Pasar al contenido principal
Logo Top

Un nuevo hito en la aviación militar es escrito por una mujer de Su Fuerza Aérea

El Hércules C-130 es una aeronave de ala alta, con un compartimiento de carga libre, rampa de carga trasera, bodega de carga totalmente presurizada que puede ser adaptada con rapidez para pasajeros, camillas o transporte de tropas. Con capacidad para despegues y aterrizajes en pistas no preparadas. Su versátil estructura ha servido para gran variedad de funciones adicionales, por esta razón es denominada una aeronave multipropósito.

 

“Gracias a ese voto de confianza que me dieron mis superiores, me puedo desempeñar como piloto comandante de la aeronave Hércules C-130. Hoy estoy realizando mi vuelo solo, luego de terminar mi supervisión, acompañada de una tripulación que corresponde a ocho personas” dijo con orgullo la Teniente Coronel Andrea Silvana Díaz Bohórquez, oficial de su Fuerza Aérea Colombiana integrante del curso 75.

 

Hace parte de la tercera generación de pilotos mujeres; ingresó a la Escuela Militar de Aviación Marco Fidel Suárez en el año 1999, con el sueño de surcar los cielos y poner en alto aquellas mujeres que han dedicado su vida a servirle al país.

 

Esforzada e inteligente, ha llevado las pruebas que la vida le ha puesto por ver su sueño cumplido; uno que por generaciones se pensó que estaría solo integrado por hombres capacitados y vivaces pilotos de su Fuerza Aérea. La historia cambio en 1997, donde a las mujeres se les dio la oportunidad de ingresar a la Escuela Militar de Aviación Marco Fidel Suárez (EMAVI) para demostrar que son igual de capaces y comprometidas a la hora de pilotear aeronaves y dirigir misiones.

 

“En EMAVI tuve la oportunidad de manejar aeronaves como T-41 y T-27 en la escuela; una vez me gradué, mi primera base fue en el Comando Aéreo de Transporte Militar-CATAM donde pude desempeñarme como copiloto de Dornier 328; posteriormente, fui trasladada a San Andrés donde hice parte de la tripulación del C-90, estando en esta ultima unidad me asignaron mi primera autonomía en Caravan. Después de todos estos años de esfuerzo y dedicación me siento feliz y honrada de poder ser la primera mujer que le puede abrir el campo a las otras mujeres para poder llegar los equipos pesados de la Fuerza, donde solamente estaban siendo volados por hombres en un principio.” Dijo la Oficial.

 

Es así como en este mes, luego de años de dedicación vio su sueño cumplido, al realizar su “Vuelo Solo” como piloto de un Hércules C-130, una aeronave pesada que por sus características siempre fue asociada a una tripulación masculina.

 

El C-130 despego de la rampa militar del Comando Aéreo de Transporte Militar- CATAM, con destino a la ciudad de Cali y posteriormente hacia el Aeropuerto Internacional Camilo Daza en Cúcuta (Norte de Santander) en un vuelo de más de seis horas en las que puso en práctica la disciplina y experticia adquirida a través de los años.

 

“Fue un vuelo exigente, debido a todas las características que tiene esta aeronave robusta, pero por supuesto, aunque estaba nerviosa sabia que yo tenia toda la capacidad y el conocimiento suficiente para hacer mi trabajo…” dijo con confianza la Teniente Coronel Díaz.

 

 

Una vez terminada su misión con éxito, la Oficial de su Fuerza Aérea bajó de la aeronave con una gran sonrisa en el rostro, con la satisfacción del deber cumplido y la alegría de ver alcanzado un nuevo reto; en tierra se presentó a sus superiores, quienes la felicitaron por su nuevo logro. En la rampa también la esperaban su familia: su esposo, hijos, padres y demás familiares cercanos que celebraron su emotiva llegada.

 

“Es gratificante y ver a mi familia ahí esperándome fue una felicidad indescriptible; ver como me abrazaban mis hijos, ver como a mi papá y a mi mamá se le salían las lagrimas de los ojos por el orgullo… eso fue una experiencia muy bonita y conmovedora.” Expresó la Teniente Coronel Andrea Díaz.

 

En su Fuerza Aérea Colombiana, el 35% del personal lo conforman mujeres, el 15% pertenecen a la especialidad de vuelo entre las que se encuentran pilotos de ala fija y rotatoria, así como navegantes, defensa aérea y operadoras de aeronaves remotamente tripuladas.

 

Mujeres Oficiales, Suboficiales y civiles que diariamente se levantan con la ilusión de traerle grandeza no solo al país sino a su familia, pues siendo hijas, madres o hermanas encuentran satisfacción en abrir caminos a aquellas jóvenes que las preceden.

 

Es por esto, que en el mes de agosto de 2021 se escribió un nuevo hito en la historia de la aviación militar de nuestro país, cuando la Teniente Coronel Andrea Silvana Díaz Bohórquez comandó un Hércules C-130 aeronave militar de transporte de su Fuerza Aérea Colombiana que hasta hace poco, fue sido asociada solamente a pilotos masculinos.

 

“Los sueños hay que buscarlos y se pueden cumplir. Recuerdo cuando yo era una cadete en la escuela y veía al Hércules, por mi mente pasaba la pregunta de ¿Cuándo voy a llegar allá?... ahora lo estoy cumpliendo, lo estoy logrando…no hay nada que con perseverancia no podamos hacer…” expresó al final con una sonrisa en el rosto.

 

Esta Oficial de su Fuerza Aérea se ha convertido en un referente para las mujeres  dentro y fuera de esta Institución, demostrando que con esfuerzo y dedicación se puede lograr cualquier cosa, desde criar niños hasta surcar el cielo.

 

AD ASTRA.

 

 

Autor
Subteniente Alexandra León

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, procurar tu seguridad, mostrarte publicidad de tu preferencia y conocer tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, estarás aceptando su uso. Puedes cambiar su configuración u obtener más información en este enlace.  Ver Política de Cookies

ACEPTO

Fuerza Aérea Colombiana

 

Marca Fuerza Aérea

 

Nuestra misión es volar, entrenar y combatir para vencer y dominar el espacio y el ciberespacio, en defensa de la soberanía, la independencia, la integridad territorial, el orden constitucional y contribuir a los fines del estado.

¡Así se va a las estrellas!