Inicio / Soldado Puerto, su vocación nació en el servicio militar

Soldado Puerto, su vocación nació en el servicio militar

Fecha de Creación: 
28 de Agosto de 2020
Soldado Puerto

En esta ocasión quise resaltar la historia de un joven de escasos 19 años que decidió prestar servicio y portar el uniforme de su Fuerza Aérea Colombiana, sin saber que en él encontraría su vocación y pasión, como le puede pasar a muchos hombres de su edad.
Después de 21 meses de prestar servicio en el Grupo Aéreo del Casanare, el Soldado Puerto anhela seguir su carrera militar como enfermero, inspirado en el trabajo que realiza el personal de esta área, quienes diariamente salvan las vidas de quienes más lo necesitan.

Precisamente su anhelo de salvar vidas se despertó después de un incidente que sucedió en la Base, en el que pudo ayudar a un militar de la Unidad y el Soldado Puerto reaccionó en dos minutos y medio a la ambulancia para que fuera atendido en un centro médico de Yopal rápidamente.

Él, por saber manejar y tener licencia de conducción, presta disponibilidad como conductor, pero ese día no le correspondía la ambulancia, “yo simplemente reaccioné por instinto”, afirmó el Soldado.

Tras este día, empezó a sentir que su pasión está en servir, ayudar y salvar, pues a pesar de que al momento de incorporarse no tenía claro qué hacer con su vida, ya que había perdido el último año de bachillerato y quiso prestar servicio para aclarar sus ideas, al parecer, ésta fue la mejor decisión tomada.

En diálogos con sus superiores, Puerto ha manifestado que desea ser parte de la Fuerza Aérea como Oficial, ya que sueña con salir, graduarse de bachillerato, estudiar enfermería y volver a portar el uniforme Sicta que lo distinguiría como militar de la Institución.

Aunque inicialmente ingresó a prestar su servicio militar durante 18 meses, debido a la pandemia ocasionada por el Coronavirus se extendió su servicio por tres meses más, es decir por un total de 21 meses, tiempo en el que logró ser el Soldado del Trimestre en una ocasión, reconocimiento que fue para él la “experiencia más grata porque por fin sentí que hice las cosas bien”, manifestó Puerto con lágrimas en sus ojos, ya que fue gracias a su reacción inmediata, que finalmente pudo descubrir lo que realmente le apasiona.

Camilo Puerto es el hijo menor de su familia, oriundo de Duitama, Boyacá, inquieto, curioso y travieso, como tal vez son la mayoría de jóvenes a los 19 años, pero hay algo que tiene claro y es que quiere trabajar por su país, para construir una Colombia mejor, en la Institución que le permite volar sus sueños hasta las estrellas.

Este joven ha sabido sacar provecho a las adversidades y cuando se le pregunta qué siente por la Fuerza Aérea, sin titubear responde: Después del hecho ocurrido en enero, conocer a tantos Oficiales y Suboficiales a quienes admiro por el trabajo que realizan, siento mucho aprecio por mi Fuerza Aérea y no me quisiera ir de aquí.

Sin embargo, en los próximos días el Soldado finaliza su tiempo en la Institución, dejando una huella en la historia de la Unidad por su vocación, que, si la sigue trabajando, lo llevará a pertenecer a su amada Fuerza.

Autor: 
Subteniente CRUZ BOGOTÁ MARIA CAMILA
Enviar a un amigo
Compartir