Inicio / Vulcano Héroe en la Ayuda Humanitaria

Vulcano Héroe en la Ayuda Humanitaria

Fecha de Creación: 
26 de Febrero de 2020
Informe Especial - Edición 288 Revista Aeronáutica
Vulcano Héroe en la Ayuda Humanitaria

Artículo destacado en la Edición 288 de la Revista Aeronáutica, publicación oficial de la Fuerza Aérea Colombiana.

San Martín y Puerto Rico

Dramáticos momentos vivieron cientos de colombianos que se encontraban en San Martín y Puerto Rico, islas del Caribe azotadas por los huracanes Irma y María, de categoría cuatro, en septiembre de 2017. Desde el momento de la formación de tormentas que evolucionaron a huracanes, el Ministerio de Relaciones Exteriores activó un plan de contingencia para invitar a los colombianos a protegerse y detectar las áreas costeras que eventualmente podrían ser afectadas.

Los testimonios que los damnificados enviaban a los funcionarios consulares eran desgarradores, no tenían agua ni comida, muchos ni siquiera un lugar donde dormir y enfrentaban situaciones de orden público por los saqueos en algunas zonas. No había luz y el calor era insoportable. Desesperados rogaban ayuda. Por ello, la Cancillería, el Ministerio de Defensa Nacional y el Centro Nacional de Recuperación de Personal, CNRP, de la Fuerza Aérea Colombiana empezaron a planear una operación de traslado con el propósito de prestar ayuda humanitaria a los colombianos damnificados y traerlos de regreso al país.

Inicialmente, no hubo noticias de connacionales; no aparecían en los registros porque fueron muchos los lugares devastados por los fuertes vientos y quedaron incomunicados. Al Centro Integral de Atención al Ciudadano de la Cancillería empezaron a llamar personas que preguntaban por sus seres queridos radicados en el exterior. Cientos de colombianos afectados fueron localizados y esa fue la luz verde para que el primer avión de la Fuerza
Aérea saliera en misión.

Por lo general no escribo en primera persona, prefiero dedicarme a preguntar para convertir los pensamientos y palabras de otros en narraciones dirigidas a los lectores. En este caso, no pude desvincularme de la historia. Los noticieros transmitían informes sobre el apoyo a los colombianos afectados por los huracanes que golpearon Centro y Norteamérica, pero el tiempo en televisión es tan corto que no permitía dimensionar lo que había detrás.

A las 10:15 de la mañana del 14 de septiembre partió de CATAM el Boeing 727 FAC 1204 Vulcano con rumbo a la Isla de San Martín, ubicada aproximadamente a 240 kilómetros al este de Puerto Rico y considerada uno de los destinos más exclusivos del Caribe, con un equipo especializado que efectuaría valoración y atención médica, así como, personal de la Cancillería para adelantar las coordinaciones y trámites necesarios en la repatriación. En la isla esperaban al imponente Vulcano 51 personas, 45 colombianos, 4 bolivianos, un rumano y un hindú, entre ellos 22 menores de edad y 3 mujeres embarazadas.

Dos semanas después, nuevamente la Fuerza Aérea extendió sus alas de esperanza, en esa oportunidad atendió el llamado de Puerto Rico “la Isla del Encanto” que sufrió el paso de María el 20 de septiembre. A las cuatro de la madrugada del 27 de septiembre fueron citados en CATAM los funcionarios de las entidades que estaban detrás de esta operación para salir hacia los lugares devastados.

Vulcano despegó a primeras horas del día con el fin de transportar a 184 colombianos afectados. La ejecución del traslado aéreo requirió de un planeamiento especial, ya que el radar del Centro de Comando y Control del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín estaba fuera de operación, lo que limitaba las comunicaciones obligando a efectuar los procedimientos operacionales de manera visual. “La concentración se puso al máximo, el trabajo de la tripulación fue más exigente. Así lo expresó el señor Coronel Sergio Francisco Velásquez, piloto de la aeronave”.

El vuelo de regreso tras dos horas de vuelo hizo escala en el Comando Aéreo de Combate No.3, Malambo, Atlántico, donde aterrizó a las cuatro de la tarde para dejar a 66 de los pasajeros, quienes hicieron el proceso de ingreso al país, dos horas después, despegó hacia Bogotá, allí los esperaban integrantes de la Cruz Roja y sus familias. El proceso de documentación terminó cerca de las once de la noche y a las dos de la mañana del día siguiente, todos estaban de nuevo en CATAM, listos para emprender un nuevo vuelo y transportar a un segundo grupo de repatriados, debido a la magnitud de requerimientos recibidos por la Cancillería y con el indeclinable compromiso de brindar el mayor respaldo a nuestros compatriotas. En esa ocasión, 149 colombianos, 9 ecuatorianos, 4 chilenos y un
hondureño guardaban la esperanza de que un avión de la Fuerza Aérea llegara a la Isla de Puerto Rico.

En total fueron 453 personas trasladadas desde San Martín y Puerto Rico hacia nuestro país en viajes planeados y ejecutados con la consigna de poner a disposición el entrenamiento, profesionalismo y calidad de tripulaciones y aeronaves de la FAC en cualquier lugar del mundo que se encuentre en situaciones adversas.

Continúe leyendo este artículo en nuestra versión impresa. Suscríbase a la Revista Aeronáutica en: https://www.fac.mil.co/node/8675

Autor: 
Revista Aeronáutica - Cancillería Ministerio de Relaciones Exteriores
Enviar a un amigo
Share