Inicio / Vocación, pasión y educación, cohesión perfecta para alcanzar los sueños

Vocación, pasión y educación, cohesión perfecta para alcanzar los sueños

Fecha de Creación: 
23 de Noviembre de 2020

Fabián Giraldo Morales es oriundo de Armenia, la “Ciudad Milagro”; Orgullosamente egresado del programa de Licenciatura en Educación Física de la Universidad del Quindío. Hace parte de la especialidad de Ciencias de la Educación, perteneciente al Curso Administrativo No 36 de Oficiales de la FAC; es hijo de dos cuyabros trabajadores y pujantes que le enseñaron con el ejemplo, la importancia de aprender valores y principios para aplicarlos en la vida; también a amar su departamento, como a un pedacito de cielo en la tierra. El afirma que: “La clave del éxito, es trabajar en equipo y con la familia” ya que estos son el pilar fundamental de su vida. Es el menor de tres hermanos y desde muy temprana edad, se dedicó a trabajar con su familia arreglando relojes a los ciudadanos de Armenia.

El Teniente Giraldo, es un apasionado al deporte, desde muy joven ha jugado al fútbol, incluso ha representado a su departamento a nivel nacional, haciendo parte de la selección Quindío, donde cumplió su sueño de integrar el equipo profesional de su tierra. Actualmente es el rector del Gimnasio Militar FAC “TC. Flavio Angulo Piedrahita” ubicado en el Comando aéreo de Combate No 1, tiene como meta llegar a ser General o Ministro de Educación, su empeño y esfuerzo cotidiano se orienta a aportar un granito de arena en la formación ética y académica de los estudiantes que hacen parte de la comunidad educativa que lidera.

En esta oportunidad compartió con nosotros como ingresó a la FAC y su experiencia durante este año escolar.

¿Por qué decide ingresar a la FAC?

Mi sueño de niño fue pertenecer a la Fuerza Aérea, me apasionan los aviones y desde que estaba en el colegio era algo que tenía en mi cabeza. Cuando ingresé a la Universidad me di cuenta que para mi carrera realizaban convocatorias y considero que perseguí ese sueño durante todos mis años de universitario, siempre pensando que era una de las mejores formas de ayudar a mi país, sirviéndole y poniendo mi vocación a su servicio. Cuando me gradué, laboré algunos años en colegios y cuando vi la convocatoria, sin pensarlo me inscribí e inicié el proceso. Una de las mayores alegrías que he tenido en mi vida fue cuando me llegó la notificación de que había sido seleccionado; esa emoción y alegría que sentí son indescriptibles.

Cuéntenos, ¿cómo ha sido la educación en este año escolar, cómo asumió este nuevo reto?

Ha sido todo un desafío y aprendizaje con alegrías y complejidades. Sobre todo, si se tiene en cuenta que la esencia de los niños es mimética, es decir, imitan a los adultos que tienen a su lado; también necesitan para su optimo desarrollo jugar, correr y quemar mucha energía. La mayor fortuna ha sido contar con un equipo de trabajo y una planta docente que ama y se apasiona por lo que hace; con un equipo de este tipo, se pueden alcanzar las metas institucionales que se propongan. También es importante destacar que hemos contado con el acompañamiento constante de los padres de familia, junto al compromiso y responsabilidad que han mostrado los estudiantes. Prueba de esto es que estemos posicionados como el primer colegio oficial de Cundinamarca en los últimos años. Además, debe reconocerse el apoyo y acompañamiento constante que han realizado los padres de familia, junto al compromiso y responsabilidad que han mostrado los estudiantes. Esta ha

sido la ecuación perfecta como trabajo en equipo, para lograr que el colegio culminara este año escolar de la mejor manera.

¿Cuál ha sido el mayor desafío que ha enfrentado como docente?

Considero que el llevar el cargo de rector. Es todo un desafío transmitir la credibilidad, motivación, y confianza al equipo de trabajo docente y administrativo. Normalmente en los colegios vemos que el rector es la persona más madura o adulta, a esto es a lo que estamos habituados. El llegar a un colegio de una institución tan prestigiosa, y que te asignen esta responsabilidad, es un reto al que me debo enfrentar diariamente.

Siempre he pensado que el conocimiento no solamente lo da la edad y la educación recibida; también incide lo que se ha vivido; todas las experiencias que otorgan madurez, objetividad y sabiduría. Por otra parte, se debe estar preparado y actualizado, pues la educación cambia constantemente, y es un hecho evidente que el tipo de estudiantes de esta época, no es el mismo de hace un par de décadas. Entonces se debe llegar con propuestas novedosas, con conocimiento fresco y, sobre todo, con empatía y amor por el saber y el conocimiento; es necesario motivar constantemente a los estudiantes para que tengan identidad y sentido de pertenencia, y quizás lo más importante, inculcarles que todo aquello que se propongan lo hagan con pasión, honor, dedicación, perseverancia, y sacrificio; porque ellos son los que van a asumir las riendas del país.

¿Cuál es el legado que le deja a cada uno de los estudiantes que pasan por la institución?

Si logramos inculcarle amor por aprender y saber, a lo largo de su vida, como aprendizaje vital, ya es un inmenso logro. También hay que inculcarles que amen su país, su ciudad, y barrio, que nunca se olviden de las raíces de dónde venimos; que tengan sentido de pertenencia, sean personas disciplinadas, sueñen en grande. En verdad, si los sueños se trabajan con determinación, se pueden lograr. También es necesario que aprendan sobre el temor y respeto por lo divino, que le pidan al creador, guía y dirección porque muchas veces podemos luchar por sueños que no están en la voluntad de él, y les puedo asegurar que los sueños que el tiene para nuestra vida, son mejores que los que nosotros podamos concebir y tener.

¿Cómo cree que va a evolucionar la educación en Colombia luego de atravesar por esta nueva modalidad para gran parte de los estudiantes?

La virtualización de la educación era una realidad para la que no estábamos preparados y nos tocó aprender sobre la marcha. Ya vimos el potencial y las enormes posibilidades que tiene el acceso de la información virtual; también las deficiencias y necesidades que se deben compensar. Si se cuenta con equidad de acceso y con buenas condiciones para todos los niños y docentes, considero que se pueden conseguir grandes resultados; ya por lo menos podemos hablar con mayor propiedad del tema, basados en la experiencia que tuvimos este año.

Autor: 
Comunicaciones Estratégicas CACOM 1
Enviar a un amigo
Compartir