Inicio / Distinguido Mayor de Escuela, ejemplo de excelencia y compromiso

Distinguido Mayor de Escuela, ejemplo de excelencia y compromiso

Fecha de Creación: 
21 de Agosto de 2020
Distinguido Mayor de Escuela, ejemplo de excelencia y compromiso

El Alumno Jonathan Steven Ordoñez Cárdenas, un bogotano de 21 años, es el Distinguido Mayor de Escuela del alma mater de la Suboficialidad en la Fuerza Aérea Colombiana, el cargo más alto que puede ostentar un Alumno durante su formación en la Escuela de Suboficiales “Capitán Andrés M. Díaz”.

Este importante título corresponde al Alumno más sobresaliente y ejemplar, quien con méritos cumple con los más altos atributos morales, militares, intelectuales e institucionales, convirtiéndose en la máxima insignia representativa de la institución.
Se le ve caminar por los pasillos de la Escuela, orgulloso de sus logros y siendo un referente para los Alumnos de otros cursos. Para él, ser Distinguido Mayor de Escuela fue una meta que se trazó desde que ingresó a ESUFA, consciente que no era un camino fácil, pero motivado por las palabras y experiencia de su padre quien desde niño le inculcó el amor por la patria y el significado de la palabra vocación.

Para el Distinguido Ordoñez, quien pertenece al programa tecnológico en Abastecimientos Aeronauticos, para ser Distinguido Mayor de Escuela se requiere mucho compromiso, diciplina y perseverancia, mantener un alto grado de exigencia tanto mental como física sin dejar de lado los principios y valores que caracterizan a un militar, siendo en todo momento ejemplo de liderazgo, respeto y honor ante los demás Alumnos de la Escuela.

Una de las experiencias que marcó su decisión de ingresar a la FAC se remonta a su niñez, cuando al lado de su padre se sentaba a ver un programa de televisión “Hombres de honor”, su padre compartía con él todas sus vivencias durante su servicio militar con un sentimiento de orgullo por servir a la nación. Desde entonces, Jonathan Ordoñez supo que este sería el camino que quería recorrer. Por esta razón en el 2018 prestó su servicio militar y un año más tarde se presentó a ESUFA para integrar el curso No. 93 de Suboficiales.

Recuerda el primer día que llegó a la Escuela, cargado de expectativas y con la convicción de querer dar lo mejor de sí en este nuevo reto. Sabía que no sería fácil, dejar a su madre, cambiar sus hábitos y rutinas, acoplarse a un régimen riguroso; es por eso que cada día se exige a sí mismo ser el mejor académicamente, tener un buen rendimiento físico y sobre todo ser ejemplo de integridad, fortaleza y obediencia. Lo reconforta saber que su padre desde el reino celestial y su madre, acompañan su mismo sueño de portar el uniforme azul con alas doradas.

Luego de 20 meses en el alma mater de la suboficialidad y el legado que aprendió de su padre, este joven, futuro Suboficial, define y siente la vocación como un llamado a servir sin esperar nada a cambio. Para él, ser militar no es una profesión, es una vocación y un estilo de vida donde entrega todo a su patria, a su bandera, y a su país, por eso hace una invitación a los jóvenes de su edad para que sueñen con volar alto, conscientes que con disciplina, persistencia y compromiso se pueden superar los límites, especialmente esos que nuestra propia mente crea.

“Ingresar a mi Fuerza Aérea Colombiana fue el inicio de este gran sueño. Quiero aprender y aprovechar cada experiencia para recorrer este camino de servicio al país. Ser Suboficial para mi es un honor, es estar dispuesto a afrontar los retos con plena voluntad, trabajando en equipo y defendiendo con arrojo este país. Me proyecto toda mi vida vistiendo el pixelado que lleva mi apellido y las alas de la Fuerza Aérea en el pecho, espero seguir siendo ejemplo para mis sucesores y motivo de orgullo para mis superiores” expresa el Distinguido Mayor de Escuela Ordoñez mientras ve ondear el tricolor del estandarte nacional.

En diciembre de este año, el Distinguido Mayor de Escuela al igual que los Alumnos del curso 93 dejarán las aulas de ESUFA para ingresar al primer escalafón en la carrera de Suboficiales, una transición que espera con la convicción de ser fiel al juramento de llevar con honor el título de colombiano, ofrendando si es necesario hasta su propia vida por defenderla.

"Así se va a las Estrellas"

Autor: 
Oficina de Comunicación Pública ESUFA- T2 Martha Orozco
Enviar a un amigo
Compartir