Una sonrisa más, gracias al plan “Caritas Alegres” de la Fuerza Aérea Colombiana