Inicio / Un sueño de 7500 km de distancia

Un sueño de 7500 km de distancia

Fecha de Creación: 
26 de Febrero de 2020
Un sueño de 7500 km de distancia.

“Vivir para contarlo ...” son las palabras del Capitán Rafael Martínez Mancera, al expresar con gran orgullo la oportunidad que le brindó la Institución al ser parte del programa de investigación ¨Expedición Antártida¨. Sueño que materializa con un selecto grupo de hombres y mujeres de honor de la Fuerza Aérea Colombiana encaminados hacia la investigación y el conocimiento.

La Escuela Militar de Aviación ¨Marco Fidel Suárez¨ exalta sus capacidades académicas, militares y de liderazgo como jefe de uno de los cuatro programas académicos que ofrece el alma mater de la oficialidad, el Programa de Ingeniería Informática (PIINF); su misión es la formación de profesionales de calidad, siendo una de las aristas primordiales del proceso de formación como futuros oficiales de la FAC. Experiencia que se materializa e ir tras el conocimiento a las heladas brisas de la Antártida.

El 11 de abril de 1986 nace una estrella en la familia del señor Álvaro Rafael Martínez y la señora María Ilse Mancera, padres del Capitán. Bogotá lo vio nacer, crecer y formarse como hombre de valores y principios, amante de la justicia, la lealtad, el respeto y la entrega al servicio de la patria. El gusto que lleva más allá de la pasión por los aviones y el sueño de ser piloto, lo motivó a realizar el proceso de incorporación a la FAC, ingresó el 09 de enero de 2004 a EMAVI al curso número 80 de oficiales. Pronto por su gran valentía e inteligencia tuvo su primer fruto en la Institución, ascendió como Subteniente en diciembre de 2007 y en diciembre de 2008 se graduó de la segunda cohorte del PIINF, obteniendo el título de Ingeniero Informático.

Su primera designación fue la Jefatura de Educación Aeronáutica (JEA), donde trabajó durante año y medio. Más tarde, fue encaminado a la Jefatura de Operaciones Aéreas (JOA), trabajando en la Dirección de Navegación Aérea (DINAV) - Subdirección de Meteorología (SUMET) durante 7 años, desempeñándose en cargos como Jefe de la Red de Observación Meteorológica. Lapso en el cual, realizó varias comisiones al exterior y obtuvo el título de Magíster en Meteorología de la Universidad de Colombia en el año 2015.

Por necesidades de la Fuerza, fue trasladado a la Escuela Militar de Aviación el 16 de enero de 2017. Allí, se ha desempeñado como instructor militar en todos lo programas académicos de EMAVI, donde ha dirigido proyectos de grado. Ha sido instructor de la asignatura “Meteorología” en varios cursos de vuelo y en el Curso de Instructor Académico y de Vuelo.

Estando allí, en el año 2018 la Dirección de Navegación Aérea - DINAV suscribió en Colciencias, el proyecto: “Identificación y Caracterización de los Fenómenos Meteorológicos Peligrosos para la Navegación Aérea Asociados con los Sistemas Ciclónicos Mesoescalares Antárticos”. Mencionado proyecto fue aprobado en febrero de 2019, iniciando las diferentes gestiones para que el equipo de trabajo, conformado por el Coronel Nayid Iglesias, Teniente Coronel Guillermo Poveda, Capitán Jiménez García Mauricio y el Capitán Martínez, lograran hacer parte de la IV Campaña Antártica realizada por la Fuerza Aérea Colombiana.

La pasión por la investigación la ha convertido en una recreación de su diario vivir, logrando así unos altos estándares de calidad para el beneficio personal y de la Patria, contribuyendo con aportes a los lineamientos nacionales e internacionales de la comunidad científica.

Ha llegado el día esperado; “16 de enero con un amanecer lleno de ilusiones, el frío de la mañana nos despedía y la aeronave Hércules C- 130 de matrícula 1005 nos llevaría hasta el fin del mundo ‘el polo sur’ en un recorrido de 7500 Km, donde la investigación científica sería la cómplice de hacer realidad este sueño y poderlo contar con orgullo patrio, aportando a la comunidad nacional e internacional conocimientos sobre la fenómenos meteorológicos peligrosos para la navegación aérea” agrega el Capitán Martínez.

Luego de 13 horas y media de vuelo, había llegado el momento mas esperado, pisar por primera vez el continente helado, en su llegada a la Isla Rey Jorge, el equipo de trabajo del Capitán Martínez, se divide en dos grupos por razones logísticas, un grupo se aloja en instalaciones del Instituto Antártico Chileno (INACH) y el otro en la base aérea de la Fuerza Aérea Chilena (FACH).

Desde el primer día, de los cinco que estuvieron en este continente, los oficiales inician con la instalación de los equipos meteorológicos que se utilizarían para realizar las diferentes mediciones en su proyecto de investigación. Entre ellos, se instala una estación meteorológica de superficie y un sistema de sondeo atmosférico portátil. Inicialmente, realizan lanzamientos de las radiosondas cada seis horas, en razón a que las condiciones meteorológicas se fueron deteriorando, fue necesario aumentar la frecuencia de las mediciones a cada 3 horas.

A una altura de aproximadamente 80 metros, en el cual debían escalar para llegar hasta el punto de la toma de las muestras, lograron captar grandes aportes a su proyecto “esta es la primera fase, la idea es continuar con esta investigación, para en un futuro poder tener una estación de investigación de la Fuerza Aérea Colombiana y desde allí aportar ese granito de arena y poder lograr el objetivo” comenta el oficial de la Escuela Militar de Aviación.

Finalmente expresa: “misión cumplida, experiencia inolvidable, observar el paisaje antártico, la inmensidad de los glaciales y la satisfacción del deber materializado, son los mejores recuerdos para mi vida. Gracias Colombia, gracias Fuerza Aérea, gracias familia”.

“Así se va a las Estrellas”

Autor: 
Comunicaciones Estratégicas EMAVI
Enviar a un amigo
Share