Inicio / Perseo, un superhéroe de cuatro patas

Perseo, un superhéroe de cuatro patas

En las Escuelas de Formación de Caninos, se crían y alistan los perros seleccionados para acompañar a los hombres y mujeres de su Fuerza Aérea Colombiana, en diferentes operaciones a lo largo del territorio nacional.

Razas como pastor alemán, labrador retriever, doberman, rottweiller y el pastor belga mallinois hacen parte del grupo de caninos que son entrenados en el Centro de Instrucción Canino Militar. Los caninos, de la mano de sus guías, son vitales para la Fuerza Aérea, en operativos de detección de narcóticos, explosivos y actividades de seguridad y defensa de las Bases Aéreas.

También tiene en sus filas, caninos que son entrenados con actividades lúdicas y juegos, para que sean el mejor amigo del hombre en actividades militares y faciliten las labores de los soldados garantizando la seguridad en nuestras unidades militares aéreas.

Estos perros inician su proceso de formación desde su primer día de vida y luego de graduarse de su entrenamiento, son enviados a prestar servicios en detección de sustancias, defensa y protección como lo indica el Aerotécnico Jonathan Rubiano, Comandante de la Escuadrilla de Detección de Sustancias en el Grupo Aéreo del Oriente, en el departamento del Vichada.
El semoviente canino Perseo Blair de raza pastor Belga Mallinois, nació el 24 de febrero de 2010 en las instalaciones del antiguo Centro de Instrucción Canino Militar ubicado en la base aérea de CATAM, inició su fase de estimulación temprana, sistema biosensor mostrando buenos resultados, adaptándose a superficies inestables, artificiales, naturales y espacios confinados, además de mostrar sociabilidad con otros semovientes y personas.

En febrero de 2011 el canino realiza curso en la especialidad de detección de explosivos, aprobando satisfactoriamente y certificándose en dicha especialidad en el mes de abril de 2011 demostrando un gran nivel de destreza olfativa para el hallazgo de sustancias explosivas, cuenta Rubiano. .

En el mismo año, el semoviente es asignado al Grupo Aéreo del Oriente e inicia su proceso de adaptación por un lapso de 2 meses evidenciando excelentes resultados, donde se realizaron trabajos de adaptación y climatización, asimilando de la mejor manera el ambiente y lugar de trabajo, inicia su reentrenamiento en detección de sustancias explosivas, mostrando un gran avance y perfilándose a ser uno de los mejores y más efectivos semovientes de la Base Aérea, a la cual dedicaría todo su lapso de vida apoyando las operaciones de seguridad y defensa realizando diferentes operaciones, patrullajes, registros de carga, equipaje, vehículos, dispositivos de vuelo, con un promedio de 2304 registros de operaciones en los 8 años asignado al GAORI, demostrando las capacidades del Escuadrón de Seguridad y Defensa de Bases 205, garantizando la tranquilidad de todo el personal de la Unidad, sirviendo a esta tierra que aunque es alejada e inhóspita, los amigos de callada condición también hacen patria.

Estos animales se han caracterizado por su agudizado sentido del olfato, son los encargados de salvar vidas, en compañía de los miembros de su Fuerza Aérea Colombiana unos incondicionales soldados que, gracias a su trabajo, se han convertido en superhéroes de cuatro patas.
Después de 10 años de servicio, los perros son dados en adopción, siempre y cuando no sean de defensa; estos últimos se quedan disfrutando su jubilación con los miembros de la Fuerza Aérea Colombiana.

La Institución Aérea, haciendo cumplimiento a su misión en defensa y protección de la soberanía del territorio colombiano, en el departamento del Vichada ratifica su compromiso con los habitantes y garantiza la seguridad en el oriente colombiano con los hombres y mujeres del aire, además de los semovientes que son de gran importancia en cada una de las Unidades Militares.

Autor: 
Subteniente Alexandra Quintero Fonseca
Enviar a un amigo
Compartir