir a lugares recónditos donde las personas viven en condiciones precarias y en nosotros ven un apoyo, transportar a las personas para salvar sus vidas. Siento amor por lo que hago porque puedo ayudar a los demás, porque aquí en la Fuerza Aérea podemos desplegar las alas de norte a sur, de oriente a occidente, para servir a la comunidad sin esperar nada a cambio.

¿Qué se siente compartir la misma profesión con su pareja?

CT. REYES: Es muy bonito porque él entiende todo lo que hago cada día, ya que nuestro tiempo es restringido, entonces logramos sortearnos y apoyarnos para poder cumplir con la misión de la Institución y todas nuestras obligaciones tanto operativas como administrativas.

CT. SÁNCHEZ: A veces no es fácil por el tiempo, las disponibilidades, los servicios y las responsabilidades administrativas, pero esto nos ha permitido entendernos y apoyarnos más el uno con el otro.

¿Cómo se proyectan en la Fuerza personal y profesionalmente?

CT. REYES: En un futuro volar aeronaves medianas y pesadas, quiero seguir volando transporte porque me gusta mucho esa área, especialmente el traslado aeromédico. También quisiera estudiar una maestría en la que yo le pueda contribuir a la Fuerza Aérea y llegar a ser General algún día.

CT. SÁNCHEZ: la Fuerza Aérea es una institución que le permite a uno crecer, estar adquiriendo siempre conocimiento, entonces me proyecto volando aeronaves de transporte, medianas y pesados, me gustaría hacer una maestría

La Fuerza Aérea me ha ayudado a crecer no solo profesionalmente, sino también personalmente porque me ha permitido conocer personas y vivir situaciones que, si estuviera trabajando en una empresa civil, no pudiera hacer. Me ha permitido realmente aplicar los valores, ser una persona honesta, íntegra y dar todo eso para ayudar a los demás.

¿Qué sienten por la Fuerza Aérea?

CT. REYES: Siento mucho amor, gratitud y respeto. La Fuerza Aérea me ha dado muchas cosas, de niña no pensé en tener lo que tengo ahora, pensaba que iba a estudiar y a pasar hojas de vida, porque eso es lo que uno ve afuera, es difícil conseguir un trabajo estable.

Esta institución me ha dado profesionalmente mucho, volar un avión por primera vez a los 19 años y ahora comandar una aeronave. Personalmente, gracias a la estabilidad que me brinda este trabajo que amo he podido ayudar a mi familia, entonces es muy bonito todo lo que me ha dado, porque gracias a la Fuerza soy lo que soy ahora.

CT. SÁNCHEZ: Por la Fuerza Aérea siento un gran cariño porque me ha permitido ser profesionalmente quien soy hoy en día, conocer gran parte de la geografía de este país, ayudar a las personas que más lo necesitan, hacer traslados aeromédicos, hacer misiones de reconocimiento, entonces siento un gran cariño y respeto, admiración por todas las personas que conforman esta institución porque dan lo mejor de sí para cumplir la misión.

En esta pareja de esposos, compañeros de curso, de avión y de trabajo, se ve reflejado el amor y la pasión por el servicio que prestan a su país, que se transforma en admiración mutua, de sus familiares y personas a su alrededor, porque demuestran que en su Fuerza Aérea estos sentimientos van de la mano para el óptimo cumplimiento de la misión, que es volar, entrenar y combatir para vencer.

Autor: 
Subteniente MARIA CAMILA CRUZ BOGOTÁ
Enviar a un amigo
Compartir