Inicio / Una especialidad silenciosa pero vital para las operaciones aéreas

Una especialidad silenciosa pero vital para las operaciones aéreas

Fecha de Creación: 
30 de Julio de 2020
Una especialidad silenciosa pero vital para las operaciones aéreas

La función que cumplen los bomberos aeronáuticos es de vital importancia para la operación del Comando Aéreo de Combate No.5, pues son los encargados de garantizar la seguridad y la integridad de los tripulantes y aeronaves, sobre sus hombros llevan una gran responsabilidad, su trabajo está relacionado directamente con la operación aérea, por ello deben estar entrenados y listos para atender cualquier emergencia que se pueda presentar dentro de la Unidad.

Este grupo de trabajo también está apoyado por soldados del CACOM-5 quienes gracias a su comportamiento, diciplina y conducta, son escogidos para hacer el curso y desempeñarse como Bomberos Aeronáuticos durante el resto de su servicio militar.

“Ellos realizan un curso básico de ochenta horas, con este certificado ya quedan aptos para desarrollar actividades como soldados bomberos y luego ya hacen otros cursos recurrentes donde aprenden a manejar diferentes tipos de elementos y equipos para atender una emergencia, donde su función principal es generar condiciones de vida” afirmó el Técnico Segundo Mauricio Florez, Coordinador operativo de los bomberos aeronáuticos del CACOM-5.

De manera frecuente, estos jóvenes participan en varios simulacros, en los vehículos para revisar los tiempos de reacción estipulados, de acuerdo a la normatividad, simulacros de incendio estructural, estructuras colapsadas y emergencia aérea, entre otros.

Reciben las aeronaves, coordinan el parqueo, aprenden el manejo de equipos y siempre permanecen listos, para hacer las operaciones más seguras, es un trabajo silencioso pero muy importante, “muchas veces las personas no lo ven, pero siempre estamos ahí, las 24 horas del día, cuando están volando, cuando están haciendo pruebas en la plataforma, las tripulaciones cuentan siempre con nosotros, también estamos entrenados para salvar vidas”. Reiteró el Técnico segundo Florez.

Quienes integran este grupo, se destacan por su trabajo, “ser bombero aeronáutico y aportarle como tal a la Fuerza Aérea ha sido una gran experiencia, porque somos parte del desarrollo efectivo de las operaciones, me gusta porque desde muy pequeño soñaba con ese tema, me apasiona la parte aeronáutica, aprendemos muchas cosas como las clases de fuego, extintores, entrenamos mucho con los trajes para que de la manera más segura y ágil logremos llegar al sitio de la emergencia” expresó el soldado Juan Andrés Ramírez Hernández, bombero aeronáutico del CACOM-5.

De esta manera su Fuerza Aérea Colombiana, fortalece otra de sus capacidades, en pro de la seguridad de las operaciones, para que los helicópteros puedan cumplir su misión, depositando la confianza en quienes hacen parte de este engranaje.

Autor: 
Comunicaciones Estratégicas CACOM No.5
Enviar a un amigo
Compartir