Se encuentra usted aquí

Inicio / Una experiencia en GAORI

Una experiencia en GAORI

En Colombia, los profesionales del área de la salud, al culminar sus estudios académicos deben prestar una año de servicio social obligatorio en zonas rurales del país, esto con el fin de poner en práctica sus conocimientos y brindar atención en salud en lugares alejados y vulnerables del territorio nacional.

La Fuerza Aérea Colombiana cuenta con diferentes profesionales civiles de diversas áreas de la salud en cada una de sus bases militares a nivel nacional, entre los que se encuentran médicos, odontólogos, enfermeros y bacteriólogos, que prestan sus servicios al personal militar y civil orgánico.

En el Grupo Aéreo del Oriente ubicado en Marandúa-Vichada tuve la oportunidad de prestar mi servicio social obligatorio en calidad de odontóloga en donde aproximadamente un año estuve compartiendo con oficiales, suboficiales, soldados y civiles, los cuales hicieron que esta experiencia fuera enriquecedora en diferentes aspectos de mi vida tanto personal como profesionalmente.

Al haber estado en contacto con estas personas pude darme cuenta de la importante tarea que cada uno de estos hombres y mujeres desempeña por el bienestar de nuestra patria.

En diferentes brigadas y jornadas de apoyo al desarrollo, tuve la oportunidad de asistir y atender a la comunidad que presenta muchas necesidades a nivel odontológico y que por diferentes motivos no pueden asistir a su servicio de salud. Es satisfactorio ver como con una planeación organizada y con la voluntad de los caballeros y damas del aire se puede brindar tanto bienestar a una comunidad llena de niños, adultos y mujeres embarazadas, generando un gran impacto en sus vidas y haciéndolos sentir que su patria no se ha olvidado de ellos.

Lo más gratificante de esta experiencia fue darme cuenta que la Fuerza Aérea Colombiana no sólo tiene como objetivo velar por la soberanía nacional, sino que también desempeña una gran labor social que día a día va creciendo, permitiendo así que la brecha geográfica a la cual se enfrentan los habitantes del Vichada se vea mitigada debido a la presencia del Estado.

En conclusión, sólo me queda decir que la labor que desempeñan las Fuerzas Militares y en especial la Fuerza Aérea Colombiana además de traer paz y tranquilidad a los colombianos, también efectúa una labor social que con escasos recursos se realiza y que genera una conciencia, responsabilidad y aprecio tanto para los Vichadenses como para cada uno de los militares y civiles que participan en esta gran labor.

Ana María Merlano Sánchez
Odontóloga del ESM GAORI
Universidad Nacional de Colombia