Inicio / "Sobreviví al COVID y trabajo para que otros se salven con nuestras aeronaves"

"Sobreviví al COVID y trabajo para que otros se salven con nuestras aeronaves"

Fecha de Creación: 
26 de Noviembre de 2020
"Sobreviví al COVID y trabajo para que otros se salven con nuestras aeronaves"

Cuando somos jóvenes pensamos que somos invencibles, que tenemos toda la vida por delante, que no hay enfermedad que nos trunque, pues nos creemos dueños de nuestro destino. Pero muchas veces ese destino tiene un plan diferente y es necesario encararlo con positivismo, sin importar los obstáculos.

Tal es el caso del Aerotécnico Jaime Amaya, quien a sus 23 años luchó y venció a un enemigo invisible que nos aqueja: el COVID-19. Una enfermedad que muchos jóvenes han subestimado, solo porque los principales afectados son adultos mayores de 60 años. A pesar de ese hecho, alrededor del mundo se ha demostrado que el Coronavirus afecta a grandes y pequeños.

Por tal razón, cuando el Aerotécnico Amaya supo que tenía COVID-19 se sorprendió mucho, puesto que no había tenido contacto con personas contagiadas y siempre había guardado todas las medidas de bioseguridad.

“Vivo con mis papás y desde que empezó la pandemia he sido muy consciente y responsable a la hora de salir de casa, por eso cuando empecé a sentirme cansado y a sentir que me faltaba la respiración, supe que había algo que no estaba bien” cuenta el Aerotécnico.

Es así como luego de hacerse el examen correspondiente y confirmar sus sospechas, entró en una cuarentena estricta en su domicilio, cuidándose siempre con todos los protocolos, como permanecer todo el tiempo con el tapabocas, no salir de la habitación, tener a la mano alcohol y desinfectar todo lo que utilizaba.

“Mi mamá estaba pendiente de mí, de lo que necesitaba y lo mejor que podía hacer era tener una buena recuperación, sin afectar lo más importante para mí: mi familia”

Pasó casi un mes, Jaime Amaya, permaneció en su habitación con los únicos síntomas que eran el cansancio extremo y la falta de oxígeno, tanto que a veces se le hacía difícil hablar o siquiera dar unos cuantos pasos.

El Coronavirus tiene diversos síntomas y no todas las personas pueden reflejarlos. Los síntomas más habituales son la fiebre, tos seca y el cansancio, pero también pueden presentar molestias y dolor de garganta y cabeza, pérdida del sentido del olfato o del gusto, presión en el pecho, incapacidad para hablar o moverse; entre otros indicios de esta enfermedad letal.

“No niego que tuve miedo, uno nunca piensa que va a contraer esta enfermedad que les ha quitado la vida a millones de personas en el mundo y más porque no sabes cómo vas a reaccionar, por eso es importante siempre ser conscientes del cuidado que debemos tener, para que nuestros planes de vida no se vean afectados” comenta Amaya.

Después de esa experiencia y de haber vencido al COVID-19 le da gracias a Dios de poder levantarse y ver a su familia, sonreírle a su papá, abrazar a su mamá y hablar con sus hermanos.

Seguir brindándoles a su familia orgullo y seguir trabajando en su carrera como Suboficial de su Fuerza Aérea Colombiana desde el Comando Aéreo de Transporte Militar, CATAM, donde labora en el Grupo Técnico como operario del taller hidráulico y donde quiere seguir los pasos de su abuelo, siendo tripulante y servir cada día a su país.

Con ese mismo positivismo que lo caracteriza, ahora se levanta más motivado que nunca sabiendo que la labor que cumple en la revisión de cada aeronave permite que más personas puedan recibir una ayuda o permitiendo que se hagan los traslados aeromédicos que salvaran la vida de aquellas personas que se ven afectadas por este enemigo.

Autor: 
St. Alexandra León
Enviar a un amigo
Compartir