Inicio / Un apasionado por la aviación y la historia aeronáutica

Un apasionado por la aviación y la historia aeronáutica

Fecha de Creación: 
26 de Mayo de 2020
Un apasionado por la aviación y la historia aeronáutica

“Un apasionado por la aviación y la historia” así se define el Técnico Tercero José Jonathan Jiménez Urrego, Suboficial del curso 83 de su Fuerza Aérea Colombiana de la especialidad de Comunicaciones Aeronáuticas, desde su infancia soñó con servirle a las personas que lo rodean y encontró la manera de hacerlo a través de esta Institución.

Es oriundo de Gachetá, Cundinamarca, pasó su infancia en Ubalá un pueblo a media hora de su lugar de nacimiento, allí estudió hasta terminar el bachillerato y después buscando definir su futuro tomó la decisión de viajar a Bogotá, con el fin de encontrar nuevas oportunidades personales y profesionales para mejorar su calidad de vida y la de su familia.

Ingresó a la Escuela de Suboficiales "CT. Andrés María Díaz D." en Madrid, Cundinamarca con 29 años, Jonathan es Controlador de Tránsito Aéreo (ATC), Tecnólogo en esa especialidad, se ha destacado por su compromiso, disciplina y pro actividad cualidades que lo llevaron a realizar un curso en Estados Unidos de electricidad básica de aeronaves en San Antonio Texas, esta capacitación “me cambió la perspectiva y me hizo entender la complejidad de la aviación” dijo con orgullo.

“Estar en contacto con la operación aeronáutica ha sido mi pasión desde que tengo memoria”, menciona con una sonrisa grande en su rostro, sintiéndose satisfecho por el trabajo que ha desempeñado en su corta carrera militar. Recuerda con nostalgia su primera Base Aérea, el Comando Aéreo de Combate No. 6 (CACOM 6) en Tres Esquinas, Caquetá donde comenzó a desarrollar habilidades en el Control de Tránsito Aéreo logrando madurar y ser consciente de la responsabilidad que tiene bajo sus manos y la importancia de la Seguridad Aérea, pues mantiene el compromiso de velar por la vida de todos aquellos que están en el aire y confían ciegamente en cada palabra, en cada instrucción u orden que se brinda, una planificación previa y un criterio fuerte llevando sanos y salvos a las tripulaciones de vuelta a casa.

Aún recuerda su primer grado como Aerotécnico en el que al salir de la Escuela de Suboficiales y llegar a una unidad militar se refuerzan conocimientos y criterios de la meteorología, afianzando sus competencias para transmitirlas en vuelo en caso de ser necesario, el controlador de superficie solo realiza dicha labor con los aviones que están en la rampa, durante mis dos años de trabajo en el Comando Aéreo de Combate No. 3 (CACOM 3) en Malambo, Atlántico solo me desempeñé en la posición de superficie, ya que el Aeropuerto Internacional Ernesto Cortissoz de Barranquilla, solo cuenta con una plataforma militar, teniendo en cuenta la trayectoria de su carrera ya ha desarrollado las destrezas y habilidades necesarias para mantener un tránsito seguro, ordenado y rápido con la potestad de autorizar a los aviones a despegar llevando un estricto control visual de cada avión bajo su control, con la capacidad de reaccionar en caso de alguna emergencia.

Durante su proceso formativo ha logrado un acercamiento con la historia y la vocación de servicio, el conocimiento que ha adquirido lo transmite a través de videos didácticos explicando los diferentes temas, procedimientos aeronáuticos, cartas aeronáuticas, espacios aéreos, todo con el fin de encontrar la mejor manera para emitir un mensaje eficaz dentro de su labor militar compartiéndolo con su equipo de trabajo.

En 2015, fallece su padre adoptivo Vicente Martínez, quien estuvo a su lado desde que tenía dos años y su abuela, Soledad Urrego razón por la cual solicitó ser trasladado a Bogotá para estar cerca de su familia, llegando a trabajar en la Consola Aeronáutica del Centro de Comando y Control de la Fuerza Aérea Colombiana posterior, en la Subdirección de Meteorología alejándose del Control de Tránsito Aéreo, sin embargo, esto no fue motivo para dejar de hacer lo que le apasionaba y aprovechando su estadía se enfocó en los fenómenos meteorológicos peligrosos que afectan a la aviación, utilizando el conocimiento que le brindaba el Centro Meteorológico Operacional de la Fuerza Aérea.

Hoy en día, se siente agradecido por las oportunidades que se le han presentado, porque ha logrado cumplir sus sueños, le agradece a su esposa Laura Rojas, quien de manera incondicional ha apoyado sus aventuras y comparte su pasión por la aviación. Espera desempeñarse como supervisor y continuar transmitiendo su conocimiento a los militares que están comenzando, enfatiza que su ilusión cuando llegue a Técnico Primero es ser Jefe de Tránsito Aéreo.

Actualmente, el Técnico Tercero Jiménez se desempeña como Controlador de Tránsito Aéreo, en el Grupo Aéreo del Oriente y volvió a tener la Operación Aeronáutica en sus manos, recalca la responsabilidad que mantiene en su diario vivir y espera seguir aportando su granito de arena a la Institución garantizando la seguridad y defensa del territorio nacional.

Autor: 
Subteniente Alexandra Quintero
Enviar a un amigo
Share